Despliega el menú
Baloncesto
Suscríbete

baloncesto

El Levitec Huesca regresa de su cuarentena recibiendo al Tizona

Los oscenses se presentan al primero de sus dos partidos en tres días frente a rivales directos por la permanencia con solo un entrenamiento previo con la plantilla al completo.

Óscar Lata, técnico del Levitec, durante el partido con el Lleida.
Óscar Lata, técnico del Levitec, durante el partido con el Lleida.
Pablo Segura

No serán definitivos porque aún quedarán varias citas más, pero sí que resultarán muy relevantes. El Levitec Huesca afronta en tres días dos partidos clave en su lucha por la permanencia en la LEB Oro. Con cuatro victorias en su haber, los oscenses reciben este miércoles a las 20.00 al Tizona Universidad de Burgos, que suma tres, y el viernes hará lo propio con el Cáceres, que cuenta con seis y marca la salvación. Ambos choques se celebran fuera de sus fechas originales y de hecho aún queda otro más pendiente, el desplazamiento a Orense, para ponerse al día después de que la aparición de cuatro positivos de covid-19 hace dos semanas trastocase toda la preparación y normal desempeño del conjunto que dirige Óscar Lata.

La detección de los contagios a la vuelta del desplazamiento a Melilla (85-78), única cita que los peñistas han afrontado hasta ahora en la segunda fase de la competición, obligó a que todos los jugadores y el cuerpo técnico quedasen confinados durante diez días. Después, la vuelta a los entrenamientos ha sido escalonada y solo el martes pudieron trabajar todos juntos de nuevo.

Ante esto, Lata es consciente de que muchas de sus piezas no estarán al 100%, aunque aún así se muestra optimista. “Hemos hecho un buen trabajo durante el parón con los medios que teníamos para hacer físico y táctico desde casa, e incluso ha habido más tiempo para estudiar a los rivales, estamos muy confiados”, expuso el técnico que no quiso caer en victimismos. “El discurso es éstas son las circunstancias y vamos a luchar con ellas”, aseguró.

Uno de los aspectos que preocupa al preparador gallego es el momento de forma del equipo. “El mayor hándicap que tenemos es saber que estamos preparados para competir a medio campo, pero que nos va a costar subir y bajar. Nos interesa parar el partido justo el día en el que al equipo contrario le gusta el ritmo alto”, analizó. Para ello, aunque hay quien “no está ni al 60%”, pide que “lo poco que pueda hacer que lo haga”. “No estamos en condiciones físicas óptimas, pero sí mentales”, manifestó. “Va a ser importante saber cuándo debemos bajar el pistón y cuándo no renunciar a correr”, alertó.

Al Tizona lo describió como “un conjunto de rotación alta”. “Juegan a ritmo alto, le dan importancia al ataque y ahora están intentando ser más serios en la defensa”, añadió. Los burgaleses que llegaron a la segunda fase con solo un marcador positivo se han impuesto en ésta en dos de los tres compromisos que han completado. Superaron al Canoe (89-63) y al Lleida el fin de semana pasado por 91-81. Por contra, no pudieron con el Girona (93-73). En sus filas destaca el pívot senegalés Barro, con unas medias en la segunda fase de 14,3 puntos, 8,7 rebotes y 22 de valoración.

Tanto en el duelo de este miércoles como en el del Cáceres podrán acceder al Palacio de los Deportes un máximo de 300 espectadores. “El público va a ser muy importante, pasaremos momentos malos y la gente tiene que ser consciente de eso y nos debe levantar, necesitamos su aliento para no venirnos abajo mentalmente”, pidió Lata.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión