Despliega el menú
Balonmano

balonmano

El Bada Huesca tampoco jugará esta semana por la covid-19

La aparición de positivos en el Puente Genil, siguiente rival de los oscenses, fuerza el tercer aplazamiento consecutivo.

Los jugadores del Bada Huesca reciben instrucciones durante un partido.
Los jugadores del Bada Huesca reciben instrucciones durante un partido.
Rafael Gobantes

Ya son tres los partidos aplazados de forma consecutiva y cinco, aunque es probable que la cifra suba, los que se van a disputar fuera de la fecha en la que inicialmente estaban previstos. El Bada Huesca se impuso el pasado 4 de octubre al Cisne en Pontevedra por 24-31 y desde entonces no ha podido jugar ni con el Nava, ni con el Villa de Aranda, ni, con el Puente Genil.

El representante aragonés en la Asobal debería de haber visitado a los cordobeses el próximo viernes. Sin embargo el duelo fue suspendido este martes por el Comité de Competición de la Federación Española siguiendo la petición realizada por los andaluces. La causa, la misma que en todos los encuentros anteriores, la aparición de positivos por coronavirus. El Puente Genil informó el sábado de que contaba con dos casos después de que la sospecha de que uno de sus miembros se encontrase contagiado forzase a que desde hace una semana el equipo se haya mantenido en aislamiento domiciliario, lo que ya motivó que el pasado fin de semana no jugase su partido con el Anaitasuna.

En total, son ya ocho, de los 18 conjuntos que componen la máxima categoría del balonmano nacional, los que han detectado en sus filas infectados por covid-19. De hecho, solo dos de las ocho jornadas que se deberían llevar disputadas se han podido celebrar al completo, la segunda y la cuarta. En la última, únicamente se jugaron tres partidos.

La falta de un protocolo común, la necesidad de muchos de los jugadores de tener que compatibilizar la práctica deportiva con los estudios u otros trabajos, lo que incrementa el riesgo de exposición al virus, y el uso hasta la fecha de test rápidos serológicos, más baratos que los PCR, pero menos fiables, explican en parte una situación que desde diversos ámbitos deportivos se apunta a que podría replicarse en el resto de ligas no profesionales; todas salvo la ACB y la Primera y la Segunda División de fútbol. Los test de antígenos, económicos y muy seguros en sus resultados, son una de las soluciones en las que están puestas las esperanzas para recuperar cierta normalidad.

El próximo encuentro del Bada está fijado para el 21 de octubre contra el Benidorm, será el correspondiente a la sexta jornada ya aplazado en su momento por unos falsos positivos de los alicantinos. Tres días después debería llegar a Huesca el Cuenca, que en estos momentos tiene 16 contagiados.

Etiquetas
Comentarios