Despliega el menú
Baloncesto
Suscríbete

baloncesto

Pep Cargol: "Sergio Hernández está llegando al grupo, ha conseguido trasladar su filosofía"

El director deportivo del Casademont subraya la capacidad del técnico argentino y explica los recientes cambios que se han producido en la plantilla.

PEP CARGOL ( DIRECTOR DEPORTIVO DEL CASADEMONT ZARAGOZA ) / PABELLON PRINCIPE FELIPE ( ZARAGOZA ) / 16/12/2020 / FOTO : OLIVER DUCH[[[FOTOGRAFOS]]]
Pep Cargol, director deportivo del Casademont Zaragoza, en el pabellón Príncipe Felipe.
Oliver Duch

El Casademont protagonizó el peor inicio de su historia en la ACB: dos únicas victorias en sus 13 primeros compromisos. ¿Qué le sucedió al equipo?

Creo que se mezclaron una serie de factores de muy distinta índole. Por un lado, teníamos como primer objetivo estar muy preparados para la disputa de la Final a Ocho de la Champions League. Antes de esa cita se produjo la lesión de Vit Krejci, y eso desestabilizó un poco el planteamiento inicial. Después, ya en Atenas, también sufrimos la lesión de Sulaimon, lo que aumentó el desequilibrio y afectó al crecimiento del equipo. A partir de ahí, entramos en una fase de dudas.

Y entonces comenzaron los cambios...

Una serie de resultados adversos minaron la confianza del grupo. Al final, la sensación de inseguridad que transmitía el equipo nos obligó a reaccionar, nos hizo plantearnos la necesidad de darle una vuelta a todo. Decidimos relevar al entrenador y traer a Sergio Hernández. Antes se produjo la llegada de Luka Rupnik, que llegó con una opción temporal y que vino derivada de las lesiones de Vit y Sulaimon. Después, tras valorar todos los escenarios, llegamos a la conclusión de que había que reforzar la posición de base.

Más aún con la baja de Rodrigo San Miguel.

Es verdad que a todo esto se unió la lesión de Rodrigo. Sin embargo, sin este percance también hubiéramos optado por fichar.

Finalmente, el club incorporó a Thomas Bray, procedente del Bayern de Múnich. Su contratación, sin embargo, conllevó la salida de DJ Seeley.

Seeley es un gran jugador, con mucho talento, que nos ha ayudado muchísimo; pero necesitábamos reforzar la posición de base. Así que apostamos por un jugador de unas características determinadas: que tuviera capacidad de jugar un bloqueo directo con amenaza, que nos diera cosas distintas a las que teníamos.

Pero Bray ocupa plaza de extracomunitario.

Buscábamos un perfil muy concreto. En este sentido, las soluciones que había en el mercado eran todas de jugadores americanos. Aunque nosotros ya teníamos dos jugadores americanos en la plantilla, Jason Thompson y DJ Seeley, consideramos que había que reestructurar las posiciones exteriores; y decidimos que viniera Bray.

¿Qué puede aportar?

Conocimiento del juego. Estamos hablando de un jugador de Euroliga. Tiene templanza y tranquilidad, es un grandísimo pasador, es capaz de generar desde su bloqueo directo... Por ejemplo, en el partido ante el Falco no anotó ningún punto, pero acabó con siete asistencias. En el equipo, la sensación de fluidez en ataque está siendo muy buena desde su llegada. Ahora tenemos capacidad y criterio a la hora de jugar el bloqueo directo. Mientras, Sulaimon está volviendo de una lesión, tras casi 10 semanas sin jugar, y poco a poco está cogiendo su nivel óptimo de forma. Es otro jugador que nos va a ayudar mucho.

También el canterano Javi García viene completando muy buenos minutos.

Es un chaval muy joven, trabajador, valiente, con carácter. Cuando está en la pista te da defensa, agresividad, valentía, desparpajo. Aquí los jóvenes no juegan porque son jóvenes, sino que lo hacen porque nos ayudan a ganar.

El último refuerzo atiende a Aleix Font, que estaba cedido en el Girona.

Con la lesión de Rodrigo, necesitábamos a un jugador nacional. Lo que hemos hecho es adelantar los plazos que teníamos previstos con él, que pasaban por incorporarlo la plantilla la próxima temporada. Era un jugador nuestro y lo hemos repescado. Aún tiene que encontrar su espacio dentro del equipo, porque acaba de llegar. Sin embargo, creemos mucho en sus posibilidades: es un anotador, muy buen tirador, talentoso, que te puede generar desde el uno contra uno. Además de ayudarnos con el tema de los cupos, también aporta equilibrio a la línea exterior.

¿Y la pintura? ¿Está bien cubierta la posición de ala-pívot?

Respecto al equilibrio del equipo, hubo otro factor que nos perjudicó antes del inicio de la temporada: la marcha de Jaime Pradilla al Valencia. Eso nos descompensó, porque perdimos a un jugador que podía actuar en las dos posiciones interiores. Nosotros fichamos a Sagaba Konate, pero fue una apuesta que no funcionó.

¿Se contempla, entonces, la contratación de un ‘4’?

Ante todo, nosotros estamos muy contentos con el trabajo que vienen realizado tanto Jonathan Barreiro como Robin Benzing. Pero sí que estamos atentos al mercado, por si encontramos un jugador que nos ayude tanto en el ‘4’ como en el ‘5’, que pueda actuar en esas dos posiciones interiores. Si surge esta posibilidad, trataremos de ir a por ella. No obstante, el mercado tiene sus limitaciones, y nuestra economía también. Esto no va de coger un catálogo e ir escogiendo. En un fichaje intervienen numerosos aspectos.

