Despliega el menú
Balonmano

balonmano

El Bada Huesca visita al Alcobendas, colista ya descendido

Los oscenses, de nuevo con problemas físicos, mantienen el objetivo de seguir peleando por la zona noble de la Asobal.

El canterano del Bada Huesca Miguel Malo, durante el partido con el Bidasoa.
El canterano del Bada Huesca Miguel Malo, durante el partido con el Bidasoa.
Rafael Gobantes

Restan cuatro jornadas para el final de la Asobal, el Bada Huesca es séptimo, persigue la sexta plaza, la que ocupa el Cuenca a una victoria de distancia, y sueña con la cuarta, la del Granollers, alejado a cuatro puntos. Con ese objetivo y ese anhelo sobre la mesa de cara al tramo final de la temporada, en la visita de este sábado al Alcobendas (18.00) se entiende que la victoria debe ser prácticamente de obligado cumplimiento. No en vano, los oscenses tendrán enfrente al colista, descendido ya matemáticamente en la jornada anterior. Aún así, el técnico José Nolasco no se fía porque "nos enfrentamos a un equipo que jugará sin ningún tipo de presión, mientras que para nosotros es al revés".

Parte de las urgencias con las que partirán los altoaragoneses en su choque en tierras madrileñas derivan de la abultada derrota sufrida la semana pasada ante el Bidasoa, segundo clasificado, en el Palacio de los Deportes (19-34) en un partido en el que, una vez más, los problemas físicos volvieron a ser todo un lastre. "Las lesiones no nos están permitiendo entrenar bien porque los que lo hacen estan cansados al tener que realizar muchas repiticiones, además de jugar luego mucho", expone Nolasco, añadiendo que aunque entren en la pista no quiere decir que estén sanos del todo. "Los que juegan lo hacen tocados", reconoce. Así, entre las dudas con las que contará aparecen Bonano, Carmona y el lateral argentino Nicolás Zungri, del que el club ha comunicado que no continuará la próxima temporada y que, de hecho, ha firmado por el Sinfín.

Del Alcobendas, Nolasco destaca cuatro nombres, Asier Nieto, los experimentados Alfonso de la Rubia y Catalina, y el portero Patotski, una de las revelaciones de la temporada. Escasos mimbres de todos modos para lograr la permanencia. "Fuera de ellos el equipo es mucho más normal y afrontar una competición basándote en poco más de seis jugadores es muy complicado", comenta el preparador del Bada de un rival que hasta el momento ha sumado siete puntos con tres victorias y un empate.

"Realizan una defensa individualizada en 6-0 y 5-1. Su mayor virtud es correr en primera o segunda oleada y en el saque de centro, así meten muchos de sus goles, y en estático realizan un ataque muy elaborado", describe.

En el choque de ida en Huesca, el resultado fue de 26-22. Después de una primera parte que se saldó con un 10-13, los locales remontaron en la segunda.

Tras la cita con el Alcobendas, al Bada le quedarán tres encuentros. En una semana recibirá al Liberbank Cuenca, después se desplazará para visitar al Atlético Valladolid y cerrará el curso en el Palacio de los Deportes con el poderoso Barça Lassa, ya campeón de liga.

Etiquetas
Comentarios