Baloncesto
Suscríbete por 1€

baloncesto

Jaume Ponsarnau: "Tenemos que ser un equipo sacrificado"

El entrenador del Casademont Zaragoza dirigió este miércoles su primera sesión preparatoria. La pretemporada constará de seis semanas antes del estreno oficial del equipo, programado para el 19 de septiembre.  

“Tenemos que ser un equipo sacrificado”, anunció este miércoles Jaume Ponsarnau, entrenador del Casademont Zaragoza, en la primera jornada de trabajo del cuadro aragonés. Una fase de preparación que constará de seis semanas antes del estreno oficial del equipo en la Liga Endesa, cuyo primer partido está programado para el 19 de septiembre, a las 17.00, contra el Baxi Manresa. “Somos un bloque nuevo”, advirtió el técnico, consciente de la plantilla necesita tiempo y paciencia para alcanzar su verdadera medida. En este sentido, el club ha acometido hasta ocho nuevas incorporaciones, y los jugadores necesitan tiempo para adquirir rutinas y automatismos, para asimilar los sistemas de juego, para conocer a sus compañeros y ejecutar correctamente el ideario del entrenador. “A marchas forzadas, debemos pasar de ser un grupo a ser un equipo. Y eso pasa por conocernos, entendernos, hablar, comunicarnos, y encontrar una forma de jugar que nos haga competitivos”, explicó Ponsarnau, quien considera que “poco a poco”, a través “del trabajo, de los entrenamientos y de los partidos amistosos”, el conjunto zaragozano “irá avanzando hasta convertirse en el equipo que pretende ser”.

“La pretemporada, además, también es un periodo muy importante para afinar muchos otros aspectos, como por ejemplo el físico, para afrontar una temporada que será muy exigente”, declaró el preparador del Casademont Zaragoza, que se refirió a los obstáculos que le aguardan a los aragoneses tanto en el campeonato doméstico como en en torneo continental: “Nuestra sensación es que la Liga Endesa es ahora más competitiva, de una mayor igualdad. Y la FIBA Europe Cup es una competición nueva para nosotros, a la que acudimos con la exigencia de adaptarnos y con el reto de competir al máximo, sabiendo que somos el primer conjunto español que participa en el torneo”, expuso el técnico.

“Ahora es el momento de construir un espíritu, no sólo colectivo sino también individual -añadió Ponsarnau-. Es el momento de esforzarse, de sufrir, de cansarse más de la cuenta, porque eso también marca el nivel de aportación que puede tener cada jugador de cara al equipo. Tenemos que ser un equipo sacrificado”, insistió el entrenador del Casademont Zaragoza, que también se refirió a la “gran calidad humana” que atesora la plantilla: “Contamos con un grupo de buenas personas, muy trabajadoras, y eso siempre ayuda. Además, también hay talento, jugadores con muchas capacidades”, sostuvo.

La plantilla aragonesa ha experimentado una modificación drástica con respecto al ejercicio anterior: del pasado curso, únicamente siguen en el equipo Rodrigo San Miguel, Javi García, Aleix Font y Tryggvi Hlinason, mientras que se han acometido hasta ocho nuevas incorporaciones. Los nuevos refuerzos son el base Omar Cook (Burgos), el escolta Matt Mobley (Skyliners Fráncfort), los aleros Santi Yusta (Tenerife) y Stan Okoye (Gran Canaria), los ala-pívots Hans Vanwijn (JDA Dijon) y Dino Radoncic (Gipuzkoa Basket) y los pívots Jamel McLean (MHP Riesen Ludwigsburg) y Ramón Vilá (Levitec Huesca).

“Ahora empezamos a trabajar juntos, a conocernos. De toda la plantilla, yo solamente había trabajado con Rodrigo San Miguel”, confesó Ponsarnau, quien recordó, además, que del resto de los jugadores “muy pocos han jugado juntos”, de ahí “el momento trascendental” que supone la pretemporada “para construir el espíritu de sacrificio” que pretende implantar en el equipo zaragozano.

Ponsarnau dirigió este miércoles su primera sesión preparatoria, aunque de momento con la plantilla incompleta: Tryggvi Hlinason y Dino Radoncic tienen prevista su llegada a Zaragoza la próxima semana, a la conclusión de sus compromisos con sus respectivas selecciones nacionales; mientras que Jamel McLean también se incorporará en los próximos días, una vez resuelva los trámites burocráticos pertinentes. Además, Matthew Mobley se encuentra en los Estados Unidos, a la espera de cerrar su periodo de recuperación antes de viajar a España, tras haber dado positivo por covid días atrás. Los canteranos Jaime Fernández, Ander Urdiain y Aitor Etxeguren, así como el cubano Javier Justiz, sí estuvieron presentes en el primer entrenamiento del curso, ya que realizarán la pretemporada con el Casademont Zaragoza, a las órdenes de Ponsarnau, antes de concretar sus respectivas salidas de la entidad en calidad de cedidos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión