Despliega el menú
Balonmano

balonmano

La reacción del Bada ante el Guadalajara se queda sin premio

Los oscenses no pudieron brindarles la victoria a los 300 espectadores que les acompañaron en su debut liguero a pesar de entrar en el último minuto con opciones de puntuar (22-23).

El Palacio de los Deportes albergó a 300 espectadores.
El Palacio de los Deportes albergó a 300 espectadores.
Rafael Gobantes

Después del aplazamiento de los partidos de la semana pasada, el Bada Huesca no pudo comenzar la temporada con buen pie brindando la victoria a los 300 aficionados que le acompañaron en el Palacio de los Deportes en el primer partido que se jugaba con público en Aragón desde el estado de alarma. El óxido acumulado tras más de seis meses sin competir se hizo notar en los brazos de los oscenses, que tuvieron grandes dificultades para enviar el balón a la red, pero que aún así, gracias a su tesón lograron entrar en el último minuto con opciones de, al menos puntuar, frente a un Guadalajara que se antoja un conjunto destinado a pelear por seguir un año más en la Asobal (22-23).

El gol con el que el Bada Huesca abrió el curso lo marcó Pinto. Se había sobrepasado el minuto cinco y fue desde los siete metros. Para ver una diana local con el juego vivo hubo que esperar más de diez, lo firmó Adrià Pérez. De hecho, durante toda la primera mitad los tantos llegaron con cuentagotas y solo en el tramo final su cadencia comenzó a acelerarse.

La llave para abrir el muro levantado por el joven grupo dirigido por Mariano Ortega, con permiso de Hombrados, que a sus 48 años sigue colocándose bajo los tres palos, estaba bien escondida. Nolasco tuvo que pedir tiempo muerto al cumplirse el cuarto de hora. Entonces el marcador reflejaba un 3-6 y después las cosas empeoraron hasta un 4-9. A partir de ahí un parcial de 3-0 con dos tantos de Carmona y uno de Oier García ajustaron el duelo e incluso se pudo haber logrado el empate antes del descanso, al que se llegó con un 9-10.

Tras el receso, los alcarreños volvieron a escaparse. Paso a paso engordaron un cómodo colchón de cuatro tantos que solo Montoya logró mitigar.

Con 17-20, Ortega observó que algo no iba bien y llamó a capítulo a los suyos. No le faltó razón. Al Bada se le veía cada vez más enchufado. Adrià Pérez puso el 21-22 y Montoya estableció las tablas a falta de menos de tres minutos. En inferioridad numérica Nieto acarició el 22-23. De Souza no perdonó en el otro lado del campo con segundos por disputarse y aunque Pinto tuvo un lanzamiento desde los siete metros, no se pudo rescatar al menos el empate.

Ficha técnica

Bada Huesca: Espinha, Montoya (6), Carmona (3), Tioumentsen (2), Adrian Pérez (3), Nekkrushets, Marcelo, Oier García (1), Rodrigo Benites, Gucek, Alonso, Sergio Pérez (2), M. Malo (1), Asier Nieto (2), Joao Pinto (2), Dani Arguillas.

Quabit Guadalajara: Saeid, Romanillos, Savini (5), El Korchi, De Souza (6), Sanz (2), Román (1), Javier Rodriguez, Gallardo (2); Paredes (2), Mouriño (3), Alejandro López, Dariel García, Díaz (2), Santamaría, Hombrados.

Parciales: 0-1; 1-2; 3-6; 4-8; 7-9; 9-10. 10-11; 12-14; 14-18; 17-20; 19-22; 22-23.

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada de Asobal. 300 espectadores en las gradas.

Etiquetas
Comentarios