Balonmano

Balonmano

Día de rafting para el Bada Huesca

Los oscenses vivieron en Murillo de Gallego una jornada diferente dentro de su pretemporada.

El Bada Huesca continúa con su puesta a punto de cara al inicio de la Asobal dentro de exactamente un mes. Los oscenses, que retomaron los entrenamientos el pasado viernes, han vivido este miércoles una jornada diferente en la que el objetivo, más que la preparación física o el aprendizaje de la táctica, era reforzar los lazos de unión en un grupo al que han llegado cuatro caras nuevas este verano. Así, el conjunto dirigido por José Nolasco practicó rafting en Murillo de Gallego. Los Marco Mira, Alberto Val, Gerard Carmona y compañía tuvieron que hacer frente a unas aguas movidas e incluso alguna de las balsas acabó por dar la vuelta.

Los altoaragoneses, toda vez que el martes ya se incorporaron los internacionales júnior Jorge Broto e Iván Montoya, que contaban con un permiso especial del club tras su participación en el Mundial, encararán ahora sus primeros amistosos de la pretemporada. Así, tras unas fiestas de San Lorenzo en las que solo contarán con una tarde libre, la primera toma de contacto con la competición llegará entre el 16 y el 17 de agosto en Pamplona. Allí participarán en un torneo junto al Anaitasuna, el Billere Handball Pau Pyrénees y el BM Logroño La Rioja.

En estos primeros días de entrenamiento, el Bada se está viendo obligado a trabajar en el pabellón del colegio Pedro J. Rubio debido a los trabajos de mantenimiento a los que se está sometiendo el Palacio de los Deportes, su hogar habitual, tras los problemas con la lluvia que lleva sufriendo este verano. La idea que se maneja en el cuerpo técnico es la de arrancar con cargas livianas de trabajo que van en aumento con el paso de los días y que volverán a decaer antes del inicio de la liga.

Etiquetas
Comentarios