Despliega el menú
Baloncesto

baloncesto

El Casademont, en busca de la racha perdida

El conjunto aragonés cierra el año recibiendo al Baskonia, rival siempre temible y cualificado

Foto partido Falco-Casademont Zaragoza, Champions League
Foto partido Falco-Casademont Zaragoza, Champions League
Champions League Basketball

Parecía que enderezaba la vertedera el Casademont Zaragoza, que comenzaba a labrar sobre esta temporada yerma. Ganó al Andorra en Andorra, al Bilbao en Zaragoza, y al Falco Szombathely húngaro en la BCL. En un santiamén, el conjunto que gestiona Sergio Hernández encadenó tres victorias y el percal se divisaba de otra manera. Pero no, en los dos siguientes encuentros el equipo aragonés se desvanecía en Santiago (102-91) y perdía en Hungría ante el Falco (94-86). ¿Qué es peor, que te metan 102 en Compostela o 94 en Szombathely? Ser o no ser, soliloquio hamletiano. Ser implica reaccionar hoy ante el TD Systems Baskonia. No ser, lamentablemente, es continuar no siendo.

No defiende el Casademont. No tiene defensa, con todo el valor polisémico que quieran concederle a la irrebatible afirmación. Es cierto que TJ Bray ha llegado para dotar de criterio al ataque. La mejoría ofensiva se percibe. La puntuación anotadora ha crecido. Pero sigue faltando solidez atrás. De nada sirve que la anotación propia crezca cuando la rival se multiplica. El valor relativo es tolerable, pero el valor absoluto, esto es, la comparación con la anotación rival, sigue registrando pérdidas. Y encajar 102 en Santiago es mucho perder. Qué decir de Hungría...

Llegados aquí, registros como los de Dylan Ennis resultan curiosos. El alero firmó 29 puntos y 32 réditos de valoración en Fontes do Sar, guarida del Obradoiro. Exhibición particular. Eso sí, esa exhibición particular no robusteció al colectivo, pues en los 32 minutos que Ennis estuvo en pista el Casademont perdió por 21 puntos. ¿Y Nico Brussino? Tres puntos, uno de valoración, todo un internacional en la selección argentina, actual subcampeona mundial... Si los jugadores teóricamente fundamentales no dan la cara, todo será mucho más complicado. Igual en el maldito 2020 que acaba que en el 2021 que espera a la vuelta de la semana. Para atacar hace falta aptitud; para defender, actitud. Aptitud, con pe; actitud, con ce. Porque el verdadero líder en Santiago no fue Ennis, sino Barreiro. En los mismos 32 minutos que permaneció en pista Ennis, Barreiro anotó 19 puntos y valoró 21; pero con Barriero, el Casademont registró un marcador parcial de +6. No es lo mismo jugar para la estadística que para el equipo. Barreiro defiende. Hay que ponerlo. Se lo ha ganado. A ver si Brussino y Benzing ayudan. Y si los interiores, si Thompson y Hlinason, arropan. A Ennis, qué pedirle... Que al menos defienda las líneas de pase... De lo contrario, poco hay que hacer esta tarde ante el Baskonia, vigente campeón de la ACB, un equipo con mayúsculas.

El Saski Baskonia llega a Zaragoza apadrinando una serie inversa a la aragonesa. Su balance (11 victorias/4 derrotas) denota la jerarquía del rival, la obra maestra de Josean Querejeta. Nacido en el Goierri, tierra de aizkolaris, Querejeta ni corta ni ficha troncos. Ficha lo mejor porque se crió con lo mejor. Jugó en el Real Madrid, en el Joventut y en el CAI Zaragoza. Aprendió mucho de ganadores como Raimundo Saporta, de la ‘pedrera’ de Badalona, de José Luis Rubio. Meses después de colgar las zapatillas en el Caja de Álava, se sentó en el sillón presidencial. Ejecutivo del año en la Euroliga en 2005 y 2016, ha obrado el milagro en Vitoria, donde el equipo de baloncesto ha adquirido al de fútbol, al glorioso Alavés. El Baskonia es su plasmación, la viva imagen del heteróclito Querejeta. Pase lo pase, sale a ganar a todas las pistas. El martes pasado conquistaron con cuatro palos y tres cañas el Mediolanum de Milán del imperio Armani de Messina. Estaban tocados Henry y Dragic, ni se quitó el chándal Polonara. Da igual, el Baskonia es así. Carácter Baskonia. Era el partido 500 del Baskonia en la Euroliga. Qué envidia... Para recuperar la racha perdida, mucho tendrá que esmerarse hoy el Casademont. Bien lo sabe Sergio Hernández, que, igual que Querejeta, no está en la ACB para perder. A defender toca...

Etiquetas
Comentarios