Baloncesto
Suscríbete por 1€

baloncesto

Marc Gasol deja huella en Huesca dentro y fuera de la pista

El campeón de la NBA y del mundo fue decisivo en la victoria de su actual equipo, el Girona, sobre el Levitec Huesca, club que pasa por momentos complicados en lo económico al que mostró su apoyo, y atrajo al Palacio de los Deportes a 2.000 espectadores.

Foto del partido entre el Levitec Huesca y el Basket Girona de Marc Gasol
Foto del partido entre el Levitec Huesca y el Basket Girona de Marc Gasol
Verónica Lacasa

“En este momento de mi carrera ayudar a mis compañeros me parece más importante que buscar mi juego, pero a veces hay que ponerse un poco firme y aderezar la situación, hoy era uno de esos días". Se esperaba que fuese el hombre del partido, el gran atractivo de la visita del Bàsquet Girona al Levitec Huesca La Magia y Marc Gasol, toda una leyenda del deporte español que el jueves llegó a capital oscense dispuesto a competir, no defraudó. Se encargó de romper el choque en el segundo cuarto y condujo a los suyos hasta una victoria por 50-85 que dejó a las claras la situación de cada uno de los dos conjuntos. El local, que desde hace tiempo tiene asumido su descenso, y el visitante decidido a pelear por el salto desde la LEB Oro a la ACB. Firmó en 27 minutos 22 puntos, siete, rebotes, una asistencia y cinco robos para 25 de valoración. Fue un día más en la oficina para alguien al que la liga se le queda pequeña.

La presencia del pívot en las filas del club que también preside está siendo la noticia del año en la competición levantando expectación allá por donde el calendario le lleva. Alguien en cuya vitrina de trofeos figuran entre otros un título de la NBA, dos campeonatos del mundo y dos platas olímpicas ha pasado de la élite mundial a impulsar en la segunda categoría nacional un proyecto que ayudó a poner en marcha hace ocho años. En Huesca, de los alrededor de 400 espectadores que se suelen congregar cada partido en el Palacio de los Deportes se pasó a dos mil, toda una ayuda en forma de venta de entradas para el club local, que atraviesa por no pocas dificultades económicas.

Gasol fue despiadado en la pista y empático fuera de ella. "Todos nos sentimos identificados con el Peñas, todos trabajamos para buscar la sostenibilidad de los proyectos y no es nada fácil", expuso sobre la entidad oscense. "Aquí siempre se ha respirado baloncesto y es de agradecer que, a pesar de los altibajos que se han vivido, la afición se mantenga fiel", recalcó tras el choque.

Se sabía que su presencia en la capital oscense no era la primera, ya la había visitado formando parte del filial del Barcelona, pero él llevó la relación más atrás en el tiempo e incluso citó el año de inauguración del pabellón, muestra evidente de cómo cuida los detalles. "Estuve aquí como aficionado viendo a mi hermano en 1997 jugar un Campeonato de España júnior, la pista la habían terminado en 1994 y tengo grandes recuerdos. Aquí también han jugado buenos amigos míos", expuso.

Fue aplaudido a la finalización del choque, firmó autógrafos y se dejó fotografiar. Tampoco rehusó ninguna pregunta. "Llevábamos un par de años en los que había sido difícil vincular deporte y afición al estar todos encerrados, volver a jugar delante de tanta gente y ver la ilusión que genera me resulta muy especial", comentó sobre su decisión de vestirse de corto con el Girona, con el que precisamente debutó ante el Levitec en la primera vuelta.

En su primera acción el jueves le robó el balón a Xavi Rey, con el que se había colgado la medalla de bronce en el Europeo de 2013 y al que dedicó buenas palabras. "Tenéis mucha suerte de tenerle en Huesca", afirmó. Luego ya en el segundo cuarto con ocho puntos seguidos abrió la brecha. Marcó triples, hizo mates, tiros a la media vuelta... Para él, lo de menos. Lo que valora es "que haya muchos niños con el chándal del club, que es lo que sostiene proyectos como el de Huesca o el nuestro." "Dependemos de nuestras bases y esa es la llama que hay que mantener siempre viva". Por encima de los posibles éxitos deportivos, esa es ahora la principal ocupación de alguien que dejó hace mucho tiempo de ser el hermano de Pau, un gigante al que a sus 37 años el baloncesto le sigue motivando.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión