Despliega el menú
Balonmano

JORNADA 13: CAI ARAGÓN 32 - 29 GUADALAJARA

Puente a la cima

El CAI supera al Guadalajara y toma carrerilla para el trascendental choque en Pamplona.

Larsson, jugador del CAI Balonmano Aragón
Puente a la cima
ARANZAZU NAVARRO

Quintos, y subiendo... El CAI Aragón se acostó anoche en una estancia superior al Valladolid de Pastor. Jornada decimotercera de la Asobal. Barça y Ciudad Real continúan jugando en Marte. En la otra Asobal, solo el Ademar y el Granollers superan al cuadro aragonés, que el próximo miércoles puede coronar una primera vuelta excelente.

La cosa va en serio. También lo cree Fernando Bolea, entrenador del Guadalajara, rival que ayer dobló la rodilla en el pabellón Príncipe Felipe. “Tienen dos porteros que paran mucho, cuatro extremos que lo meten todo, dos pivotes muy grandes, y en la primera línea Demetrio juega más que Grebenar, aunque yo ficharían a los dos”, explicó Bolea en dos pinceladas que dibujaron la actual situación. “Nosotros hemos dado la cara, que no es poco ante un equipo como éste”, se extendió Bolea.

Tienen poco de gratuitas las palabras de Bolea. Nada vende aquí. Lo suyo es salvar al Guadalajara, meta que logrará con más holgura de la que él mismo suponía. Dieron guerra en Zaragoza con un balonmano eléctrico que no electrocutó al CAI por el aislante de su defensa. Con la energía de dos puntos tomada de la fuente alcarreña, el conjunto naranja superó en la tabla al San Antonio y al Valladolid. El puente de la Purísima puede ser el puente a la cima de la Asobal. El miércoles aguarda un partido interesantísimo en el fortín navarro. Pueden saltar chispas en Pamplona.

El cuadro de Mariano Ortega siempre se sintió ganador, aunque el Guadalajara no se rindiera jamás. Bolea, consciente de que el curso normal de los acontecimientos le conducía al derrota, propuso un partido alocado, jugando a tirones. La táctica le funcionó, pues a falta de un par de minutos disfrutó de una bola para ponerse a dos goles. Con la nómina de jugadores que reúne el Guadalajara y la pasta con que han construido el equipo, el dato me parece sobresaliente. Jugando con más pausa, dejando que la pura y dura teoría darwiniana definiera el ganador, Ortega movió y movió, como queriendo ganar, conceder minutos, rotar y reservar fuerzas para Pamplona. Todo lo consiguió en una noche redonda no de juego pero sí de réditos.

Vimos en la primera parte a Oliva, guardameta bendecido en Zaragoza; la cabecita privilegiada para leer el juego de De la Salud; la buena mano del zaragozano Basmalis; y ardor guerrero en un Guadalajara admirable. Solo faltó Jorge Gómez. Todo fue poco para superar a un CAI suelto y seguro; sin lujos, pero muy metido en su labor. Mezcló mucho en la primera línea Ortega. Val ofreció soluciones. Y también Cartón en la esquina. En la reanudación, la contundencia de Prendes y el estoque de Masachs cerraron cualquier debate.

No tuvimos que acordarnos del inolvidable Arrhenius, apunte que me encantaría repetir en la crónica que leerán el próximo jueves. El miércoles en Pamplona hay muchísimo en juego. El puente de la Purísima que arrancó ayer puede transportar al CAI Aragón a la cima.

Ficha técnica:

CAI Aragón 32 Pablo Hernández (p), Amadeo Sorli (3), Jorge Maqueda (2), Alberto Val (2), Fredrick Larsson (2), Demetrio Lozano (1), Toño Cartón (4, uno de penalti) -siete inicial-, Ivan Stankovic (3), Gabor Grebenar (-), Vukasin Stojanovic (3), Sergio Ruiz Casanova (1), Carlos Prendes (5), Josep Masachs (6, uno de penalti) e Iñaki Malumbres (ps).

Guadalajara 29 Jorge Oliva (p), Mateu Castella (4), Eduardo Reig (7, tres de penalti), Jorge Fontenla (1), Andrés Epeldegui (5), Novica Rudovic (3), Sergio Vallés (1) -siete inicial-, César Beret (-), Juan Basmalis (2), Juan Agustín Vidal (2), Javier Suárez (-), Sergio de la Salud (2) y Stanislav Demovic (2).

Parciales cada cinco minutos: 3-0, 5-3, 8-4, 10-6, 12-11, 14-13 (descanso), 17-17, 22-19, 25-20, 27-23, 31-25 y 32-29.

Árbitros: Casado Fernández y Vera Ávila (Comité Andaluz). Excluyeron a Prendes, Reig y Vidal.

Incidencias: dedimotercera jornada de la Liga Asobal. Alrededor de 2.500 espectadores en el pabellón Príncipe Felipe.

Etiquetas