Baloncesto
Suscríbete

baloncesto

El Casademont Zaragoza no reacciona y también pierde ante el Obradoiro (87-82)

Lastrado por su mal inicio de partido, el equipo aragonés pierde en Santiago de Compostela y prolonga sus dudas. 

El Casademont también perdió en Santiago de Compostela, ante un rival menor (87-82), y sigue con su preocupante proceso en el curso actual: eliminado a las primeras de cambio de la FIBA Europa Cup, el cuadro aragonés tampoco reacciona en la Liga Endesa, donde sigue marcado por los rigores de la clasificación. Es un bloque indeciso, timorato, endeble, que se desencaja con suma facilidad y se derrumba ante las primeras adversidades. Concesiones que castigó este sábado el Obradoiro, al abrigo de su afición, para hurgar en la herida de los zaragozanos y, de paso, poner fin a un periodo especialmente improductivo. Los gallegos, en este sentido, se presentaron a la cita con un único triunfo conquistado -ante el colista- en sus seis últimos compromisos; pese sus numerosas carencias, fueron capaces de imponerse a un Casademont frágil, deficiente, que acentuó sus dudas y que queda ahora en una situación inquietante, de riesgo, cuando ya se han consumido once jornadas de la competición regular.

El inicio fue trepidante, sin apenas tregua, entre dos equipos que propusieron un ritmo muy elevado de juego, con lanzamientos en los primeros instantes de la posesión. En ataque, el Obradoiro buscó con insistencia a Laurynas Birutis; y cuando el Casademont se cerró en la pintura para anular al lituano, los locales hallaron espacios muy estimables desde la línea exterior: dos certeros triples de Thomas Scrubb, ejecutados sin ninguna oposición, y otro posterior de Robertson distanciaron al conjunto gallego en el ecuador del primer acto (13-10), al mismo tiempo que minaban el estado anímico del cuadro aragonés. 

Partido entre el Monbus Obradoiro y el Casademont Zaragoza
Partido entre el Monbus Obradoiro y el Casademont Zaragoza
ACB Photo / A. Baúlde

Por entonces, el equipo de Jaume Ponsarnau se desangraba por la defensa, condenado por su vacilante y quebradizo sistema de contención, y no encontraba respuestas para anular el devastador acierto de su adversario. Los gallegos anotaron hasta 32 puntos en los primeros 10 minutos del choque, un diáfano indicador de la escasa presión ejercida por los zaragozanos (32-19). Por el bando visitante, únicamente Matt Mobley (11 tantos en el cuarto inaugural) ofrecía alguna resistencia a la derrota.

Poco después, el Obradoiro aumentó su renta hasta los 15 puntos (34-19). Sin embargo, por entonces ya había reaccionado el Casademont, favorecido por las primeras rotaciones de su rival. Sin Birutis ni Robertson en la pista, los aragoneses recortaron su desventaja con una rapidez imprevista, con un parcial de 10-0, que obligó a Moncho Fernández a detener el partido (34-29). Pero el tiempo muerto no modificó el guión. Los visitantes, sólidos atrás, por fin sin desatenciones, neutraliban cada uno de los ataques de su oponente; y en ataque, además, facturaban canastas con suma facilidad, liderados por el descaro de Javi García, la efectividad de Hans Vanwinj y el desempeño de Deon Thompson en la pintura. 

El Casademont enseguida se situó a un solo punto de distancia (34-33), el justo premio a su notable mejoría; y resistió después, en un intenso intercambio de golpes, para alcanzar el intermedio con el marcador a su favor (41-42). Al descanso, Matt Mobley era el jugador más productivo del duelo, con 14 puntos en 13 minutos de juego y un acierto del 66% desde el perímetro: había convertido 4 de sus 6 lanzamientos triples. El Obradoiro anotó 9 puntos en el segundo acto; y ya era un equipo frágil, con dudas, sin confianza, sin convicción.

El Casademont mantuvo su solidez defensiva en los primeros compases de la reanudación, aunque tuvo dificultades para atacar en estático, más aún con Kenan Sipahi en la dirección. Bastaron, no obstante, dos inocentes pérdidas de balón de Mobley, y un par de desajustes en el perímetro, para que el Obradoiro golpeara con los triples de Zurbriggen y Robertson (61-46), y alimentara su autoestima. Fueron momentos comprometidos para el equipo aragonés, que tomó algo de oxígeno con un lanzamiento lejano de Okoye y, sobre todo, con dos buenas penetraciones de Mobley que, además de la canasta, también conllevaron un tiro libre adicional. Insuficiente, en cualquier caso, para frenar a un rival que había recuperado su mejor versión. A la media hora, la escuadra gallega había incrementado su renta hasta los siete puntos, con un triple sobre la bocina de Thomas Scrubb (68-61). Tocaba remar contracorriente, una vez más.

Okoye, con un 3+1, y Adam Waczynski, con un triple desde la esquina, abanderaron el intento de remontada en el tramo decisivo de la contienda (70-68). Aún dispuso de dos ataques el Casademont para, al menos, haber igualado el encuentro; pero desaprovechó sus opciones, y el Obradoiro respondió con las canastas de Hobbs y Ellenson, para edificar otra sólida ventaja en el marcador. A tres minutos de la conclusión, el equipo local gobernaba el duelo (77-70), y comenzaba a sentirse vencedor. Mobley, desde la línea de personal, y Deon Thompson, con tres puntos consecutivos, redujeron distancias poco después (79-75). Sin embargo, apareció entonces Hobbs, de nuevo desde el perímetro, para dejar a su equipo a escasos centímetros de la victoria (82-75), cuando el partido ya había encarado su último minuto. De nada sirvió el posterior triple de Okoye, porque el propio Hobss sentenció a los visitantes, con dos tiros libres, tras una antideportiva de Sipahi (87-82).         

Partido entre el Monbus Obradoiro y el Casademont Zaragoza
Partido entre el Monbus Obradoiro y el Casademont Zaragoza
ACB Photo / A. Baúlde

Ficha técnica:

87 - Monbus Obradoiro (32+9+27+16): Zurbriggen (3), Robertson (16), Scrubb (18), Ellenson (17) y Birutis (17) -equipo titular- Viny Okouo, Hobbs (11), Muñoz, Filipovity (5).

82 - Casademont Zaragoza (19+23+19): Mobley (22), Radoncic (8), Okoye (10), San Miguel (2) y Hlinason (6) -equipo titular- Thompson (11), Vanwijn (12), Waczynski (7), Font, Sipahi (4) y Javi García.

Árbitros: Óscar Perea, Alfonso Olivares y Fabio Fernández.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la undécima jornada de la liga Endesa disputado en el Multiusos Fontes do Sar ante unos 3.000 espectadores.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión