Despliega el menú
Baloncesto
Suscríbete

baloncesto

El Casademont planta cara al líder (89-98)

El equipo aragonés completa una gran actuación ante el Real Madrid, pero acaba cediendo en los últimos compases del duelo. 

El Casademont se quedó a escasos centímetros de la victoria. El desenlace resultó inmerecido, doloroso y cruel (89-98). El cuadro aragonés completó una notable actuación ante el Real Madrid, el líder, uno de los equipos más imponentes del panorama continental, pero su desempeño no le alcanzó para sumar su quinta victoria consecutiva en la Liga Endesa. Agarrado sobre todo al devastador acierto de Elias Harris (23 puntos), el equipo zaragozano guardó ambiciones de triunfo hasta el último suspiro de la contienda. Al final, sin embargo, acabó perdiendo por una diferencia en el marcador inexistente en el juego. El Madrid, muy exigido, tuvo que emplearse al máximo para ganar en el pabellón Príncipe Felipe. 

En su regreso a casa, Carlos Alocén resultó decisivo en la victoria de los madridistas. El base aportó 12 puntos, 2 rebotes y 1 asistencia en poco más de un cuarto de hora, y fue especialmente incisivo en los momentos de fragor, en los últimos instantes del duelo, cuando los visitantes firmaron la sentencia. 

El Madrid comenzó el duelo con Poirier, Tyus, Taylor, Causeur y Nico Laprovittola. Y el Casademont tuvo dificultades para anotar en estático, al no tener ventaja física en ninguno de los emparejamientos. Laprovittola golpeó desde el perímetro, con un triple liberado, pero el cuadro aragonés enseguida reaccionó. Primero lo hizo con cinco puntos consecutivos de Nico Brussino, y después con las canastas de Wiley y Elias Harris en el juego interior. Un parcial de 11-0, en apenas dos minutos, que modificaron drásticamente el escenario (11-3). Los zaragozanos no sólo habían recuperado su solvencia ofensiva habitual, sino que también se defendían con disciplina y perseverancia, sin apenas desatenciones.

Mejoró el equipo blanco con las primeras rotaciones. Sin embargo, el Casademont se mantuvo firme, muy seguro de sus fuerzas. Transcurridos siete minutos de juego, los locales ya habían facturado 22 puntos (22-14), lo que conllevó el tiempo muerto de Pablo Laso. Al cierre del acto inaugural, los aragoneses habían edificado una sólida renta en el marcador (31-19), después de que Ennis, San Miguel y Barreiro acertaran con sus lanzamientos desde más allá del arco.

En el segundo cuarto, Laso recurrió a Rudy Fernández y a Sergio Llull. Con ellos, y con Alocén al mando, el Madrid se manejó con mayor criterio y templanza en sus acciones de ataque. Ello le reportó tiros liberados, sobre todo en la línea exterior, y pudo anotar 18 puntos en cinco minutos de juego. Al cuarto de hora, los blancos ya se habían situado a un solo punto del Casademont (38-37), tras dos triples convertidos por Nico Laprovittola y otros dos por Rudy Fernández. Luis Casimiro tuvo que detener el encuentro.

Tras el tiempo muerto, el conjunto zaragozano sumó nueve tantos consecutivos, con dos triples de Sulaimon y un 2+1 de Elias Harris; pero Rudy prosiguió con su particular exhibición, con todo lo que conlleva, e impulsó la remontada de los visitantes con tres acciones de mérito. El alero madridista facturó 11 puntos, 3 rebotes y 2 asistencias en apenas 7 minutos, al margen de su sobresaliente desempeño en las labores de contención. Una contribución colosal para que su equipo recuperara definitivamente el pulso. Al descanso, los visitantes ya gobernaban el marcador (51-54), tras haber sumado 35 tantos en el segundo acto.

El Madrid mantuvo su acierto en los primeros compases de la reanudación. Anotaron Poirier y Causeur, ambos desde el perímetro, para ampliar la distancia de los visitantes con una facilidad sorprendente. Pero el Casademont es ahora un bloque sólido, equilibrado, tenaz, muy competitivo; ya no se desencaja ante las primeras adversidades. Y enseguida reaccionó. San Miguel y Brussino, desde el triple, iniciaron el despegue de los zaragozanos, que luego igualaron la contienda con las canastas de Dylan Ennis y Elias Harris, justo en el ecuador del tercer acto (64-64). Después de dos grandes defensas, el cuadro aragonés pudo enlazar dos rápidos contragolpes, ambos ejecutados por Harris (70-64), que conllevaron un nuevo tiempo muerto de Pablo Laso. A partir de ahí se produjo un intenso intercambio de golpes, sin apenas tregua, que favoreció a los madridistas. Sin embargo, el Casademont se sobrepuso a un 0-7 de parcial y alcanzó la media hora con dos puntos de ventaja (75-73), tras una canasta de Wiley bajo los aros.         

En el tramo definitivo, los zaragozanos resistieron las primeras acometidas de su rival. Lo hicieron por su intensidad atrás y por su serenidad en sus acciones de ataque, donde buscaron siempre la mejor opción para anotar. Fue, precisamente, tras otra brillante acción colectiva cuando Wiley amplió la ventaja local, con un contundente mate que se cobró también la falta personal de Poirier (85-82).

Pero el Madrid no ofrece ni una sola concesión. Alocén igualó el choque con un certero triple, a cinco minutos de la conclusión (85-85), y Tyus anotó después en la pintura, al límite de la posesión, para poner de nuevo por delante a los de Pablo Laso (85-87). A partir de ahí, con Alocén dando sobradas muestras de su talento, los visitantes ya no dieron opción a los zaragozanos, que al menos acabaron perdiendo con dignidad y decoro. Hay derrotas que engrandecen.

Ficha técnica

89 Casademont Zaragoza (31+20+24+14): San Miguel (10), Ennis (5), Brussino (10), Harris (23), Wiley (11) -cinco inicial- Sulaimon (6), Justiz (2), Barreiro (11), Benzing (5), Hlinason (6) y Javi García (-).

98 - Real Madrid (19+35+19+25): Laprovittola (20), Causeur (3), Taylor (14), Tyus (10), Poirier (5) -cinco inicial- Alocén (12), Carroll (9), Rudy Fernández (17), Abalde (-), Vukcevic (1), Garuba (7) y Llull (-).

Arbitros: Conde, Zamorano y Fernández Esteban. Excluyeron por personales Benzing (min. 31).

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión