Baloncesto
Suscríbete por 1€

baloncesto

Casademont Zaragoza: esperando a Kenan Sipahi

El base, sustituto del lesionado Omar Cook, está rindiendo muy por debajo de las expectativas.

Sipahi dirige un ataque en el partido ante el  Avtodor Saratov.
Sipahi dirige un ataque en el partido ante el Avtodor Saratov.
fiba

El Casademont sigue esperando a Kenan Sipahi, cuyo rendimiento no está respondiendo a las expectativas generadas. El turco, de 26 años, se incorporó al cuadro aragonés el pasado 16 de septiembre, como sustituto del lesionado Omar Cook, cuando apenas restaban tres días para el inicio de la competición; pero su juego, lejos de progresar, ha experimentado una involución sorprendente en los últimos encuentros, lo que reduce drásticamente el potencial de la plantilla en su línea exterior. Sipahi llegó con un contrato temporal, de cuatro meses de duración, aunque el club se reservó la posibilidad de prolongar el acuerdo hasta el término de la presente campaña. Sin embargo, su adaptación se está demorando mucho más de lo previsto, devorado por la depresión, el colapso y la negatividad que integran el actual paisaje del equipo zaragozano.

A lo largo de su carrera, Sipahi nunca se ha distinguido por capacidad anotadora, ni por su amenaza exterior, ni tampoco por sus elevados porcentajes de tiro. Pero sí había evidenciado criterio en la dirección, buen manejo de balón, acertadas lecturas de juego y facilidad para asistir; al margen de disponer de un físico privilegiado –es un base de 1,97 metros de estatura– para ayudar en el rebote y para emplearse atrás con firmeza y tesón. Virtudes que, de momento, no ha exhibido en el Casademont Zaragoza, un bloque deprimido y desencantado, muy previsible, que arrastra una impericia ofensiva alarmante.

En este aspecto, las actuaciones de Sipahi arrojan datos muy significativos: en la Liga Endesa, el turco presenta un 17,6% de efectividad en los tiros de 2 puntos, tras haber convertido 3 de sus 17 lanzamientos; y ha errado sus seis lanzamientos triples, además de no haber acudido ni una sola vez a la línea de personal. En la mitad de sus encuentros ha finalizado con valoración negativa –ante el Burgos (-3), el Tenerife (-3) y el Barcelona (-5), mientras que ante el Valencia sumó un crédito de nota general.

Sus dos mejores partidos se remontan a las dos primeras jornadas, ante el Manresa y el Bilbao Basket (4 y 6 de valoración, respectivamente), que fueron las dos únicas victorias del Casademont. Sipahi actuó el pasado curso en las filas del Fenerbahce, aunque en calidad de cedido por el Betis, y promedió 5 puntos, 1,5 rebotes y 2,1 asistencias por duelo. Con los andaluces, en el curso 2019-20, el turco había aportado 7,3 tantos, 2,3 capturas y 3,5 pases de canasta por partido en 20 minutos de juego, aunque con un 51% de acierto en los tiros de 2 (48 de 93), un 26% en triples (12 de 46) y un 68% desde la línea de personal (36 de 53).

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión