Despliega el menú
Baloncesto
Suscríbete

baloncesto

Un Casademont femenino renovado

El equipo aragonés avanza en la reestructuración de la plantilla. Bettencourt se convirtió ayer en el cuarto fichaje. 

María Bettencourt, último fichaje del Casademont Zaragoza, durante su etapa en Tenerife.
María Bettencourt, último fichaje del Casademont Zaragoza, durante su etapa en Tenerife.
Heraldo

Haciendo ejercicio de “autocrítica” y asumiendo los “errores” cometidos en la planificación de la pasada temporada, el Casademont Zaragoza avanza en la reestructuración de la plantilla 2021-22. El director deportivo, Pep Cargol, y el entrenador Carlos Cantero, llegado a finales de abril para remplazar a Carlos Iglesias, están diseñando un equipo prácticamente nuevo, al que se le exigirá un paso al frente.

Jugadoras como Laura Nicholls o Robyn Parks salieron a mitad de campaña. Otras como Wurtz, Ayuso, Handy, Gatling o Vanloo no ampliaron su contrato. Y así, las únicas que continúan son Anna Cruz, Aminata Sangare y la aragonesa Zoe Hernández, obligando al club a moverse con celeridad en busca de piezas de nivel.

“El año pasado obtuvimos la plaza cuando era tarde y tuvimos poco margen. Este año hemos empezado antes. Llevamos bastantes semanas trabajando en la confección del equipo y, poco a poco, se va estructurando”, explica Cargol, sobre una configuración que ya cuenta con cuatro nuevos fichajes.

La primera en aterrizar fue la pívot Merrit Hampe; después vino Vega Gimeno (ala-pívot); la pasada semana se anunció la incorporación de la alero Antonia Delaere; y este mismo martes se ha confirmado la llegada de la base María Bettencourt, internacional portuguesa que suma siete temporadas en España, las dos últimas en las filas del Ciudad de la Laguna Tenerife.

La pasada campaña, Bettencourt sumó una media de 5,4 puntos, 2,6 rebotes, 1,7 asistencias y un robo por partido en la Liga Femenina Endesa. Además de por su experiencia, se caracteriza por su gran intensidad defensiva, por tener visión de juego y buena mano para el lanzamiento de tres puntos.

La ‘play maker’ lusa, de 30 años y 173 centímetros de estatura, se convierte en la séptima integrante de un equipo que en las fechas venideras seguirá anunciando más nombres de fichajes que combinan experiencia y hambre competitivo. Ese es el perfil que, tras el decepcionante paso por Zaragoza de la mayor parte de las jugadoras que vinieron con vitola de estrella, pretende ahora el área deportiva.

Se está apostando por jugadoras a las que les motive la opción de venir a Zaragoza y conozcan la competición. Estas jugadoras, además de querer crecer, tienen que ayudarnos a dar un paso al frente. Sus intereses tienen que coincidir con los nuestros”, explicó Pep Cargol, subrayando que el renovado Casademont femenino debe ser un equipo “exigente”, que no se conforme con “estar” en la Liga Femenina Endesa.

Tenemos que ser humildes y reconocer que el equipo fue muy irregular el año pasado y se dejó ir en muchos partidos. Eso es lo que no queremos; queremos un bloque que se agarre a la pista y luche hasta el último segundo. Después la clasificación nos pondrá más arriba o más abajo, pero cada día tenemos que salir de la cancha percibiendo que nos hemos dejado hasta la última gota de sudor”, completó el director deportivo.

Por último, Pep Cargol reconoció que el presupuesto del Casademont Zaragoza femenino se verá “ajustado”, dado el escenario económico surgido a consecuencia de la crisis derivada de la pandemia. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión