Baloncesto
Suscríbete

baloncesto

El baloncesto femenino engancha

El Casademont Zaragoza atrae al Príncipe Felipe a una media de 2.850 espectadores. El minuto de oro del último encuentro frente al Gernika alcanzó un share del 27%, con 59.000 personas viendo la canasta decisiva de Vega Gimeno a través de Aragón TV. 

Casademont Zaragoza femenino - Movistar Estudiantes.
Las jugadoras del Casademont aplauden a los aficionados del Príncipe Felipe
Toni Galán

El baloncesto femenino engancha. Es la punta de lanza de la mujer en el deporte. Desde la base, donde esta temporada se ha vuelto a batir récord de licencias, hasta la élite, donde el Casademont Zaragoza está teniendo un impacto sin precedentes. Así lo atestiguan los datos de asistencia al Príncipe Felipe, escenario en el que el equipo de Carlos Cantero todavía no ha perdido, y también la audiencia de las retransmisiones de Aragón TV.

En el último partido jugado en casa, en la victoria (58-57) frente al Lointek Gernika Bizkaia, más de 2.000 aficionados acudieron al pabellón; mientras que la audiencia meda en la televisión autonómica fue del 10,2%, con un minuto de oro que se fue hasta el 27% de share, con 59.000 espectadores siguiendo la canasta final de Vega Gimeno.

Antes, el 17 de octubre, el dato de asistencia al Príncipe Felipe ascendió hasta las 5.700 personas, aunque se debe tener en cuenta que aquel partido estuvo enmarcado en el Día del Baloncesto Femenino Aragonés, un evento en el que se homenajeó al histórico Banco Zaragozano que alzó la Copa de 1990 con jugadoras de la talla de Karina Rodríguez, Pilar Valero, Reyes Castiella, Nines Gracia, Estela Ferrer, Teresa Seco, Yolanda Gil, Anita Blangé, Yolanda López o Gema Gracia.

Reeditar aquel éxito son palabras mayores, pero lo cierto es que la trayectoria del Casademont Zaragoza actual invita al optimismo. Las chicas de Carlos Cantero exhiben un balance de cinco victorias y solo dos derrotas que las sitúa en la quinta posición de la Liga Femenina Endesa.

El apoyo del Príncipe Felipe, que con una asistencia media de 2.850 espectadores se ha convertido en un fortín en el que el equipo ha conseguido sacar adelante incluso los partidos más exigentes y apretados, está siendo una de las claves del éxito.

José Descartín, responsable de la sección femenina del Casademont, destaca la “comunión” que está habiendo entre las jugadores y la grada; el “ambiente” que, a diferencia de la pasada temporada -tan condicionada por la pandemia- se vive jornada tras jornada en las gradas del pabellón zaragozano.

No tiene nada que ver con nuestro primer año en Liga Femenina Endesa. El equipo juega bien y los aficionados están respondiendo. Después de meses tan complicados, en los que ni siquiera se podía acudir a los partidos, hay muchas ganas de baloncesto”, explica Descartín, y se muestra ambicioso hacia el futuro.

“Jornada tras jornada, la asistencia va mejorando. Lo vivido en el Día del Baloncesto Femenino Aragonés fue increíble y el objetivo está en acercarnos poco a poco a las cifras de aquella tarde. Nos gustaría contar con entre 4.000 y 5.000 espectadores cada fin de semana y vamos a trabajar en ello”, completa, sobre su intención de convertir los partidos del Casademont Zaragoza en un espectáculo dirigido “a los aficionados al baloncesto en general”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión