Baloncesto
Suscríbete

baloncesto

Casademont Zaragoza: ocho partidos en 25 días

El equipo aragonés se jugará en el mes de noviembre su continuidad en la FIBA Europe Cup, al mismo tiempo que intenta escalar posiciones en la Liga Endesa.

Jaume Ponsarnau, entrenador del Casademont Zaragoza.
Jaume Ponsarnau, entrenador del Casademont Zaragoza.
FRANCISCO JIMENEZ PHOTOGRAPHY

No hay respiro para el Casademont. Al cuadro aragonés le aguarda ahora un tramo especialmente intenso, de muy difícil tránsito, que contempla ocho partidos de gran relevancia en apenas 25 días. Un recorrido exigente, apretado, sin tregua, sin respiro, que marcará su devenir en el torneo doméstico y sobre todo en la competición continental; pero que al menos encara reforzado anímicamente por sus dos últimas victorias. En este sentido, los zaragozanos se han inyectado una importante dosis de autoestima tras los triunfos ante el Hapoel Gilboa (90-91), en la FIBA Europe Cup, y contra el Breogán (79-75), en la Liga Endesa, pese a haber exhibido grandes altibajos en su juego.

Su primer obstáculo atiende a la competición europea, con un duro careo en Italia frente la Reggio Emilia (este miércoles, 20.30). Tras haber iniciado el torneo con una sonrojante derrota en Rusia ante el Avtodor Saratov (100-80), el Casademont ha visto reducido considerablemente su margen de error, en una primera fase compuesta por seis únicas jornadas y en la que sólo los dos primeros clasificados de cada grupo acceden a la siguiente ronda. Los italianos comenzaron el campeonato continental con un concluyente triunfo ante el Hapoel Gilboa (93-70), pero cayó después en su desplazamiento a Rusia frente al Avtodor Saratov (91-84).

Tres días más tarde, el cuadro de Ponsarnau visitará la pista del Gran Canaria (sábado, 20.45), conjunto en clara línea ascendente que, de hecho, se impuso el pasado domingo en el WiZink Center al Real Madrid (70-75). En la Liga Endesa, la escuadra de Porfirio Fisac se alinea actualmente en la cuarta posición de la tabla, con dos únicas derrotas a lo largo de la competición.

Posteriormente, el Casademont iniciará la segunda vuelta de la FIBA Europe Cup, torneo en el que aspira alcanzar al menos las eliminatorias directas. En esta primera fase, los zaragozanos jugarán sus tres últimos compromisos al calor de sus aficionados, lo que aumenta considerablemente sus opciones de victoria. Los Ponsarnau recibirán primero al Avtodor Saratov (3 de noviembre), actual líder tras haber conquistado el triunfo en los dos encuentros disputados; siete días después se medirá con el Hapoel Gilboa (93-70), a priori el rival más accesible del grupo; y cerrarán la ronda inaugural de nuevo en casa, frente a la Reggio Emilia, el próximo 17 de noviembre.

Mientras compite en Europa por una plaza en la segunda ronda, el Casademont encara tres citas sustanciales en la Liga Endesa: le sobrevienen, de manera consecutiva, tres equipos cuyos objetivos prioritarios pasan por la salvación. El Real Betis, actual colista del campeonato español –una victoria en siete partidos– visitará el pabellón Príncipe Felipe el 7 de noviembre, a las 17.00. En la siguiente jornada (día 13), los aragoneses se enfrentarán en Badalona con el Joventut, un bloque especialmente fiable en su feudo. Y una semana después (20 de noviembre), la escuadra zaragozano jugará ante el Obradoiro en Santiago de Compostela. Tres partidos que medirán el verdadero potencial de los zaragozanos.            

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión