Baloncesto
Suscríbete por 1€

baloncesto

El Casademont vence al Granada en su último ensayo

El equipo aragonés cierra la pretemporada con un cómodo triunfo que solo peligró en el último cuarto. El cubano Sant-Roos, con 12 puntos y 21 de valoración, fue el mejor en el equipo de Martin Schiller.

El jugador del Casademont Zaragoza Jessup pelea por un balón durante el partido en Granada.
El jugador del Casademont Zaragoza Jessup pelea por un balón durante el partido en Granada.
Twitter/Fundación CB Granada

Se acabaron las pruebas. El Casademont Zaragoza venció este miércoles en su último ensayo de pretemporada y cerró esta fase de trabajo previa al inicio de la competición oficial con un más que notable triunfo en el Palacio de Deportes de Granada. El conjunto aragonés superó al Covirán Granada 69-77 en un partido que dominó prácticamente de principio a fin. De hecho, únicamente el arreón final del cuadro nazarí, que se situó a solo cuatro puntos (66-70) a falta de tres minutos, hizo peligrar la victoria del equipo de Martin Schiller, que llegó a dominar el marcador por 25 puntos.

Mucho tendrá que mejorar el Granada, recién ascendido a la máxima categoría del baloncesto español, si no quiere pasar apuros en la nueva temporada que arranca la próxima semana. El Casademont, muy superior a su rival en la primera media hora, basó su juego en una defensa sobresaliente durante muchas fases del choque. En ataque imprimió velocidad y ritmo, pero la última victoria de la pretemporada se fraguó desde atrás.

Tras un leve acelerón en la recta final del primer acto, el conjunto aragonés comenzó a elevar exponencialmente sus prestaciones. Los datos hablan por sí solos: en los primeros siete minutos del segundo cuarto, el Coviran Granada tan solo había anotado tres puntos, un solitario triple de Pere Tomás, que no encontró respaldo en ningún compañero. La aportación ofensiva del Granada en el segundo cuarto se limitó a solo 10 puntos, lo que permitió al Casademont ir aumentando las diferencias.

Otro dato significativo del triunfo es la contribución coral de todo el equipo al juego de ataque. Excepto Nguirane (2 minutos y 47 segundos) y Javi García (1 minuto y 32 segundos), el resto de los jugadores de Martin Schiller perforaron en algún momento el aro nazarí. No solo eso, sino que únicamente Howard Sant-Roos alcanzó el doble dígito con 12 tantos. El jugador cubano, fichaje estrella del Casademont para este curso, es una figura capital en el juego ofensivo de los zaragozanos. Este miércoles regaló 5 asistencias, capturó 4 rebotes y firmó 21 de valoración... Siguiendo su estela, con 9 puntos se quedaron Mekowulu, Ferrari y Santi Yusta. El alero madrileño fue también el más certero desde la zona del triple, con tres lanzamientos con éxito en cuatro intentos.

Tras el descanso, sin cambios

La gran pregunta en el tiempo de descanso era si el Coviran Granada, que se presentaba ante su público de cara al inminente arranque de liga, era capaz de recortar el 22-41 que reflejaba el electrónico y daba algo de emoción al duelo. El tercer cuarto comenzó con la misma tónica que los dos anteriores, con claro dominio visitante. Sin embargo, en el cuarto y definitivo, los de Pablo Pin, liderados por un inconmensurable Luke Maye (22 puntos, 6 asistencias, 6 rebotes y 29 de valoración), redujeron las diferencias y animaron a la grada, que veía como su equipo volvía a meterse de lleno en el partido. Con la ventaja visitante minimizada a solo cuatro tantos (66-70), un buen triple de Jessup dio aire al Casademont y destruyó cualquier atisbo de remontada. La plantilla de Martin Schiller despide así la pretemporada y piensa ya en el primer partido de liga, que llegará el próximo jueves ante el Obradoiro (19.00).

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión