Despliega el menú
Baloncesto

baloncesto

Casademont Zaragoza: la salvación se encarece

El Casademont sigue a un solo triunfo del descenso, cuando sólo restan dos jornadas para que finalice la primera vuelta. Sus rivales directos se han reforzado. 

Ludde Hakanson defiende al jugador del Casademont Zaragoza Thomas Bray.
Ludde Hakanson defiende al jugador del Casademont Zaragoza Thomas Bray.
Guillermo Mestre

El Casademont se halla en una situación inquietante, de máximo riesgo, cuando sólo restan dos jornadas para el término de la primera vuelta: permanece alineado en la decimosexta posición, con cuatro triunfos conquistados, y con una sola victoria de distancia con los puestos de descenso a la Liga LEB. Un escenario imprevisto para una plantilla con importantes recursos en todas sus líneas, sobre todo en el ámbito ofensivo, y que había iniciado el curso con ambiciones muy elevadas. Sin embargo, el cuadro aragonés se ha desencajado con una facilidad sorprendente, y luchará ahora por su permanencia en la máxima categoría nacional.

La salvación, además, no concede tregua: el recorrido se presenta arduo y sinouso, de muy difícil tránsito, porque ninguno de los contindientes se da por vencido de antemano -el Betis, que era penúltimo, ganó ayer mismo en la pista del Unicaja-. La mayoría de los clubes implicados ya han reforzado sus plantillas en busca de una inmediata reacción, al margen de haber aumentado con creces su rendimiento en la pista. En las últimas semanas, el mercado ha vivido un momento intenso y desenfrenado, de vértigo. Especialmente en el Herbalife Gran Canaria, que ha iniciado su escalada ahora, con una secuencia de cuatro victorias consecutivas, tras haber modificado drásticamente su plantilla con hasta cinco incorporaciones. 

De hecho, la escuadra de Porfirio Fisac se ha reforzado recientemente con Earl Clark, Oliver Stevic, AJ Slaughter y Sean Kilpatrick; mientras que Tomas Dimsa había llegado en octubre, cedido por el Zalgiris Kaunas, para elevar la productividad ofensiva de los grancanarios en la línea exterior. Asimismo, el Herbalife ha recuperado para la causa a Javi Beirán, quien ha regresado a las pistas tras haber sido apartado temporalmente del equipo por su técnico, Porfirio Fisac.

Cuatro triunfos consecutivos en la Liga Endesa evidencian la mejoría experimentada por los grancanarios, que se han impuesto en casa al Fuenlabrada (87-71) y al Real Betis (78-54), y a domicilio al Gipuzkoa Basket (65-79) y al Manresa (64-71).

También ha fichado el Bilbao Basket, un equipo especialmente castigado por el infortunio de las lesiones. La plantilla vasca ya perdió a Tomeu Rigo el pasado 11 de octubre, en la cuarta jornada, al sufrir el escolta la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda. La entidad bilbaína incorporó entonces a Jovan Kljajic, cedido por el Herbalife. A finales de noviembre se hizo con los servicios de Goran Huskic y Regimantas Miniotas, dos interesantes refuerzos para el juego interior, pero enseguida se topó con un contratiempo de altura: las lesión de larga duración de Ondrej Balvin, uno de los jugadores más determinantes de la Liga Endesa. En este contexto, el Bilbao Basket ha robustecido ahora su plantilla, en el mes de diciembre, con las adquisiciones de John Jenkins y Alade Aminu.

Por su parte, el Real Betis no sólo incorporó dos nuevos jugadores –Jerome Jordan y Jerome Randle–, sino que también optó por el cambio de entrenador: Joan Plaza sustituyó a Curro Segura el pasado 30 de noviembre, y el cuadro bético ha elevado sus prestaciones en sus últimos encuentros. El pasado fin de semana superó al Fuenlabrada (86-79), un rival directo en la lucha por la salvación, y ayer doblegó a domicilio al Unicaja de Málaga (111-114). La escuadra sevillana ocupa en la actualidad la anpenúltima posición de la tabla, con cuatro victorias en su haber, y ya ha igualado al Casademont Zaragoza.

Mientras, el Fuenlabrada destituyó a Paco García, quien fue reemplazado en el banquillo por el aragonés Javi Juárez. Los madrileños, muy irregulares, han sido capaces de imponerse recientemente en Málaga (84-90), pero también de ceder ante rivales directos como el Bilbao Basket (70-74) y el Real Betis (86-79). En la actualidad persigue un refuerzo para el juego interior. De momento es decimoquinto en la Liga Endesa, con cinco triunfos en los 16 encuentros disputados.

Además, el Manresa firmó en noviembre a Deividas Dulkys y ahora a Matt Janning, con el propósito de mantenerse alejado de la zona de descenso a la Liga LEB.

Etiquetas
Comentarios