Despliega el menú
Balonmano

balonmano

El Bada Huesca inicia la Asobal con público en la grada

Los oscenses reciben al Guadalajara con un tope de 300 espectadores en el Palacio de los Deportes que podría elevarse a mil si Sanidad lo autoriza.

El Palacio de los Deportes de Huesca está preparado para recibir público
El Palacio de los Deportes de Huesca está preparado para recibir público
Rafael Gobantes

ya metida de lleno en el día a día, y lo hará con público en la grada. El Bada Huesca recibe esta miércoles en el Palacio de los Deportes al Quabit Guadalajara (20.30) dentro de la jornada 2 de la Asobal y después de que la semana pasada se aplazase la disputa de la primera y la tercera, que había sido programada en segundo término. Los oscenses, que llevan preparando la cita con mimo tanto dentro como fuera de la pista desde hace tiempo, volverán a competir en su feudo por primera vez desde el pasado 16 de febrero, cuando cayeron por 26-32 ante el Barcelona en el penúltimo de los partidos que pudieron disputar antes de la suspensión de la liga por la declaración del estado de alarma. Presenciando el regreso podrá haber al menos hasta 300 espectadores, el tope marcado por la legislación vigente, aunque éste podría elevarse hasta los mil si finalmente Sanidad aprueba la solicitud enviada por el club, que abarcaba el compromiso con los alcarreños y el siguiente ante el Atlético Valladolid del sábado, y que anoche seguía estudiando.

Dentro de un panorama general en el que la presencia de público en los eventos deportivos se ha convertido en una rareza –tanto la Primera División como la Segunda División de fútbol, como la ACB se resolvieron a puerta cerrada–, el balonmano se está convirtiendo en una excepción y en cierto modo en un pionero. La Supercopa masculina y la Copa de la Reina fémina se han disputado en fechas recientes con gente en la grada, escasa eso sí, e incluso hubo amistosos de pretemporada en los que no se estableció la puerta cerrada. El Bada, sin ir más lejos, disputó dos en tierras vascas frente al Bidasoa.

A la espera de que el Consejo Superior de Deportes publique el protocolo que regirá de forma general sobre todo el deporte español, algo que podría ocurrir la semana que viene, las normativas a las que se están teniendo que ceñir las diferentes disciplinas son las estipuladas por las federaciones, sus ligas y sus comunidades autónomas. En la Asobal, el reglamento que se ha consensuado queda supeditado al dictamen de los gobiernos regionales. Así, en Aragón la normativa que regula la presencia de público en los acontecimientos deportivos viene pautada desde el establecimiento de la denominada ‘nueva normalidad’ por la orden de Sanidad publicada el pasado 20 de junio. En su artículo 17 se estipula que en los lugares cerrados, cuando, a pesar de las limitaciones de aforo, éstas permitan sobrepasar los 300 espectadores, será necesaria la autorización de la Dirección General de Salud Pública para hacerlo. Es decir, el mínimo que pueden acceder son 300.

El Bada Huesca entrenó el martes antes de su debut liguero.
El Bada Huesca entrenó el martes antes de su debut liguero.
Rafael Gobantes

Para poder albergar a sus aficionados, el Bada va a tener que ejecutar una serie de normativas avaladas por el Patronato Municipal de Deportes de Huesca, propietario de la instalación. Las taquillas quedarán abiertas desde una hora antes para retirar entradas y los carnés de abonados, cuya campaña arrancó el lunes con un buen ritmo de renovaciones. Antes de acceder al pabellón, que deberá ser desinfectado tras el encuentro, habrá que lavarse las manos con hidrogel, no se podrá retirar la mascarilla en ningún momento y queda prohibido el consumo de bebida o comida en las butacas. Éstas han sido acotadas con cintas para señalar aquellas de las que se pueden hacer uso respetando así las distancias de seguridad.

En el plano estrictamente deportivo, los jugadores se sometieron el lunes a test de tipo PCR sin que se detectase ningún positivo por lo que el técnico José Nolasco tiene disponibles a todas sus piezas salvo a los lesionados Álvaro del Valle, que arrastra una dolencia en la espalda, y Domingo Mosquera, con problemas en una clavícula. El objetivo de los oscenses en esta nueva campaña es el de pasar menos apuros que en la anterior, en la que un mal inicio marcado por los contratiempos físicos les condenó a verse siempre en los últimos puestos de la tabla. Para ello se ha apostado por dar continuidad al bloque reforzándolo con el ya mencionado Mosquera, además de con el portero Miguel Espinha, el primera línea Janek Gucek y el lateral izquierdo Oleksandr Nekrushets.

La pretemporada ha dejado buenas sensaciones con tres victorias y una derrota. Se superó al Anaitasuna por 26-25 en el primer amistoso y después hizo lo propio con el Granollers (25-32). En el doble enfrentamiento con el Bidasoa cayó primero por 31-25 y venció después por 24-25.

Etiquetas
Comentarios