Despliega el menú
Baloncesto
Suscríbete

baloncesto

Reynaldo Benito, presidente del Casademont Zaragoza: "Al baloncesto aragonés le deben una Copa"

El presidente de la entidad destaca el gran momento del equipo, que ha partido este lunes hacia Rusia para disputar la Final a Ocho de la Champions League. 

El Casademont Zaragoza se desplazó este lunes a Nizhni Novgorod, al oeste de Rusia, donde afrontará la fase final de la Champions League. Lo hizo en un vuelo chárter, que despegó desde la capital aragonesa, y que compartió con el Lenovo Tenerife y el San Pablo Burgos, los otros dos representantes españoles en la competición. La Final a Ocho se desarrollará desde mañana hasta el próximo domingo, y el cuadro de Luis Casimiro se topará a las primeras de cambio con el anfitrión -además, con la presencia de público en las gradas-. Sin embargo, los zaragozanos creen decididamente en la gesta, más aún tras el notable crecimiento protagonizado por el equipo en las dos últimas semanas.

En este sentido, todos los componentes de la expedición aragonesa ofrecieron el mismo discurso: el Casademont acude a la cita “con mucha humildad”, aunque al mismo tiempo “con seguridad y convicción”, con las máximas aspiraciones.

“Llegamos muy bien a la cita”, confiesa el presidente de la entidad, Reynaldo Benito, quien considera que el equipo “ha dado un cambio radical con la llegada del nuevo entrenador”, Luis Casimiro, el pasado 17 de abril. “Hemos recuperado el bloque que conocíamos del pasado año”, añadió Benito, en referencia a las señas de identidad que acuñó la plantilla en el anterior ejercicio, distinguida por la fuerza del grupo, por la implicación de todos los jugadores en un proyecto común.

“No partimos como favoritos, eso es obvio, porque nos enfrentamos en la primera eliminatoria con el equipo que juega en casa y porque, además, habrá público en las gradas y también sabemos cómo es el arbitraje FIBA. Aunque por talento y físico somos superiores, sin duda nos vamos a encontrar con un rival muy duro”, advierte el presidente del club aragonés, que considera clave “competir con la máxima concentración desde el primer segundo hasta el último” para poder optar a las semifinales del torneo.

¿Y el título? ¿Es posible la gesta? “Yo creo que sí. Además, al baloncesto aragonés le deben una Copa”, recuerda Benito, aludiendo a la Recopa que le robaron al Club Baloncesto Zaragoza (CBZ) de José Luis Rubio en Ginebra, en marzo de 1991, en la final que enfrentó a los aragoneses con el PAOK. El presidente del Casademont insiste en “el gran momento” del equipo zaragozano, que además cuenta “con un técnico con mucha experiencia” al timón. Para optar al cetro continental, Benito aboga por acudir a la cita “con humildad”, pero también “con la cabeza bien alta y sin miedo”. “Afrontamos nuestra segunda Final a Ocho consecutiva, lo que sin duda es algo histórico para entidad; pero somos ambiciosos y pensamos que el título es posible”, reitera el presidente del club aragonés, que señala el camino al éxito: “Siempre que hemos jugado colectivo, en equipo, es cuando mejores resultados hemos obtenido”, advierte.

Casimiro, optimista

En los mismos términos se expresa el entrenador, Luis Casimiro, quien habla de “ambición”, de encarar la eliminatoria ante el Nizhny Novgorod “sin miedo”, al margen de subrayar “el gran trabajo” que vienen desarrollando “todos los jugadores” desde su incorporación al banquillo zaragozano. “Desde el primer día me encontré con un grupo entregado, muy receptivo, con muchas ganas de reaccionar”, sostiene el técnico, quien indica que el cuadro aragonés “llega bien” al torneo “en todos los aspectos”: “En el apartado físico, no hemos tenido ningún contratiempo; y anímicamente, estamos muy ilusionados, perfectamente preparados, tras haber ganado tres de los últimos cuatro partidos”, argumenta el preparador del Casademont Zaragoza.

“Sería un error hablar de favoritos -continúa Casimiro-, porque son eliminatorias a partido único en las que puede pasar cualquier cosa. Hay muchos factores que pueden influir, y más con la igualdad existente entre todos los equipos”, expone el técnico, quien también se refiere al “ambiente adverso” que se encontrarán los zaragozanos en Nizhni Novgorod: “El hecho de jugar contra el anfitrión, y que el pabellón pueda tener público, lo debemos aprovechar para elevar aún más nuestra motivación. Yo prefiero jugar en un escenario así, con el público en nuestra contra, que hacerlo en una cancha vacía”, explica.

Aficionados el margen, el Casademont se topará en la pista con un oponente de gran dificultad: “Dispone de una línea exterior muy buena, con grandes tiradores, y también tiene una gran disciplina a la hora de jugar. Tenemos que ser pacientes, constantes. Es un equipo que está jugando muy bien en la Liga rusa y que se ha plantado en la Final a Ocho por méritos propios”, analiza Casimiro, quien confía en que su equipo sea capaz “de imponer su ritmo habitual de juego” en el compromiso ante los rusos. “Nosotros jugamos a muchas posesiones. Nuestro estilo es correr, tirar rápido, aunque está claro que nuestro rival no querrá este ritmo tan elevado. En cualquier caso, será un partido duro, un partido de contacto. Si sabemos superar esa situación, tendremos mucho ganado”, anuncia el técnico del Casademont. “Para ganar -añade-, debemos ser el mismo equipo de estas dos últimas semanas, con una personalidad muy definida. Tenemos que mejorar detalles, tanto en ataque como en defensa, pero con esa personalidad que ha caracterizado al equipo en estos últimos encuentros”.

También Jonathan Barreiro, segundo capitán del Casademont Zaragoza, coincide en “la ambición” y en las “buenas sensaciones” con las que acuden los aragoneses a la ronda definitiva del torneo. “Perdimos ayer ante el líder, pero dando la cara, y veníamos de ganar los cuatro partidos anteriores frente al Gizpuzkoa Basket, el Burgos, el Unicaja de Málaga y el Andorra. Llegamos en un gran estado de forma a Rusia y hay que demostrarlo ya en el primer partido. Vamos con la intención de seguir consolidando nuestro nombre en Europa”, manifiesta el ala-pívot, quien confirma “el nivel óptimo” del equipo “en el plano colectivo y en el individual”, para afrontar la cita “con las máximas garantías”. “Estar en la Final a Ocho era uno de los objetivos de la temporada, que es muy importante para el club. Ojalá con nuestro esfuerzo podamos conseguir el título. Sabemos que será muy complicado, pero ganas no nos van a faltar”, anuncia.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión