Baloncesto
Suscríbete

baloncesto

El Casademont femenino defiende su plaza para la Copa de la Reina

El equipo aragonés sigue octavo, en posiciones de Copa, a falta de dos jornadas para que finalice la primera vuelta.

Lara González sube el balón en el partido entre el Casademont Zaragoza y el Gernika.
Lara González sube el balón en el partido entre el Casademont Zaragoza y el Gernika.
Oliver Duch

El Casademont Zaragoza sigue optando a la Copa de la Reina. A falta de dos jornadas para que alcanzar el ecuador de la competición, el cuadro aragonés se alinea actualmente en la octava posición de la tabla, por lo que defenderá su plaza en los dos próximos partidos. El miércoles se medirá con el Bembibre, antepenúltimo clasificado, en el pabellón Príncipe Felipe (19.00); y el 4 de enero visitará al Campus Promete, un rival directo en la lucha por participar en el torneo del KO.

De momento, únicamente cuatro equipos han garantizado ya su presencia en la Copa de la Reina, un derecho al alcance de los ocho primeros clasificados al término de la primera vuelta. Se trata del Perfumerías Avenida, del Valencia, del Spar Girona y del Cadí La Seu. Mientras, la batalla por las cuatro plazas restantes presenta numerosos contendientes: sólo hay un partido de diferencia entre el sexto y el undécimo clasificado, un diáfano indicador de la igualdad y la exigencia de una categoría que no admite ni una sola distracción. 

El conjunto zaragozano inició la temporada con seguridad, con mano firme, emitiendo señales muy positivas en su juego, y su notable desempeño le reportó hasta cuatro victorias en las cinco primeras jornadas de la competición. Superó al Leganés (64-60), en el duelo inaugural; claudicó posteriormente en su desplazamiento a Lérida, en la pista del Cadí La Seu (67-59); pero se impuso después, de manera consecutiva, al Gran Canaria (72-57), el Tenerife (66-70) y el IDK Euskotren (76-69). Un periodo especialmente productivo que, resultados al margen, también ha ocasionado una comunión perfecta entre el equipo y la grada. Más de 2.500 aficionados acuden de media a los partidos celebrados en el pabellón Príncipe Felipe, generando un ambiente que ya ha vivido capítulos apasionantes. Por ejemplo, la victoria ante el Gernika (58-57), el pasado 31 de octubre, que se produjo con un suspense de película: el triunfo llegó sobre la bocina, en el último lanzamiento, gracias a un certero de triple de Vega Gimeno.

El Casademont, posteriormente, vivió un tramo adverso, que se tradujo en las derrotas ante el Movistar Estudiantes (73-64) y el Valencia (71-59) y, sobre todo, en los inesperados tropiezos contra el Baxi Ferrol (65-72) y el Durán Maquinaria Ensino (62-56), dos conjuntos que luchan por la permanencia en la máxima categoría nacional. Después, las zaragozanas recuperaron sus señas de identidad para imponerse al Araski (75-61), en el pabellón Príncipe Felipe, y así mantener intactas sus opciones de acudir a la Copa de la Reina. Y aunque el conjunto de Carlos Cantero cayó el pasado 18 de diciembre en Gerona (90-53), en su actuación más reciente, permanece instalado en la octava posición de la tabla, cuando restan dos encuentros para que finalice la primera vuelta de la competición.

El Bembibre, primero, y el Campus Promete, después, serán los dos obstáculos del Casademont en su recorrido hacia la Copa. El conjunto leonés ocupa la antepenúltima posición de la tabla, con un balance de 4 triunfos y 9 derrotas en los 13 encuentros disputados. Eso sí, conquistaron la victoria en su último desplazamiento, en la pista del Gernika (57-73). Tras el duelo del miércoles, el equipo de Cantero cerrará la primera vuelta en Logroño, ante un Campus Promete que también aspira a participar en la Copa. Las riojanas cuentan con los mismos triunfos que las aragonesas, seis, aunque con un partido menos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión