Despliega el menú
Balonmano

Balonmano

El Bada Huesca visita al Bidasoa impulsado tras la victoria con el Anaitasuna

Los oscenses continúan contando con las bajas de Carmona, Montoya, Malo y Pinto.

El Bada perdió ante el Ademar León en su estreno en el Palacio (24-27).
El Bada perdió ante el Ademar León en su estreno en el Palacio (24-27).
Verónica Lacasa

Una victoria siempre hace ver las cosas de un color brillante y si además te ayuda a abandonar el farolillo rojo de la clasificación el fulgor todavía es más intenso. Tras sumar el sábado ante el Anaitasuna su segundo triunfo de la temporada con el que subió hasta la undécima posición (30-26), el Bada Huesca abre este miércoles la séptima jornada de la Asobal visitando al Bidasoa (20.15), subcampeón el curso pasado y conjunto que se encuentra compitiendo actualmente en la Champions League.

El hecho de que apenas haya habido margen entre un encuentro y otro hace que los oscenses sigan contando con cuatro bajas. Carmona y Malo están próximos a reaparecer, de hecho si la cita hubiese sido en fin de semana desde el club se estima que hubiesen podido jugar, mientras que a Montoya y Pinto el momento de volver a vestirse de corto aún les queda lejano.

Esta carencia sistemática de efectivos desde antes del inicio de la liga está lastrando la evolución del grupo que dirige José Francisco Nolasco. “Estamos entrenando demasiado justos, por lo que el ritmo de progresión está siendo lento”, expone el técnico quien también lamenta el poco tiempo del que ha dispuesto para preparar la cita: “Somos un equipo que necesitamos de todos nuestros recursos para superar a los buenos conjuntos y tener solo tres días nos limita”.

Al rival, que marcha quinto en la Asobal con cuatro triunfos, un empate y una derrota, lo califica como “un gran bloque muy consolidado”. “Tienen un juego muy característico, repetitivo y efectivo en el que cada una de sus piezas sabe cómo jugar y han creado una serie de automatismos”, describe a los vascos.

En el ataque del Bidasoa resalta Roberto Salinas, un ex del Bada, así como Jon Azkue, Leo Renaud-Davi, Rudi Seri y los pivotes Esteban Salinas e Iker Serrano. “Pueden lanzar desde nueve o diez metros, jugar con el pivote o buscar penetraciones”, subraya Nolasco, que en defensa sitúa la atención “en su gran bloque central”.

Etiquetas
Comentarios