Balonmano

Bada Huesca se queda frío tras rozar una gran victoria

Un gol de Marcelo ha puesto a los locales 25-22 con poco más de dos minutos y medio por jugar. Desde los siete metros ha empatado Logroño. Gran partido y protestas a los árbitros.

Álex Marcelo se eleva para lanzar durante el Bada Huesca-BM Logroño disputado en el Palacio de los Deportes.
Pablo Segura

Un empate que frente al Balonmano Logroño a priori puede ser considerado un preciado bien, le ha parecido muy poco al Bada Huesca en el partido disputado este sábado en el Palacio de los Deportes. El 25-25, resultado tras una lucha sin cuartel entre gigantes, es como quedarte en los lados del podio cuando en la parte alta y central estaban ya escribiendo tu nombre. Y es que los rojillos se han quedado tan cerca de la victoria, de una victoria tan esplendorosa, que al final ha recorrido la pista y la grada, en diferentes grados, una sensación de fastidio. También de enfado con los colegiados.

El Bada Huesca y se ha quedado frío después de comprobar que Logroño ha dado la vuelta al electrónico casi sin margen para ello. A poco más de dos minutos y medio para la conclusión, un gol imposible de Marcelo, en amenaza de pasivo, ha situado a los oscenses tres arriba (25-22). El fulgurante 25-23 y dos siete metros en contra señalados por la pareja arbitral han permitido a los riojanos hallar un punto del Palacio in extremis. El segundo penalti ha encontrado bastantes protestas. Cosa que han recordado a los jueces del encuentro desde la grada al cierre del mismo.

El choque ha sido vibrante, toda una titánica batalla, con las defensas aplicándose a tope de intensidad. De un lado el muro local no se ha agrietado pese a las armas de asedio a disposición de Logroño; de otro, la fortaleza riojana se ha visto obligada a multiplicarse y, además, a recurrir de su inspirado último guardián. Ahí, entre los palos, Hernández ha logrado hacer crecer más su imponente fachada.

Para apoyar las quejas de los aficionados del Bada Huesca a los árbitros sí que hay un par de datos que pueden indicarse: los locales terminaron el partido con cinco exclusiones y los visitantes con tres, con cuatro lanzamientos de siete metros para los de casa y nueve para los de fuera. Sorprende que la diferencia sea tan apreciable cuando en la pista el vigor de las defensas ha reflejado una equidistancia.

Tampoco en el marcador las oscilaciones han dado mucho de sí. Cuando Logroño se ha puesto 2-5 en los compases iniciales, el técnico José Francisco Nolasco ha pedido un tiempo muerto y rápidamente su equipo se ha activado. A partir de ahí, poco a poco ha ido conteniendo el poderío riojano y especialmente ya cerca del descanso ha conseguido superar con menos problemas la defensa enemiga.

Con 11-10 ha dado inicio una segunda parte en la que Logroño ha salido pegando fuerte y ha tomado una ligera ventaja. Durante un puñado de minutos, Bada Huesca ha aguantado el pulso pese al hercúleo brazo del rival. Entre los rojillos con Ostojic muy clarividente en ataque. El primera línea serbio ha firmado el 24-21 a cinco para el final, en los mejores compases de los de casa. Luego ha surgido el 25-22 y a continuación el desenlace que ha dejado un sabor amargo entre los altoaragoneses, quienes ya se relamían con el dulzor de lo que iba a ser un enorme triunfo. Ambos han demostrado su actual clasificación.

Ficha técnica:

Bada Huesca (25): Jorge García (po), Mira, Bonanno (1), Félez (1p), Carró (6), Carmona y Adriá Pérez (2) -siete inicial-. Ostojic (8), Mota (1), Zungri (1), Camas, Val, Marcelo (5) y Arguillas (po).

BM Logroño (25): Hernández, Ilic (1),Erik, Kusan (2), Scott (2), David (1) y Garciandía (3) -siete inicial-. Fekete (2), Sánchez-Migallón (7, 5p), Moreira (1), Kukic (2), Del Arco (2) y Eduardo (2p).

Parciales cada cinco minutos: 2-3, 3-5, 4-6, 5-7, 7-10, 11-10 (descanso); 12-11, 14-14, 16-16, 19-18, 23-21 y 25-25.

Árbitros: Escoda Pérez y Sánchez Bordetas. Excluidos con dos minutos los locales Mota (2), Zungri, Mira y Bonanno, y los visitantes Kusan (2) y Kukic.

Incidencias: Partido de la jornada 5 de Asobal en el Palacio de los Deportes ante unos 800 espectadores, con un numeroso grupo de seguidores riojanos.

Etiquetas
Comentarios