Baloncesto
Suscríbete por 1€

baloncesto

La selección española se despide de Zaragoza tras una semana "muy productiva"

El equipo nacional viajará esta tarde a Tiflis, la capital de Georgia, tras haber permanecido siete días en la capital aragonesa. 

Los jugadores Ferran Bassas, Joel Parra, Quino Colom y Jaime Pradilla, en el pabellón Príncipe Felipe.
Los jugadores Ferran Bassas, Joel Parra, Quino Colom y Jaime Pradilla, en el pabellón Príncipe Felipe.
ALBERTO NEVADO/FEB

España viajará esta tarde a Tiflis, la capital de Georgia, donde mañana le aguarda un nuevo compromiso de la fase de clasificación para el Mundial de 2023 (17.00, Teledeporte). Antes de emprender su largo desplazamiento a la antigua república soviética, el combinado español se ejercitó por última vez en el pabellón Príncipe Felipe, donde culminó "una semana muy productiva" en Zaragoza, según el discurso más pronunciado por los componentes de la selección.

En este sentido, España llegó a la capital aragonesa el pasado lunes y, desde entonces, ha acumulado seis jornadas de entrenamiento y ha disputado un partido oficial. "Desde siempre, la afición de Zaragoza es experta en baloncesto", recordó el seleccionador español, Sergio Scariolo, nada más llegar a Zaragoza el pasado lunes. Una semana después, el combinado nacional viaja a Georgia mucho más rodado y unido, tras haber adquirido rutinas y automatismos y haber alcanzado el tono físico idóneo para competir. "Estoy muy contento con el trabajo que hemos realizado estos días", confesó el preparador de la selección española, quien, al mismo tiempo, también advirtió de la necesidad de "subir ahora varios peldaños" el rendimiento, ya que en agosto "habrá una segunda fase de clasificación mucho más exigente". "Además, en septiembre tenemos el Europeo, por lo que hay que seguir dando pasos hacia adelante en la construcción del equipo", añadió.

España superó el pasado viernes a Macedonia del Norte, en el pabellón Príncipe Felipe, con una autoridad manifiesta (80-44). Lo hizo sostenido en una sólida defensa e impulsado, especialmente, por el sobresaliente desempeño de Sebas Saiz y del aragonés Jaime Pradilla. El pívot del Alvark Tokyo aportó 19 puntos y 9 rebotes en 18 minutos de juego; el zaragozano, ahora en el Valencia Basket, alcanzó los 16 créditos de valoración con 8 tantos, 5 capturas y 3 asistencias en los 26 minutos que permaneció sobre la pista.

En la actualidad, la selección lidera el Grupo G, tras haber capturado el triunfo en los cuatro compromisos que ha disputado. Hoy se mide con Georgia, segundo clasificado con un balance de tres victorias y dos derrotas en cinco partidos. "Nos enfrentamos con un rival peligroso", explicó Scariolo, quien recordó "la importancia de ganar", ya que todos los resultados de la primera fase de clasificación "cuentan para la siguiente ronda".

Pero no se esperan concesiones de un adversario que, al margen de su indiscutible potencial, eleva notablemente sus prestaciones al abrigo de sus aficionados. "Georgia es un país de baloncesto, que está preparándose para vivir un Eurobasket con mucha pasión y entusiasmo. No será un encuentro nadá fácil, porque jugar fuera de casa va a tener su peso", insistió el técnico del combinado nacional. "Además de hacer todo lo posible para ganar, trataremos de acumular sensaciones y de seguir avanzando en nuestra preparación, con vista a los importantes partidos del próximo mes de agosto. Por todo ello, nos viene muy bien este encuentro ante Georgia", anunció el seleccionador español.

Exigente cita en Georgia

Este lunes, desde el liderato del Grupo G, el combinado nacional se mide en Tiflis con Georgia, un rival sólido, aguerrido, competitivo, con numerosos argumentos en sus filas –sobre todo en el juego interior–, y que aumenta considerablemente su rendimiento al calor de su entusiasta afición.

Giorgi Shermadini (Lenovo Tenerife) y Tornike Shengelia (Virtus de Bolonia) son sus principales referencias en la pintura, en una zona en la que también suma Beka Burjanadze (Real Betis) con su persistencia habitual. En el perímetro, su mayor amenaza atiende a Tadd McFadden (UCAM Murcia), un jugador distinguido por su elevada anotación y su facilidad para fabricarse sus propias canastas.

Georgia ocupa la segunda posición del Grupo G, tras haber sumado tres victorias en cinco partidos. Inició la fase de clasificación con un triunfo ante Ucrania (88-83), el pasado 26 de noviembre, en un duelo marcado por la productividad de McFadden (27 puntos), Shermadini (23) y Shengelia (16 tantos y 13 rebotes). Tres días más tarde, la escuadra georgiana dobló la rodilla ante España (89-61), en Jaén; pero posteriormente sacó adelante su doble enfrentamiento con Macedonia del Norte, el pasado mes de febrero, primero en Tiflis (91-70) y después en Skopie (65-79).

En su actuación más reciente, el combinado de Ilias Zouros claudicó ante Ucrania (79-66), lastrado por un deficiente segundo cuarto que se saldó con un parcial de 24-14. Fue el pasado viernes, en un duelo que se celebró en Riga, la capital de Letonia, debido a la invasión rusa. Entonces, la notable aportación de McFadden (22 puntos) y Shengelia (21) resultó insuficiente para doblegar a los ucranianos. En Riga también jugará España, el próximo jueves, en el partido que cerrará la primera fase de clasificación para el Mundial.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión