Despliega el menú
Baloncesto
Suscríbete

baloncesto

El Casademont Zaragoza pierde el liderato (98-78)

El conjunto aragonés cede ante el Nymburk en la República Checa, tras otra actuación deficiente, y no será cabeza de serie en la fase final de la Champions League. 

Fue un partido desalentador, una actuación deficiente (98-78). En la República Checa, el Casademont Zaragoza tampoco alcanzó la altura requerida para competir, lastrado por una primera mitad indigna, impropia de una equipo con las máximas aspiraciones en el torneo continental. Como en Alemania, en la pista del Brose Bamberg, hace apenas 15 días (117-76), ayer quedó nuevamente retratado por su dejadez, su apatía y su indolencia en las labores de contención; por su actitud perezosa, e incluso indiferente, ante un rival que sí exhibió la fuerza y la determinación que demandaba el partido: se trataba de la última jornada de la fase de ‘play off’, y en juego estaba el liderato del grupo. Fue el Nymburk, finalmente, quien se adjudicó la primera plaza, por lo que acudirá como cabeza de serie a la ronda decisiva de la competición. Mientras, el Casademont se topará con el Tenerife, el Hapoel Holon israelí o el Nizhny Novgorod ruso en su recorrido hacia las semifinales.

El Casademont edificó una renta de seis puntos, en los primeros 90 segundos del duelo, impulsado por su efectividad desde el perímetro. Robin Benzing y Dylan Ennis, con dos certeros triples, castigaron las lagunas defensivas de un rival que, además, también se había precipitado en sus primeras acciones ofensivas. Fue un primer acto trepidante, veloz, intenso, loco por momentos, con los dos conjuntos atacando el aro en los primeros instantes de la posesión. Y en este escenario, el Nymburk enseguida inclinó el choque a su favor. Reaccionaron los checos con los puntos de Dalton y Prewit, la mayoría con tiros liberados, para retratar la indolencia defensiva de los visitantes: el Casademont, en este sentido, encajó hasta 20 puntos en el ecuador del primer acto (20-17). Se mantenía en el partido porque también presentaba, por entonces, una elevada anotación; pero emitió señales muy negativas en el aspecto defensivo, sobre todo por sus repetidos desajustes en la línea exterior. Los locales, por ello, acertaron en 5 de sus 8 lanzamientos triples, para ampliar su ventaja con una facilidad sorprendente. Al cierre del acto inaugural, el equipo de Sergio Hernández seguía sin resolver sus desequilibrios atrás, un defecto persistente a lo largo de la temporada (30-23).

En el segundo cuarto, el Casademont acentuó su dudas defensivas, al mismo tiempo que se manejaba en ataque de forma anárquica y descontrolada, sin orden, sin disciplina, sin una propuesta colectiva solvente. Con este paisaje, los zaragozanos permanecieron sin anotar los primeros cuatro minutos del cuarto; y el Nymburk no desaprovechó concesiones de tal magnitud (43-23). El cuadro aragonés minimizó el daño después, más por orgullo que por juego, aunque sin dar la sensación de poder culminar la remontada. De hecho, se mantuvo siempre con una desventaja de dobles dígitos, pese al acierto ofensivo de Robing Benzing (15 puntos) y Dylan Ennis (11) en este segundo parcial. El problema atendía a la defensa, tal y como advertían los 51 puntos anotados al descanso por los checos (51-39); pero los visitantes, al menos, sí habían reducido la distancia y seguían sin bajar definitivamente los brazos. Después de un primer tiempo desalentador, el duelo no estaba totalmente finiquitado.

Foto del partido ERA Nymburk - Casademont Zaragoza, de Basketball Champions League
Foto del partido ERA Nymburk - Casademont Zaragoza, de Basketball Champions League
Basketball Champions League

En la reanudación, el Casademont restauró momentáneamente su dañado prestigio. Mejoró su actitud, elevó su compromiso colectivo, aumentó su predisposición defensiva y fue, por fin, un bloque comprometido y solidario en las labores de contención. El Nymburk, ahora sí, tuvo numerosas dificultades para anotar, mientras los zaragozanos se manejaban con templanza y criterio en sus acciones de ataque. Ennis, Sulaimon y sobre todo Brussino hallaron buenas situaciones de tiro, y el cuadro aragonés -con muy buenos minutos del canterano Jaime Fernández- se situó a seis puntos (60-54) de distancia, en el ecuador del tercer acto. Sin embargo, cuando el Casademont volvía a creer, los checos respondieron con cinco tantos consecutivos de Lukas Palyza y dos genialidades de Vojtech Hruban (71-55). A partir de ahí, los locales ya no dieron opción a la remontada ante un equipo indeciso y timorato que, de nuevo, volvió a exhibir su perfil más vulnerable en una cita de entidad.  

Participó en el duelo Javier Justiz, quien tuvo, además, un mayor protagonismo que en citas anteriores tras las ausencias de Tyrggvi Hlinson y Elias Harris en el juego interior. El cubano, que permaneció once meses apartado de las pistas por una lesión de rodilla, contabiliza seis apariciones en la Liga Endesa y 2 en la Champions League, con un promedio de sólo siete minutos por choque. Este jueves jugó un cuarto de hora, con una aportación de 6 puntos y 3 rebotes. El Casademont también compareció sin Rodrigo San Miguel, aquejado de una lumbalgia que se produjo el pasado sábado, en el partido ante el Herbalife. Ausencias, en cualquier caso, que no justifican un nuevo opropio de los zaragozanos.

Foto del partido ERA Nymburk - Casademont Zaragoza, de Basketball Champions League
Foto del partido ERA Nymburk - Casademont Zaragoza, de Basketball Champions League
Basketball Champions League

Ficha técnica

98 - ERA Nymburk (30+21+24+23): Tuma (9), Hruban (12), Prewitt (25), Dalton (9), Zimmerman (11) -cinco inicial- Kovar (-), Rylich (-), Safarcik (-), Benda (5), Kriz (9) y Palyza (18).

78 - Casademont Zaragoza (23+16+19+20): Sulaimon (8), Ennis (17), Brussino (12), Benzing (20), Justiz (6) -cinco inicial- Barreiro (4), Jaime Fernández (2), Font (2), Javi García (-), Wiley (7).

Arbitros: Lucis (Letonia), Poursanidis (Grecia) y Suslov (Estonia). No hubo eliminados.

Incidencias: partido de la última jornada de la segunda fase de la Liga de Campeones disputado en CEZ Sportovni Hala de Nymburk (República Checa) a puerta cerrada

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión