Baloncesto
Suscríbete

Ponsarnau: "Nos tenemos que preparar para un partido muy exigente en Málaga"

El Casademont Zaragoza se mide este domingo (18.00) al Unicaja Málaga. El entrenador señala que el equipo llega con "ilusión" a 2022, año que afrontan "con la máxima ambición".

Jaume Ponsarnau, entrenador del Casademont Zaragoza.
Jaume Ponsarnau, entrenador del Casademont Zaragoza.
Guillermo Mestre

El entrenador del Casademont Zaragoza, Jaume Ponsarnau, ha destacado que, en el próximo encuentro de su equipo en la Liga Endesa (domingo, 18.00) contra el Unicaja Málaga, es necesario que sus jugadores se preparen "para un partido muy exigente y muy duro" entre dos escuadras que atraviesan una situación similar en la clasificación, en la zona media de la tabla.

"Nos tenemos que preparar para un partido muy exigente y muy duro y tenemos que encontrar nuestro mejor baloncesto porque si no, no vamos a tener nada que hacer", ha destacado Ponsarnau en una rueda de prensa celebrada este viernes en Zaragoza, en la que también ha considerado como una de las claves del enfrentamiento el que sus jugadores estén "más sólidos que ellos".

Este aspecto, la solidez, lo ha subrayado el entrenador en su intervención ya que, a su juicio, ambos equipos no han encontrado "un buen nivel" relativo a esta cualidad, por lo que ha conjeturado que será "una ventaja importante" para el siguiente encuentro, que se disputará en la cancha del Unicaja.

De hecho, acerca de la similar situación en la tabla de ambos conjuntos, undécimo el equipo malagueño y duodécimo el zaragozano, el técnico ha afirmado que "un triunfo y un no triunfo es, a corto plazo, determinante", en una competición "atípica" en la que "no hay clase baja".

Para Ponsarnau, el enfrentamiento del domingo será en una pista "muy difícil" y ante un rival "muy bueno, mucho mejor que lo que está demostrando en la clasificación", que ha tenido "inconsistencias" y partidos en los que que ha pagado ese defecto.

Sin embargo, el equipo aragonés llega a Málaga en un momento en el que, según su técnico, está en crecimiento aunque, ha destacado, todavía no ha alcanzado su "límite", un camino que pasa por "aprender a saber jugar contra equipos que te juegan físico".

En este crecimiento se ha detenido Ponsarnau al afirmar que el equipo y sus miembros se hallan en el "convencimiento" de que han mejorado y que sus virtudes pueden llevarles "a ser muy competitivos contra cualquiera".

En lo relativo al físico, ha explicado que "están en el camino" y que trabajan en entrenamientos más duros e intensos con el fin de subir el tono del equipo, un plan para jugar contra escuadras como el Unicaja, rival que, por momentos, "quiere defender físico" y está "demostrando" que puede.

El club de Málaga es, además, un equipo "de jugones, con muchos jugadores con capacidad de aportar y sumar" y efectivos "que desbordan y que sacan ventajas", además de contar con miembros "que conocen bien la liga y cómo se tiene que defender" en la competición.

Igualmente, ha puesto atención en el "estímulo" que supone para el Unicaja el siguiente duelo, ya que, ha considerado Ponsarnau, el puesto que ocupan en la clasificación no es el que quieren.

Para llevarse la victoria de la cancha andaluza, el técnico rojillo ha considerado clave que el Casademont esté bien atrás frente a las habilidades del rival, que cuenta, según ha afirmado, con jugadores "con mucha habilidad y se tiene que estar bien para controlarles".

La rueda de prensa del entrenador ha sido, también, la que cierra un 2021 en el que el club ha vivido "muchísimos accidentes" y que ha tenido que "reinventar" sus planes en multitud de ocasiones, una situación en la que, a pesar de los contratiempos, el equipo ha llegado a encontrar "una forma de competir" que les agrada, lo que supone, para Ponsarnau, la "ilusión" para 2022, año que afrontan "con la máxima ambición".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión