Despliega el menú
Balonmano

balonmano

El Bada Huesca se pone en marcha con una plantilla continuista y la máxima precaución

El conjunto oscense inicia este lunes la pretemporada tras haberse sometido a test PCR

Alegría en los jugadores y técnicos del Bada tras la victoria.
Alegría en los jugadores y técnicos del Bada tras la victoria.
Rafael Gobantes

Por la mañana gimnasio divididos en turnos y por la tarde pista unos y carrera continua por el exterior otros. El Bada Huesca inicia su pretemporada tras cuatro meses de inactividad y con la covid-19 muy presente, tanto en el horizonte más cercano como en las fechas que están por llegar. Varios miembros de la plantilla ya se sometieron entre el miércoles y el jueves pasado a test PCR, con resultados negativos en todos los casos, y el lunes lo volverá a hacer un nuevo grupo. Hasta que no el club no tenga los análisis de todos en la mano, algo que se espera para el martes, la plantilla no entrenará de forma conjunta.

El representante aragonés en la Asobal se pone en marcha antes de lo que venía siendo habitual en anteriores ejercicios porque también la competición arrancará de forma más temprana. La primera jornada de una liga cuyo calendario se conocerá este lunes y que se ha visto ampliada hasta los 18 equipos está fijada para el 2 de septiembre. Serán por tanto cinco semanas de preparación, una menos de lo que se entiende como lo ideal, lo que no quita para que el cuerpo técnico estime el periodo de tiempo con el que va a contar como suficiente.

El objetivo de las primeras sesiones será comprobar el estado físico en el que se encuentran los jugadores, que durante el parón se han estado ejercitando en solitario siguiendo los ejercicios que se les han hecho llegar, y recuperar las sensaciones dentro de la pista y con el balón. Por ello, la exigencia va a ir en aumento, también con la meta de evitar al máximo las lesiones, uno de los aspectos que condicionó todo el pasado curso y que provocó que el bloque no empezase a carburar hasta la segunda vuelta.

En el momento en el que la liga se tuvo que cancelar, el Bada era penúltimo a dos puntos de la salvación. Sin embargo, atendiendo solo a los resultados de la segunda vuelta, hubiese sido de los conjuntos cabeceros a pesar de haberse enfrentado ya al intratable Barça y al segundo, el Ademar León, con el que empató a domicilio (26-26). Ahora, la primera meta dentro de una campaña atípica que apunta a comenzar sin público en las gradas y sobre la que se cruzan los dedos para que no se tenga que detener por brotes de coronavirus será asegurar la permanencia. Las cuatro últimas plazas supondrán la pérdida de categoría de forma directa y la quinta empezando por el final obligará a jugar una promoción. 

Con respecto al equipo con el contaba al final del último curso, José Nolasco, que seguirá siendo el entrenador, pierde a Marco Mira, Jorge Gómez, Quique Camas y Filipe Mota. En cambio, se han incorporado el portero Miguel Espinha, el primera línea Janek Gucek y el lateral izquierdo Oleksandr Nekrushets para conformar un grupo de 17 jugadores en el que también están los porteros Arguillas y Broto, el primera línea Tioumentsev, los centrales Malo y Sergio Pérez, los laterales Marcelo, Del Valle, Nieto y Pinto, los extremos Oier García y Adriá Pérez, y los pivotes Montoya y Benites. Además, durante la pretemporada también se contará con Quique Lacasta, Iker Puértolas, Luciano Scaramelli y Paul Alonso, miembros del filial de Primera Nacional.

Para poder llevar a cabo los entrenamientos se va a aplicar un estricto protocolo que incluye, entre otras normas, la constante desinfección, el uso de mascarilla cuando no se realice ningún ejercicio, la limitación del aforo del vestuario al 50% y el uso de papel desechable. También se va a tratar de limitar, siempre que sea posible, los contactos y respetar las separaciones.

En cuanto a los amistosos, se han programado cuatro contra tres rivales de nivel. El 8 de agosto llegará a Huesca el Anaitasuna de Pamplona y cuatro días después los de Nolasco visitarán al Granollers. Para el 14 y 15 de agosto hay previsto un doble cruce con el Bidasoa en las localidades de Orio y Hondarribia. 

Etiquetas
Comentarios