Balonmano

Oier García está de vuelta

El extremo del Bada Huesca ya tiene alta médica. Podría tener minutos en el duelo de este sábado ante Logroño, cuarto contra tercer clasificado.

Oier García, Miguel Escuer y el técnico José Francisco Nolasco en el acto de este jueves en Huesca.
Rafael Gobantes

Este sábado, el técnico José Francisco Nolasco podría contar con un elemento extra para el difícil y a su vez atractivo partido que disputa el Bada Huesca en casa ante el BM Logroño (18.30). En sus últimas actuaciones, rayando siempre a un nivel bastante alto, el equipo altoaragonés no contaba con la fuerza y la decisión de uno de sus pivotes, Oier García, apartado de las pistas por una rotura muscular de la que ya tiene el alta médica. Tampoco es segura su presencia. En caso de dudas primará la precaución. Aunque a tenor de sus declaraciones este jueves es posible que terminen primando sus ganas por participar en un duelo tercero contra cuarto de la liga Asobal.

“Las sensaciones han sido buenas”, ha relatado Oier García, quien aún así sume que “va a estar complicado llegar al partido. La idea es no forzar”. Sin embargo él mismo se convence unos segundos después para afirmar que “si lo necesita el equipo allí estaré para lo que sea”. Quiere participar ya. En el Bada Huesca las cosas funcionan y desea sumarse cuanto antes.

“El equipo viene muy bien. Hizo un partidazo en Guadalajara (ganó de cuatro)”, donde ha recordado “nos habían dado un tute interesante en las dos últimas temporadas. Tengo muchas ganas de entrar e intentar aportar todo lo que pueda”, ha añadido.

El retorno de Oier García puede producirse, por tanto, en un choque de envergadura con la oportunidad para los oscenses de situarse como mínimo terceros, incluso segundos dependiendo de lo que haga Benidorm. Vamos, el primero de la liga de los mortales. Ahí en la nube sigue el Barcelona. Bajando a la tierra, “Logroño es un equipo que va a estar arriba y va a ser complicado. Pero venimos con mucha confianza y les vamos a ver como uno más, porque tenemos las mismas posibilidades de ganarles que nosotros a ellos. Y sobre todo en casa, con nuestra gente. Podemos puntuar y meter caña para estar lo más alto posible”, ha señalado el extremo rojillo en un acto que ha tenido lugar en la Carnicería Miguel Escuer, patrocinador principal del jugador y constante apoyo al deporte de la capital oscense.

“La liga está más divertida”, observa. “Aquí cualquiera gana a cualquiera. Por eso es más importante vencer en casa y si es a Logroño será una gran subida de moral para el equipo”, ha continuado Oier García, quien precisa características de su próximo rival: “No creo que haya variado. Más o mantienen la dinámica de juego que llevaban con Jota. El entrenador que está ahora (Miguel Ángel Velasco) ya estaba con él. Garabaya de ayudante. No va a variar mucho de estos años atrás”.

A largo plazo no mira otros muchos objetivos el extremo vasco. “Prefiero ir partido a partido”, claro que “luego si se puede volver a estar arriba, mejor que mejor”. De momento ahí anda el Bada Huesca. Tendrá este sábado una buena ocasión para validar su verdadero potencial, el de una orquesta que mantiene desde hace años a su director y este verano ha conservado a casi todos sus músicos.

Etiquetas
Comentarios