La operación de Jacob Wiley se truncó por el pasaporte.

Fue una combinación que estaba ahí, con la salida de DJ Seeley, pero que finalmente no pudo llevarse a cabo.

Al menos, Thompson sí ha dado un paso adelante en sus últimos compromisos.

Es un extraordinario jugador, con un historial espectacular. Estuvo nueve años en la NBA y también ha jugado en la Euroliga. Sin embargo, venía acusando su inactividad. Hay que recordar que en China había parado de jugar en enero, y que en España llegó el confinamiento cuando apenas llevaba tres semanas con nosotros. Sí nos ha demostrado siempre su capacidad de trabajo, su sacrificio, sus ganas, su interés, su ilusión por mejorar. Estamos hablando de un jugador de 35 años, con un currículum brillante, que está entrenando al máximo desde el primer día. Ya parece haber alcanzado un nivel de estabilización y va a ayudar mucho al equipo.

Su crecimiento coincide con el regreso de Javier Justiz.

Volvió el miércoles, tras once meses de inactividad. Son muchas horas de trabajo, sobre todo de trabajo en soledad. Fue una parte muy dura, muy sacrificada, que además le pilló con la pandemia del coronavirus. Desde el 14 de marzo hasta mitad de mayo, Javier hizo la rehabilitación en su casa, él solo, con todo el esfuerzo que eso supone. Nos alegramos muchísimo de su vuelta, porque ha realizado un trabajo espectacular. Tiene mucho mérito.

Cuando Justiz se halle en plenitud, ¿cómo quedará la composición de la plantilla?

De momento, hay que tener paciencia en este sentido. Vamos a observar cómo se consolida, cómo va respondiendo. Iremos tomando decisiones en función de cómo se vaya desarrollando todo.

¿Cómo están los trámites de su pasaporte?

Es un tema que lleva su proceso, que tiene su complejidad y que no sabemos ahora mismo cuánto puede prolongarse.

El equipo ha encadenado ahora tres victorias consecutivas. Por fin se atisba la luz.

La mejoría se vio antes de que ganáramos en Andorra. En Fuenlabrada ya se jugó bien, pese a la derrota, al igual que sucedió en Badalona. Sergio Hernández ha conseguido trasladar su filosofía, su mentalidad; está llegando al grupo. Creo que ahora nos hallamos en una fase de cierta estabilidad. El objetivo es ser siempre un equipo identificable, luchador, aguerrido, con confianza, con descaro, con talento a la hora de jugar y competir. Para nosotros es muy importante tener jugadores identificados con nuestro proyecto, de ahí que apostáramos por la continuidad. Renovaron Benzing, Ennis, Brussino...

¿Le sorprendió más, por ello, el desplome del equipo en las primeras jornadas?

También hemos tenido que luchar contra las expectativas. Nosotros debemos mantener siempre los pies en el suelo, no olvidar nunca lo mucho que nos cuestan todas las cosas. Los resultados que conseguimos en las dos últimas temporadas son resultados que están muy encima de nuestro presupuesto. Hay que dar muchísimo mérito al trabajo que se realizó en los dos cursos anteriores, pero ni mucho menos debemos considerarlo normal. La Liga ACB es muy exigente, muy complicada; y si todos los factores no encajan, puede pasar que de golpe surjan las dudas y se produzca el desplome.

¿Qué le sugiere la figura de Sergio Hernández?

Estamos muy contentos con él. Nos hemos encontrado con un gran profesional, con una capacidad enorme de adaptación y de aunar esfuerzos. Siempre genera beneficios en el equipo. Y eso que ha sido todo muy rápido: a los dos días de llegar, ya estaba dirigiendo un partido; y a los cuatro días, otro. Pese a todo, se ha integrado a la perfección. Por algo es uno de los mejores entrenadores del mundo, tal y como delata su trayectoria. Está trabajando codo con codo con nosotros para conseguir que el proyecto y el equipo crezcan. Y lo hace desde la máxima implicación, desde el gran talento que posee. Estamos encantados de cómo es él también en lo personal.

¿Qué valoración hace del proyecto femenino?

Es positiva, aunque con el problema de haber empezado tarde. El verano estaba muy avanzado cuando asumimos el proyecto de la Liga Femenina Endesa, lo que condicionó muchos aspectos. A partir de ahora, lo que nos va a permitir crecer es que todos vayamos conociendo la competición. Y cuando digo todos, me refiero a nosotros como club, a las jugadoras, a los entrenadores...

También ellas se toparon con grandes contratiempos en el inicio.

Justo en el comienzo de la Liga, nuestras jugadoras tuvieron que confinarse al detectarse positivos de covid-19 en la plantilla. Eso trastocó todo, después de haber completado una pretemporada con muy buenas sensaciones. Fuimos a jugar a Valencia habiendo entrenado dos días, y luego acudimos a La Seu con sólo dos entrenamientos más. Costó coger el tono. La reciente llegada de Anna Cruz nos permitirá crecer en todos los sentidos.

¿Hay buena cantera de chicas?

Vamos creciendo poco a poco. El año que viene daremos otro paso más, ya que las cadetes de segundo año pasarán a ser júniors. Junto con el Stadium Casablanca tenemos el equipo de Liga Femenina 2, que debe ser un referente para las jóvenes promesas. Tenemos que ser capaces de retener en el club a los talentos del baloncesto femenino para su futuro ingreso en la élite, y eso pasa por contar con una gran estructura donde las jugadoras puedan desarrollarse.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión