Despliega el menú
Balonmano

balonmano

José Nolasco, técnico del Bada Huesca: “300 espectadores son muy pocos”

El preparador de los rojillos, descontento con el debut en el Palacio de los Deportes, asume que “habrá que acostumbrarse” a la nueva situación.

Nolasco, durante el partido del miércoles ante los alcarreños.
Nolasco, durante el partido del miércoles ante los alcarreños.
Rafael Gobantes

La apertura de la temporada en la Liga Asobal, con un aforo permitido de 300 espectadores y derrota ante el Guadalajara (22-23), confirmó el carácter insólito de un curso recién iniciado para el Bada Huesca. La vuelta a la competición seis meses después de que se paralizara la temporada pasada mostró lo que puede convertirse en tendencia y los rojillos abogan por adaptarse lo antes posible a un escenario que puede deparar sorpresas y beneficiar a los equipos visitantes.

Al menos esto extrae como primera lectura el entrenador de los oscenses, José Francisco Nolasco, que se refiere a "situaciones anómalas a las que tenemos que adaptarnos. En algunas pistas habrá 600 personas, en otras cien o ninguna. Si queremos que el deporte de competición se ponga en marcha tendremos que adaptarnos y saber jugar con este tipo de situaciones".

La incertidumbre en una actividad que requiere tan altos niveles de concentración "no es el mejor acompañante de viaje", en opinión del técnico. Desde que comenzó la pretemporada, los equipos de la Asobal se han sometido al desconocimiento: no saber si jugarían con o sin aficionados o someterse a pruebas PCR con el temor a un positivo. Nolasco está convencido de que todo ello "influye más al inicio. Estoy seguro de que a los futbolistas les pasó lo mismo cuando se jugó sin público. Al final el cuerpo y la mente se adaptan". Cree que de este modo resultará "más difícil jugar en casa que como visitante, se pierde esa presión y la ventaja que se tenía antes. 300 espectadores son muy pocos".

Ante la incertidumbre por lo que va a pasar, el Bada Huesca se centra en lo deportivo, que lo que sí se puede preparar. Y la competición da la oportunidad de redimir la derrota este sábado de nuevo en el Palacio de los Deportes y con el Valladolid como rival (20.00). Por eso, el entrenador también se quedó con un sabor amargo ante lo visto en la pista. "Cuando fallas 26 lanzamientos, varios delante del portero, las sensaciones no son buenas. Y me sorprendió porque la plantilla venía de trabajar durante la pretemporada con intensidad, las perspectivas eran óptimas", añade.

A pesar de que la situación en los graderíos pudo pesar, Nolasco no quiere que sirva de excusa. Tampoco las tres semanas sin competir; las dos primeras no se disputaron amistosos para evitar la posibilidad de contagios, y la última por la cancelación de las dos primeras jornadas: "Influye, pero no debe ser así. Podemos hacer las cosas mucho mejor, no espero otra cosa".

Lo intentarán ante un Valladolid que ha hecho pocas incorporaciones y "tiene puntos a favor y en contra. Corre bien. La clave es saber jugar y aprovechar las debilidades del rival. Todos los equipos son ganables y podemos perder con todos".

Etiquetas
Comentarios