Despliega el menú
Baloncesto

baloncesto

El Casademont Zaragoza se clasifica para la siguiente fase de la Champions League

El equipo aragonés conquista su cuarta victoria continental, al imponerse en la prórroga al Nizhny Novgorod ruso (92-98), y también se asegura el liderato del Grupo D. 

El Casademont se sobrepuso a una deficiente actuación en Rusia, en la pista del Nizhny Novgorod (92-98), y consumó su clasificación matemática para la siguiente ronda de la Champions League, además con el primer puesto de su grupo garantizado. Lo hizo tras protagonizar una gran remontada en el tramo definitivo -con prórroga incluida-, liderada por Robin Benzing (23 puntos), Dylan Ennis (22) y Jason Thompson (20), después de un duelo horrible, muy mal gestionado.

Durante más de media hora, el conjunto zaragozano no se aplicó atrás con la intensidad que demandaba el encuentro. De nuevo se desencajó con suma facilidad, sometido por una fragilidad defensiva alarmante, y ofreció repetidas concesiones a un rival que gobernaba el marcador con solvencia a ocho minutos de la conclusión (75-63). El Casademont, sin embargo, fue capaz de reaccionar en los compases finales, cuando se encaminaba irremediablemente a la derrota, y acabó atrapando un triunfo vital en sus aspiraciones. Ya está en la siguiente fase del torneo continental.

En el primer acto, el Casademont ya exhibió importantes desajustes defensivos, lo que le reportó numerosos lanzamientos liberados a su rival. Al menos, el cuadro aragonés sí supo anotar con facilidad en el otro lado de la pista, gracias sobre todo a una superioridad manifiesta en el juego interior. Los visitantes buscaron con insistencia a Jason Thomson, sin apenas oposición en sus primeras acciones (10 puntos anotó el pívot en sus 10 primeros minutos, todos ellos bajo el aro); y cuando el Nizhny Novgorod cerró filas para protegerse en la pintura, los zaragozanos hallaron situaciones muy favorables en el perímetro, donde golpearon Dylan Ennis y TJ Bray. El duelo se mantenía igualado en el ecuador del acto inaugural (12-12).

Sin embargo, el Casademont acentúo sus desequilibrios atrás, concesiones que agradecieron los rusos para iniciar el despegue en el marcador con los triples de Komolov, Baburin y  Petrasek (28-21). Los locales sumaron hasta 30 puntos en los 10 primeros minutos de la contienda, lo que retrató nuevamente el deficiente sistema de contención de los zaragozanos (30-23). El equipo aragonés, vulnerable y quebradizo atrás, otra vez sin defensa, emitió señales negativas durante el primer episodio del choque.

El Casademont se empleó con mayor vehemencia y arrojo en los primeros compases del segundo cuarto. En ataque volvió a dotar de balones a su juego interior, lo que proporcionó las canastas fáciles de Robin Benzing y Tryggvi Hlinason. El equipo zaragozano se manejaba en ataque con mayor templanza y criterio, pero seguía evidenciando gigantescas lagunas atrás. Y superado el cuarto de hora de partido, el Nizhny Novgorod estableció la máxima renta del choque (44-33), con un triple liberado de Luke Petrasek.

Foto del partido Nizhny Novgorod-Casademont Zaragoza, de la Basketball Champions League
Foto del partido Nizhny Novgorod-Casademont Zaragoza, de la Basketball Champions League
Basketball Champions League

Ennis, con dos lejanos lanzamientos, y Jason Thompson, desde la línea de personal, aportaron oxígeno al Casademont en un tramo especialmente adverso e inquietante (47-40). Los zaragozanos, en cualquier caso, seguían sin elevar su actividad atrás. Su adversario se empleó en ataque con comodidad y soltura, sin excesiva oposición, y siempre encontró situaciones ventajosas de tiro desde todas las posiciones. De esta forma, el Nizhny Novgorod alcanzó el intermedio con una ventaja de nueve puntos en el marcador (51-42), que incluso pudo haber sido más amplia de haber entrado los triples liberados de Gavrilovic y Komolov.

