Despliega el menú
Baloncesto
Suscríbete

baloncesto

El Nizhny Novgorod será el primer rival del Casademont Zaragoza en la Final a Ocho

Los zaragozanos se medirán con el equipo anfitrión en la eliminatoria de cuartos de final.

pml[[[HA ARCHIVO]]]
Brussino y Sulaimon, en el partido ante el Nymburk.
efe

El Nizhny Novgorod será el primer obstáculo del Casademont Zaragoza en la fase definitiva de la Champions League, según determinó el sorteo celebrado este viernes en la Patrick Baumann House of Basketball de la localidad suiza de Mies. La Final a Ocho se desarrollará precisamente en la ciudad rusa de Nizhny Novgorod, al oeste del país, del 5 al 9 mayo. Además de los zaragozanos y del equipo anfitrión, también optarán al título continental los españoles Lenovo Tenerife y San Pablo Burgos –actual campeón–, el Estrasburgo francés, el Nymburk checo, el Hapoel Holon israelí y el Pinar Kasriyaka turco. El conjunto de Sergio Hernández, de esta forma, se medirá de inicio con un oponente al que ya superó en sus dos enfrentamientos de la primera ronda.

La eliminatorias de cuartos de final se desarrollarán el 5 y 6 de mayo; un día más tarde están programados los dos duelos de las semifinales; mientras que el domingo, 9 de mayo, se jugará la final y el partido que determinará el tercer y el cuarto puesto.

En caso de acceder a la semifinales del torneo, el Casademont se enfrentará entonces con el ganador de la eliminatoria entre el Nymburk checo y el Pinar Karsiyaka turco. El equipo zaragozano, de esta forma, no se cruzará con los otros dos representantes españoles, el Lenovo Tenerife y el San Pablo Burgos, hasta una hipotética final. Los tinerfeños jugarán la ronda de cuartos ante el Estrasburgo francés, mientras que los burgaleses lo harán frente al Hapoel Holon israelí.

El conjunto aragonés acudirá a la cita como segundo clasificado del Grupo L tras haber perdido el liderato en la última jornada, por lo que se medirá en la primera eliminatoria con uno de los cabezas de serie. Finalmente le tocó el equipo anfitrión, un adversario exigente pero accesible, tal y como evidenciaron los zaragozanos en la primera fase de la competición. El Nizhny Nogorov ocupa la quinta posición de la tabla en el campeonato doméstica de Rusia. En la ronda inicial de la Champions perdió sus dos enfrentamientos contra el Casademont Zaragoza, primero en el pabellón Príncipe Felipe (78-75) y posteriormente en su feudo (92-98), y se presentó en los ‘play off’ como segundo clasificado. Sin embargo, ha ido a más conforme avanzaba el torneo y encara la fase final como cabeza de serie, al liderar un grupo donde compitieron también el Estrasburgo, el AEK de Atenas, el Turk Telekom. Además, ahora ejercerá de anfitrión, lo que incrementa considerablemente sus opciones de levantar el título.

En cualquier caso, el Tenerife era el rival a evitar por los aragoneses, por su la capacidad competitiva de los de Txus Vidorreta y la amplitud de recursos de su plantilla. El conjunto isleño, tercero en la Liga Endesa (23 victorias en 29 partidos), ha trasladado a Europa su sobresaliente rendimiento. Ahora, sin embargo, no se topará con el Casademont Zaragoza hasta una hipotética final.

El cuadro aragonés acude a la cita con las máximas aspiraciones, aunque mermado por su inconstancia, su inconsistencia, sus intermitencias y su manifiesta irregularidad. De hecho, inició su trayectoria europea con paso firme y decidido, al ganar siete de sus ocho primeros encuentros; pero se descompuso después, víctima de su indolencia defensiva, y encajó dos derrotas sonrojantes en la segunda fase de la competición. El primer oprobio se produjo en el 23 de marzo, en la pista del Brose Bamberg alemán (117-76). Los germanos facturaron hasta 117 puntos sin necesidad de prórroga, un diáfano indicador de la escasa presión ejercida por los zaragozanos.

Posteriormente, el Casademont dobló la rodilla en su visita a Nymburk, el pasado 8 de abril, también con contundencia (98-78), pese a estar en juego el liderato del Grupo L. Fue otra actuación deficiente, con importantes carencias, ante un rival accesible que ya había claudicado la semana anterior en el pabellón Príncipe Felipe (90-71). Los checos, sin embargo, se emplearon con mayor energía y tesón en el partido definitivo y atraparon la primera posición del Grupo L, lo que les ha permitido ser cabezas de serie en la fase final.

En la ronda inaugural, los zaragozanos habían presentado una única mácula: la derrota encajada en Hungría, el pasado 22 de diciembre, frente al Falco Szombathely (94-86). En el resto de sus actuaciones, el equipo de Sergio Hernández siempre había salido vencedor, independientemente del rival y del escenario, lo que le catapultó al liderato de su grupo. Los aragoneses contabilizaron cinco victorias en los seis encuentros disputados, tras haber superado en dos ocasiones al Star Lublin (85-86 y 94-82) y al Nizhny Novgorod (78-75 y 92-98), además de haber derrotado a los húngaros en el pabellón Príncipe Felipe (85-76). En esta primera fase de la competición, especialmente meritoria fue la actuación de los zaragozanos en Rusia, en la quinta jornada, con un triunfo que entonces le garantizaba su presencia en la segunda ronda del torneo, y con el primer puesto del grupo garantizado. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión