Despliega el menú
Balonmano

balonmano

El Bada Huesca vuela con el viento de cola

Los oscenses acumulan seis victorias consecutivas, una menos que su mejor racha en la élite.

Palacio Deportes.Balonmano, Bada Huesca Puerto Sagunto. / 21-11-2020 / Foto Rafael Gobantes[[[FOTOGRAFOS]]]
Adriá Pérez celebra un gol en la victoria del Bada ante el Puerto Sagunto.
Rafael Gobantes

Cisne, Benidorm, Puente Genil, Granollers, Cangas y Puerto Sagunto. El Bada Huescaacumula seis victorias consecutivas, una marca que ha cobrado tintes de histórica, por constituir su segundo mejor récord, y que le convierte en estos momentos en el conjunto más en forma de la Asobal, a excepción del todopoderoso FC Barcelona, que continúa con su ya secular dominio de la competición y que se mantiene invicto. A lo largo de las diez campañas que los oscenses llevan instalados entre los mejores, solo en una ocasión consiguieron engarzar más triunfos. Fue en el curso 2013-14, en el que, entre otros hitos, lograron un billete para competir en Europa. La racha podría ser igualada el miércoles en su visita al Nava (20.00) e incluso superada el sábado en Pamplona ante el Anaitasuna (19.00).

Se consiga o no la excepcionalidad de lo logrado hasta ahora quedará en los anales porque poco de lo que está ocurriendo desde que el curso se puso en marcha en septiembre se puede tildar de habitual. Los altoaragoneses han tenido que superar múltiples complicaciones, desde las que se pueden considerar gajes del oficio como las lesiones, hasta los aplazamientos por los positivos por covid-19, todos en los equipos rivales, que incluso les han hecho tener que dar la vuelta a mitad de trayecto en largos desplazamientos en autobús, y que les han obligado a tener que adaptarse a un calendario muy cambiante. Entre la primera victoria, la sumada ante el Cisne por 24-31, y la segunda, la conquistada frente al Benidorm por 31-30 con un gol de Pinto en el último instante pasaron 17 días en los que se suspendieron tres encuentros. Ahora, si el coronavirus respeta al Bada y a sus rivales, hasta el 19 de diciembre tiene fijados ocho compromisos para dejar la clasificación lo más actualizada posible. Esa tabla, que a duras penas sirve como referencia puesto que los cruces pendientes son la norma en todos los conjuntos, dicta que el Bada marcha séptimo con doce puntos, una desahogada posición que le permite ver los puestos de descenso directo a nueve de distancia algo que en el inicio de la liga parecía impensable.

El bloque que dirige Jose Nolasco saldó sus tres primeras jornadas con derrotas, lo que le empujó al fondo de la tabla. Según explicaba por entonces el técnico, el equipo entrenaba bien, pero luego no competía. Se cayó por uno en el debut ante el Guadalajara (22-23), por diez contra el Atlético Valladolid (25-35) y por seis con el Bidasoa (27-21).

En el victorioso desplazamiento a tierras gallegas, en el que por fin se plasmó sobre la pista lo ensayado, cambió la dirección del viento, y la forma en la que los altoaragoneses se impusieron al Benidorm recuperando en el tramo final una desventaja de cuatro goles lo aceleró. Después partido tras partido la maquinaria se ha ido engrasando. “Es una cuestión mental de trabajo y confianza”, resume Nolasco.

Lejos de grandes individualidades, la receta que se está aplicando es la del colectivo. Unos días brillan jugadores más experimentados como Tioumentsev o Pinto, baja en los últimos partidos, otros jóvenes valores como Sergio Pérez o Carmona, sus máximo goleadores con 32 y 33 dianas, y otros los porteros; clave fue Espinha ante el Puente Genil (28-30). El nivel que exhiben todos sus hombres es similar y, manteniendo un ritmo constante, sus oponentes acaban claudicando. Un buen ejemplo fue la victoria del sábado ante el Puerto Sagunto (23-19). Después de llegar al descanso con un 8-10, los valencianos no pudieron seguir un ritmo que no quiere parar.

Etiquetas
Comentarios