Despliega el menú
Balonmano
Suscríbete

JORNADA 10: CAI Aragón 32 - 28 JD Arrate

Demetrio porta el candil

Un sensacional Demetrio Lozano da luz a una victoria sin brillo del CAI Aragón. Lección de dignidad del Arrate de Éibar.

Petricheev solo puede mirar el avance demoledor de Demetrio Lozano.
Demetrio porta el candil
ARáNZAZU NAVARRO

No resbaló el CAI Aragón, lo que no quiere decir que pise firme. Venció silbando a un Arrate que se agarra a la vida con las escasas fuerzas que le quedan. Si algo de equilibrio se apreció, acaso fue por defecto. Ganó el conjunto naranja con lo justo, con algo de defensa, con bastante Sergio Ruiz Casanova y con mucho Demetrio Lozano.

Con lo justo, decía, se capturaron dos puntos, hecho de lo que en esta jornada no pueden presumir ni el Cuatro Rayas Valladolid ni el Ademar León. Seamos positivos, incluso creamos en lo imposible: la tercera plaza está ahí. Tiempo habrá de pensar en el sorprendente Amaya San Antonio (¡ven como los imposibles son posibles!) y, eso sí, muchísimo cuidado con el Granollers de Manolo Cadenas. El partido sin historia reunió, sin embargo, varias historias. La primera se llama Demetrio y se apellida Lozano Jarque. Llámenle simplemente Demetrio. O Deme.

Apenas dos sílabas para determinar un sensacional jugador de balonmano. A sus 35 años, volvió a firmar ayer un partido soberbio. No solo por los ocho goles que parió. Además, con Gabor Grebenar lesionado, se metió entre pecho y espalda los 60 minutitos de la función. Un lujo para el CAI. También hay que hablar de Sergio Ruiz Casanova. Su ímpetu contagioso le ha elevado hasta desempeñar un rol notable en el grupo. Ayer arrancó como especialista defensivo y concluyó como segundo máximo goleador. El dato lo proclama todo. Un espíritu como el de Casanova se demanda para mirar de verdad a los de arriba y considerar que los verdaderos rivales son el Valladolid y el Ademar León. Antes de que Demetrio Lozano iluminara la primera ventaja aragonesa en el marcador, se presenciaron 22 minutos de control vasco. Lo del Arrate tiene mucho mérito. Los jugadores no cobran desde hace muchísimo tiempo y, sin embargo, todavía se plantean objetivos deportivos. Ayer ofrecieron una lección de dignidad, de vergüenza torera.

Estuvieron en el partido durante más de 40 minutos. Incluso gobernaron el marcador en un notable arranque en el que la lesión de Chopi Berrios significó su único registro negativo. Los guipuzcoanos estuvieron alimentados por un zurdo imponente, el húngaro Redei. Probablemente, el magiar no regresará después de las vacaciones de Navidad si antes no cobra, hecho improbable. Una pérdida muy sensible para la Asobal. Con Redei y un notable esfuerzo colectivo, el Arrate superó en la salida a un CAI Aragón frío, blando en defensa y solo sostenido por Demetrio y Maqueda en el ataque..

 

CAI Aragón 32 JD Arrate 28

CAI Aragón Iñaki Malumbres (p), Jorge Maqueda (5), Alberto Val (1), Demetrio Lozano (8), Vukasin Stojanovic (-), Sergio Ruiz Casanova (5), Josep Masachs (2) -siete inicial-, Amadeo Sorli (3), Fredrik Larsson (3), Toño Cartón (3), Robert Arrhenius (2) y Pablo Hernández (ps).

JD Arrate Blaz Voncina (p), Sergio Cid (8), Bojan Beljanski (1), Chopi Berrios (-), Itsvan Redei (9), Tin Tokic (7), Kostyantyn Kurilenko (1) -siete inicial-, Igor Petricheev (1), Joan Alzaga (1), Bogdan Petricevic (-) e Igor Moyua (ps). Parciales: 2-4, 5-6, 8-8, 10-11, 13-11, 16-14 (descanso), 19-15, 22-17, 24-20, 28-23, 31-27 y 32-28. Árbitros: Jesús Escuadero Santiuste y Jorge Escudero Santiuste. Excluyeron a Tokic (2) y Kurilenko. Incidencias: décima jornada de la Liga Asobal. Alrededor de 2.500 espectadores en el pabellón Príncipe Felipe.

Etiquetas