Benzing, con un certero triple y una canasta al poste, y Jonathan Barreiro, con una penetración, iniciaron la reacción de los aragoneses en el tercer acto (53-49). Por entonces, el Casademont por fin era un bloque sólido y contundente en las labores defensivas. Sobre todo por el desempeño de Tryggvi Hlinason, intimidante en la pintura. El islandés sumó en los dos lados de la pista, y resultó determinante en la mejoría experimentada por los zaragozanos en la reanudación. El lastre atendía ahora al inusual desatino desde la línea de personal: 7 tiros libres convertidos en 14 intentos, lo que se traduce en un acierto del 50%.

El Nizhny Novgorod había reducido drásticamente sus porcentajes de tiro, debido en gran medida a la presión ejercida por los zaragozanos (9 puntos anotados en los primeros 6 minutos del cuarto). Sin embargo, bastaron tres concesiones de los visitantes para que los rusos, con tres triples consecutivos, volvieran a recuperar el pulso a la media hora de juego (71-63).

Foto del partido Nizhny Novgorod-Casademont Zaragoza, de la Basketball Champions League
Foto del partido Nizhny Novgorod-Casademont Zaragoza, de la Basketball Champions League
Basketball Champions League

En el último cuarto, los rusos llegaron a edificar una renta de 12 puntos (75-63), tras una canasta de Strebkov, y se sintieron ya vencedores cuando todavía restaban ocho minutos para la conclusión. El Casademont, sin embargo, nunca bajó los brazos. Sin brillantez, sin fluidez, sin criterio, sin juego colectivo y, sobre todo, con numerosas carencias defensivas, el cuadro aragonés sí exhibió carácter y orgullo para seguir creyendo firmemente en la remontada. Y enseguida sorprendió a su oponente, agarrado al devastador acierto de Robin Benzing desde más allá del arco. 

El alemán, con dos triples seguidos, volteó el marcador (77-78) a tres minutos del final. A partir de ahí, hubo un intercambio de canastas entre los contendientes: Javi García, Benzing y Thompson respondieron a los puntos locales; y Ennis amplió la renta del Casademont, tras una asistencia de Brussino, al culminar un rápido contragolpe de los zaragozanos (83-86). Y cuando la victoria visitante se hallaba, ahora sí, a escasos centímetros de distancia, Komolov igualó la contienda con un certero triple (86-86) y condujo el partido a la prórroga.

En el tiempo extra, Benzing devolvió la ventaja al Casadmeont, con una canasta que conllevó, además, un tiro libre adicional; y Ennis, desde la línea de personal, situó a los zaragozanos a cinco puntos de distancia (86-91) para hurgar en la herida de los locales. El Nizhny Novgorod reaccionó después, de la mano de Komolov, pero el conjunto aragonés se mantuvo firme con un 2+1 de Jason Thompson. Benzing, con dos tiros libres, sentenció definitivamente a los rusos  (92-98).

Ficha técnica (92-98)

Nizhny Novgorod (30+21+20+15+6): Strebkov (17), Komolov (20), Baburin (6), Petrasek (12), Gankevich (8) -cinco inicial- Gavrilovic (7), Shepherd (16), Chadov (3) y Gerasimov (3).

98 - Casademont Zaragoza (23+19+21+23+12): Bray (8), Ennis (22), Benzing (23), Barreiro (9), Thompson (20) -cinco inicial- Sulaimon (-), Brussino (4), Hlinason (10) y Javi García (2).

Árbitros: Glisic (Serbia), Horozov (Bulgaria) y Vitkauskas (Lituania). Excluyeron por personales a Gankevich (m.33) y Baburin (m.35).

Incidencias: partido correspondiente a la quinta jornada del grupo D de la Liga de Campeones disputado en el pabellón FOK "Meshchersky" de Novgorod (Rusia)

Etiquetas
Comentarios