Baloncesto
Suscríbete por 1€

baloncesto

Jordan Bone, el quinto base fichado por el Casademont Zaragoza en un año

El equipo aragonés se refuerza ahora con el jugador del Besiktas turco, que firma hasta el final de la presente campaña. 

Jordan Bone es defendido por un rival en un partido con el Besiktas turco.
Jordan Bone es defendido por un rival en un partido con el Besiktas turco.
basketball champions league

El Casademont Zaragoza oficializó este jueves la contratación de Jordan Bone, base de 24 años y 1,91 metros de estatura, quien reforzará al cuadro aragonés hasta el final de la presente campaña. La operación se concretó el pasado miércoles, una vez el jugador alcanzó un acuerdo para desvincularse del Besiktas turco, club en el que actuaba desde el pasado verano.

Se trata del quinto base que incorpora el Casademont en apenas un año, tras las contrataciones de Luka Rupnik y TJ Bray en la anterior temporada, y de Omar Cook y Kenan Sipahi en el curso liguero actual. Desde la salida de Carlos Alocén al Real Madrid, el club aragones persigue el fichaje de un director de juego sólido, seguro, fiable; con facilidad para asistir, que se distinga por sus acertadas lecturas y que genere situaciones ventajosas para sus compañeros, además de contar con cierta amenaza desde el perímetro. De momento, la búsqueda del Casademont ha resultado infructuosa, bien por infortunio –la lesión de Omar Cook–, bien porque los jugadores no ha respondido a las expectativas generadas. Por otra parte, el club también anunció ayer que Adam Wazcynski continuará en el equipo zaragozano hasta el final de la temporada.

La incorporación de Jordan Bone conllevará la salida del canterano Javi García, uno de los valores emergentes del baloncesto nacional, quien jugará cedido en la Liga LEB Oro, en las filas del Levitec Huesca, al término de la actual temporada. Asimismo, el inminente regreso a las pistas de Omar Cook, ya recuperado de la lesión que se produjo el pasado 10 de septiembre, durante la pretemporada –sufrió un esguince en la rodilla derecha, con lesión de grado III en el ligamento lateral interno–, comportará la marcha de Kenan Sipahi, cuyo rendimiento ha estado muy alejado de las previsiones iniciales.

En este sentido, el turco ha participado en 12 partidos de la Liga Endesa, con unos guarismos de 2,8 puntos, 2,1 rebotes y 1,6 asistencias en los 13 minutos de media que ha permanecido sobre la pista, y con unos porcentajes de tiro terribles: un 27,5% en los tiros de 2 (11 de 40) y un 18,8% en triples (3 de 16). Mientras, Sipahi ha participado con los zaragozanos en 6 encuentros de la FIBA#Europe Cup, donde ha registrado 4,5 puntos, 2 rebotes y 3,5 asistencias por duelo en 16 minutos de juego. El turco se incorporó al Casademont en septiembre, tras la lesión de Omar Cook, con un contrato temporal que contemplaba hasta el próximo mes de enero. Abandonará la entidad en los próximos días, cuando Cook –todavía inédito con los aragoneses– alcance el ritmo necesario para competir.

Antes, en la anterior temporada, el Casademont había fichado a Luka Rupnik y TJ Bray, con idéntico resultado: los dos estuvieron muy alejados de su mejor versión, y ofrecieron un rendimiento entrecortado, irregular, con numerosas intermitencias en su juego, que precipitaron la salida de ambos de la entidad.

Rupnik llegó al Casademont Zaragoza el 16 de octubre de 2020, para compartir el puesto de base con Javi García y Rodrigo San Miguel; pero abandonó el club mes y medio después, a principios de diciembre, tras haber participado en ocho partidos oficiales con los aragoneses: jugó seis encuentros de la Liga Endesa, con unos promedios de 4,5 puntos, 1,5 rebotes y 2,8 asistencias en 13 minutos; y dos choques de la Champions League, donde firmó unos números de 9,5 tantos y 2,5 pases de canasta por duelo y 18 minutos de juego.

La salida de Luka Rupnik fue cubierta por TJ Bray, quien se incorporó al club el 3 diciembre de 2020 procedente del Bayern de Múnich –llegó en calidad de cedido por los alemanes–. Sin embargo, el base tampoco ofreció el rendimiento esperado y se marchó en febrero, tras haber disputado 11 partidos de la Liga Endesa y 4 de la Champions League. En el torneo doméstico, el estadounidense promedió 7,5 puntos, 2,7 rebotes y 2,2 asistencias en 24 minutos de juego, mientras que aportó 4,8 tantos, 1,8 capturas y 3,8 pases de canasta en la competición continental.

Ahora es el turno de Jordan Bone, quien jugará en el cuadro aragonés hasta el final de la temporada. El base viene de promediar con 11,7 puntos, 3,6 rebotes y 3,6 asistencias en la competición turca, en las filas del Besiktas, en los 11 encuentros disputados; y 17 tantos, 2,7 capturas y 4 pases de canasta por duelo en la Champions League. Bone se formó en la Universidad de Tennessee, donde jugó durante tres temporadas (2016-2019), para después dar el salto a la NBA tras ser elegido en el puesto 57 del draft de 2019. Se estrenó en la mejor competición del planeta en las filas de los Pistons (2019-20), con los que participó en 10 encuentros oficiales, y un año más tarde sumó otros 14 partidos con los Magic de Orlando (2020-21). Ahora vivía en Turquía su primera experiencia en Europa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión