Despliega el menú
Balonmano

Los cuatro 'grandes' se citan en semifinales del europeo

España, Croacia, Francia y Dinamarca lucharán por hacerse con el triunfo que les corone como campeones de Europa.

El pivote de la selección española de balonmano Julen Aginagalde
Los cuatro 'grandes' se citan en semifinales

Las selecciones de España y Croacia sellaron este miércoles su pase a la semifinales del Europeo, donde ya les aguardaban Francia y Dinamarca, tras imponerse este miércoles a Macedonia y Polonia, respectivamente.

Un triunfo más cómodo (22-33) en el caso del conjunto español que se quedó sin rival al inicio de la segunda mitad, ante la falta de motivación de una Macedonia, que sin nada ya en juego y lastrada por la ausencia de su gran estrella, el lateral Kiril Lazarov, lesionado, se diluyó en el segundo parcial.

Circunstancia que no desaprovechó España para sacudirse definitivamente los nervios que le habían atenazado por momentos en el primer tiempo, para lograr una contundente ventaja, que le permitió otorgar minutos de descanso a jugadores clave, pensando en la semifinal.

Aunque, sin duda, lo más importante para el conjunto español fueron las buenas sensaciones que dejó la defensa, muy mejorada con relación al duelo del pasado lunes ante Austria, y que se antoja como un factor decisivo para poder derrotar el próximo viernes a Francia en la semifinal.

"Para ganar a Francia necesitamos defender bien, porque si lo hacemos podremos correr el contragolpe y evitar esa defensa tan dura y exigente que siempre muestra el equipo francés", señaló el central Joan Cañellas, de nuevo el mejor del conjunto español.

Premisas que los de Manolo Cadenas, los vigentes campeones del Mundo, pudieron cumplir este miércoles ante Macedonia en la segunda mitad, en la que el buen trabajo de la defensa española, perfectamente respaldada por José Manuel Sierra en la portería, pudieron dar rienda suelta a su gusto por la velocidad.

Más comedido se mostró la selección francesa, que con el billete ya seguro para las semifinales, encajó su primera derrota del torneo, tras caer por 28-30 ante Suecia, en un choque en el que los galos dieron descanso a sus principales figuras, como demuestran los tan sólo diecisiete minutos que disputó Nikola Karabatic.

Hecho que no impidió a Francia, la vigente campeona olímpica, dominar el marcador (23-21) hasta falta de once minutos para la conclusión, cuando Suecia logró dar la vuelta por completo al partido (24-28) con un contundente parcial de 1-7.

Remontada que no impidió, sin embargo, sufrir a los nórdicos hasta el final, pues como evidenciaron este miércoles los "meritorios" del equipo francés, como el joven Mathieu Grebille, a ellos como a sus mayores no les gusta nada perder, incluso cuando como este miércoles, no hay nada en juego.

Aunque para sufrimientos, especialmente en la primera mitad, los que padeció Croacia, vigente bronce olímpico, mundial y continental, para doblegar por 28-31 a Polonia, que se marchó al descanso con ventaja de 15-14.

Renta que los balcánicos convirtieron en una mera anécdota en el arranque del segundo tiempo, en el que los de Slavko Goluza decantaron definitivamente el encuentro a su favor con un parcial de 0-5, que permitió a Croacia adquirir una diferencia de cuatro goles (15-19), que supo manejar con oficio hasta el final.

Y eso que los polacos, que ya protagonizaron una espectacular remontada final ante Bielorrusia, llegaron a situarse a falta de once minutos a sólo dos goles (22-24), pero Croacia no se hundió y de la mano de Duvnjak se llevó el triunfo (28-31) y el billete para unas semifinales en las que se medirá el próximo viernes con Dinamarca.

Esfuerzo que se evitó este miércoles la selección danesa, que ni tan siquiera necesitó el concurso del portero Niklas Landin para llegar a las semifinales como único equipo invicto, tras sumar este miércoles su sexta victoria consecutiva en el torneo al imponerse por 32-23 a Islandia.

Una ausencia que los de Ulrik Wilbek, los vigentes campeones de Europa, no notaron, gracias al excepcional rendimiento bajo los palos de Janick Green, que cerró el choque con un cuarenta y cinco por ciento de paradas.

Igualmente tampoco acusó Dinamarca que ni tan siquiera saltara a la pista Mikkel Hansen, que encontró un recambio perfecto en la faceta goleadora en el lateral Mads Mensah Larsen, autor de ocho tantos ante los islandeses, que deberán conformarse con pelear el próximo viernes con Polonia por la quinta plaza final.

Etiquetas