Despliega el menú
Baloncesto

baloncesto

El campeón mide la racha del Casademont Zaragoza

El equipo aragonés, invicto en 2021, visita este domingo a un Baskonia (17.00) que ha acumulado un gran desgaste físico durante la semana.

Sergio Hernández se dirige a sus jugadores durante un tiempo muerto.
Sergio Hernández se dirige a sus jugadores durante un tiempo muerto.
Esther Casas/ACB Photo

Al Casademont le aguarda un reto gigantesco, prácticamente inabordable: intentará doblegar a domicilio al Baskonia, el actual campeón (17.00, Movistar+). Un partido de máxima exigencia, de muy mal pronóstico, en la pista de uno de los conjuntos más rutilantes del panorama continental. Sin embargo, el cuadro aragonés comparece en Vitoria en su mejor momento de la temporada, tras haber capturado el triunfo en sus cinco compromisos más recientes –tres en la Liga Endesa y dos en la Champions League–.

En este sentido, el Casademont permanece invicto en 2021, una vez que ha subsanado, por fin, el enfermizo aspecto que venía exhibiendo desde el inicio de la temporada, sobre todo en las labores de contención. Ahora es un bloque solidario, comprometido, equilibrado, sólido, enérgico y competitivo, y con una amplitud de recursos devastadores en el ámbito ofensivo: dispone del ataque más productivo de toda la competición, con un promedio de 88,6 puntos por partido. Registros superiores a equipos de la entidad del Iberostar Tenerife (88,2), el Real Madrid (87,1), el San Pablo Burgos (86,8), el Barcelona (86,4), el Valencia (86,2) o el propio Baskonia (82,8), todos ellos sólidos aspirantes a las posiciones de ‘play off’.

En sus últimas actuaciones, el Casademont Zaragoza no sólo se ha fortalecido atrás, sino que ha ofrecido un baloncesto ágil, dinámico y creativo, rápido en las transiciones, de posesiones cortas, que ha dejado sin respuestas a cada uno de sus adversarios. De ahí su intachable trayectoria actual.

Así, en el torneo doméstico, el Casademont doblegó al Real Betis (96-95), al Fuenlabrada (105-85) y al Bilbao Basket (73-96), tres rivales directos en la lucha por la salvación; y en el torneo europeo superó al Nizhny Novgorod ruso (92-98) y al Star Lublin polaco (94-82), para finalizar la fase de grupos en la primera posición.

Al margen de su exitoso recorrido, el cuadro aragonés cuenta con otros argumentos para creer hoy en la victoria. Uno de ellos atiende a las capacidad física de los equipos, factor a priori favorable a los zaragozanos. El Baskonia, de hecho, acude a la cita sin apenas tiempo para haber preparado el partido –un único entrenamiento–, y habiendo acumulado un importante desgaste físico tras una semana especialmente intensa, con doble jornada de Euroliga en la que se ha enfrentado con el Asvel Villeurbanne y el Zalgiris Kaunas. "Ellos están haciendo un gasto físico muy importante, jugando permanentemente y viajando mucho", confiesa el entrenador del Casademont Zaragoza, Sergio Hernández, quien aboga por "ser inteligentes" para imponer "un elevado ritmo de juego" y, de esta forma, "poder sacar ventaja" en el pulso pulmonar.

Asimismo, hay otro motivo para creer: en la etapa más reciente, el principal azote del Baskonia ha sido el Casademont Zaragoza, que ha tumbado a los vascos en cuatro de sus últimos cinco enfrentamientos. Y en el deporte, el factor anímico es un valor fundamental. Eso sí, los vitorianos conquistaron el triunfo en el compromiso más reciente entre ambos, celebrado el 27 de diciembre en el pabellón Príncipe Felipe (89-92), en un duelo que se resolvió en el último suspiro. De hecho, Dylan Ennis dispuso de un lanzamiento triple, ejecutado sobre la bocina, para haber llevado el partido a la prórroga. Los zaragozanos no podrán alinear a los lesionados Jason Thompson y Rodrigo San Miguel.

En cualquier caso, el conjunto aragonés se topará con un bloque sólido, contundente, con jugadores de reconocida talla internacional. Su máximo anotador es el alero Rokas Giedraitis, quien viene facturando 13,6 puntos por partido en media hora de juego.

Etiquetas
Comentarios