Despliega el menú
Baloncesto
Suscríbete

baloncesto

La Fundación Basket Zaragoza y ‘El Basket es vida’ decoran el Hospital Infantil

La dos fundaciones han decorado el espacio donde se encuentran las consultas de cuidados paliativos pediátricos, salud mental infanto-juvenil, neurofisiología, neuropediatría y oncopediatría, además de urgencias PAC de Pediatría y Maternidad.

Fernando Ramiro y Alberto Béjar.
Fernando Ramiro y Alberto Béjar.
casademont zaragoza

Este lunes quedó finalizada la decoración de un espacio dedicado al baloncesto en el Hospital materno infantil de Zaragoza, en una acción que realizaron conjuntamente el Casademont –a través de la Fundación Basket Zaragoza– y la Asociación ‘El Basket es vida’, una organización sin ánimo de lucro con el baloncesto como plataforma para ayudar a los más necesitados y liderada por Alberto Béjar, Manolo Castro y Andy Domnariu.

Tras la gran iniciativa de ‘El Basket es vida’ y su llamada a la Fundación Basket Zaragoza para desarrollar juntos esta acción, por fin ve la luz una pequeña contribución que ambas fundaciones han querido dar a un territorio en el que los más pequeños viven los momentos menos amables de sus vidas, decorando el espacio donde se encuentran las consultas de cuidados paliativos pediátricos, salud mental infanto-juvenil, neurofisiología, neuropediatría y oncopediatría, además de urgencias PAC de Pediatría y Maternidad.

Unos diseños plagados de luz, color y energía positiva con sabor a baloncesto y con Zaragoza y su skyline siempre presente, con el deseo de endulzar el trance y arrancar unas sonrisas a los jóvenes pacientes, con la presencia en una de las paredes de la mascota del Casademont Zaragoza, Link, ofreciendo su perfil más simpático y amable.

Una iniciativa en la que también se han implicado solidariamente las firmas que han intervenido en la decoración: desde le impresión digital de los diseños y su instalación por Moldiber, la electricidad de Echemann y la pintura final de los graffiteros Barok, Buke y Bhur para darle el toque urbano al lugar.

Un proyecto que, además, se ha llevado a cabo con las aportaciones de la Fundación Basket Zaragoza provenientes del rastrillo navideño solidario y de las donaciones de sus  abonados por los partidos no vistos por la pandemia la campaña pasada, a los que unir la donación de 2.000 euros de Paula Mateos (@paula_mateos90), al ganar sendos premios en los OpositaTest Awards.      

Fernando Ramiro, responsable de la Fundación de Basket Zaragoza ha señalado su satisfacción por el resultado final en la primera visita con la nueva decoración. “Es una contribución de nuestro club y sus abonados en la que los protagonistas son los niños. Quizá será una granito de arena pero cualquier cosa que sirva para arrancarles una mirada de alegría o una sonrisa en este lugar, cumple nuestras expectativas ya”, señaló.

“Nuestra Fundación tiene en la infancia su materia prima. A ellos dedicamos nuestros esfuerzos deportivos, pero hay otros aspectos igual de importantes con el que intentamos devolver a la sociedad lo que el deporte nos ha puesto al alcance de la mano”, añadió Ramiro.

Por su parte, Alberto Béjar,  cara y voz visible de la Asociación ‘El Basket es vida’ quiso agradecer la ayuda y la labor “de todas las personas implicadas en este proyecto: desde Carmen Sánchez al resto de personal del Hospital, a la Fundación Basket Zaragoza, Moldiber, Echeman y los graffiteros Barok, Buke y Bhur. Estoy muy emocionado con el resultado de la reforma”, afirmó. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión