Baloncesto
Suscríbete

baloncesto

Exigente epílogo de año para el Casademont Zaragoza

El equipo aragonés clausura este martes el año 2021 ante el Baskonia (19.00), uno de los mejores conjuntos del panorama nacional. 

Jaume Ponsarnau, entrenador del Casademont Zaragoza.
Jaume Ponsarnau, entrenador del Casademont Zaragoza.
Guillermo Mestre

En su actuación más reciente, el Casademont Zaragoza recuperó, por fin, sus señas de identidad. Atrás fue un bloque comprometido, solidario, sacrificado, generoso en el esfuerzo, sin apenas fisuras; y en ataque se manejó con criterio y seguridad, generando importantes ventajas desde todas las posiciones de la pista. El resultado fue un triunfo terapéutico en Andorra (83-92), justo y necesario, tras haber completado su mejor partido de la temporada. Todos sumaron. Todos remaron con tenacidad, sin tregua, primando la fuerza del grupo por encima de las individualidades.

"La recuperación de Omar Cook y el fichaje de Jordan Bone nos han dado virtudes que no teníamos antes: desborde, ventaja, pase de calidad... y eso te abre el mundo", explica el entrenador del cuadro aragonés, Jaume Ponsarnau, quien también subraya "la chispa y verticalidad que ofrece Santi Yusta". "Además –añade el técnico–, todos han encontrado la forma de dar un paso adelante en su rendimiento", de ahí la sobresaliente mejoría experimentada por el equipo en el último duelo disputado.

Rearmado anímicamente, el Casademont cierra este martes el año 2021 frente al Baskonia, en el pabellón Príncipe Felipe (19.00, Movistar+). Un epílogo exigente, de muy mal pronóstico, ante un sólido aspirante a las posiciones de ‘play off’ que, además, se presenta a la cita en clara línea ascendente. En la Liga Endesa, de hecho, los vascos han ganado cinco de sus últimos seis encuentros, tras haber superado en Vitoria al Unicaja (92-89), al Andorra (83-77), y al Bilbao Basket (101-86), y haberse impuesto también en sus desplazamientos a Barcelona (78-91) y Sevilla (83-87). 

En esta secuencia de resultados, su única mácula atiende a la derrota en Gran Canaria (83-77), en un duelo que se resolvió en los compases finales y que pudo inclinarse a favor de cualquiera de los contendientes. "El Baskonia es un equipo muy físico, enérgico, cuyo mejor juego llega desde esa energía", explica Ponsarnau, quien considera "muy importante" saber interpretar "cada momento del partido"#para poder optar a la victoria.

El Casademont, al menos, competirá al abrigo de sus aficionados. "El apoyo de la grada será fundamental", confiesa Ponsarnau, quien admite estar en deuda con el público zaragozano. "Aún no hemos conseguido que nuestros seguidores estén orgullosos del equipo. Sin embargo, nosotros perseveramos en este sentido y, al final, lo conseguiremos", anuncia el preparador del cuadro aragonés.

Ponsarnau no podrá alinear a Stan Okoye, lesionado de larga duración, ni tampoco a Rodrigo San Miguel, quien se perderá duelo por unos problemas físicos. Su ausencia será suplida por el canterano Javi García, quien ha jugado los dos últimos partidos en el Levitec Huesca, en la Liga LEB Oro, en calidad de cedido. Por su parte, el Baskonia comparece con las bajas de Alec Peters y Arturs Kurucs. El ala-pívot todavía no ha participado en ningún partido oficial, debido a una lesión en el menisco de la rodilla derecha que sufrió durante la pretemporada. Su vuelta está prevista para los primeros días de enero. El base no jugará en Zaragoza por una afección ocular.

El Casademont necesita el triunfo para distanciarse, por fin, de los puestos de descenso a la Liga LEB Oro; mientras que los vitorianos, en su mejor momento de la temporada, optan a una victoria que fortalezca sus aspiraciones de acudir a la Copa del Rey.  

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión