Despliega el menú
Baloncesto
Suscríbete

baloncesto

Casademont Zaragoza-Bilbao Basket: duelo de necesitados

Aragoneses y vascos se enfrentan este domingo (17.00) con el propósito de alejarse del descenso. Los vascos acuden a la cita sin Ondrej Balvin, su jugador más determinante. 

Sergio Hernández, entrenador del Casademont Zaragoza, en el pabellón Príncipe Felipe.
Sergio Hernández, entrenador del Casademont Zaragoza, en el pabellón Príncipe Felipe.
javier Belver

Es un duelo de necesitados. El Casademont Zaragoza y el Bilbao Basket escenifican esta domingo un choque de urgencias, en el pabellón Príncipe Felipe (17.00, Movistar+), entre dos rivales directos en la lucha por la salvación. Su angustiosa situación actual no es, sin embargo, el único denominador común entre los contendientes: los dos conjuntos se hallan alejados de su verdadera dimensión, después de haber sido azotados repetidamente por el infortunio de las lesiones; también evidencian numerosos desajustes defensivos, superando los 85 puntos encajados por duelo; además de prodigarse en las pérdidas de balón – más de 15 por partido–, lo que reduce drásticamente su capacidad de anotación y sus opciones de victoria.

En este escenario, el Casademont y el Bilbao Basket siguen marcados por los rigores de la clasificación. Una situación imprevista para dos plantillas sólidas, equilibradas y competitivas, con argumentos suficientes para evitar sobresaltos en el curso actual. Ni vascos ni aragoneses han encontrado aún el camino correcto en la presente temporada, bien por los problemas derivados de la covid-19 (partidos aplazados, jugadores enfermos, suspensión de entrenamientos, falta de ritmo...), bien por la desventura de las lesiones.

En este sentido, el cuadro bilbaíno ya perdió a Tomeu Rigo el pasado 11 de octubre, en la cuarta jornada de la competición, durante el duelo que enfrentaba a los vascos con el Joventut de Badalona. El escolta sufrió la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda, por lo que se perderá toda la temporada. Rigo finalizaba su vinculación con el Bilbao Basket el próximo mes de junio, pero el club optó por prolongar un año más el contrato del jugador, hasta 2022, en un gesto que le honra.

Tras la lesión de Rigo, la entidad vasca reaccionó con prontitud e incorporó a Jovan Kljajic, escolta cedido por el Herbalife. Posteriormente, el Bilbao se reforzó con Goran Huskic y Regimantas Miniotas, pero recientemente ha sufrido dos contratiempos de altura: hoy se presenta a la cita con las bajas de Quentin Serron y Ondrej Balvin, lesionados de larga duración.

Especialmente perniciosa es la ausencia del pívot, uno de los jugadores más determinantes de la competición nacional. En el momento de su lesión, Balvin lideraba la clasificación de rebotes totales (8,1) y rebotes defensivos (5,5), al margen de situarse en las primeras posiciones en otros cuatro apartados estadísticos: era segundo en valoración (20,9), rebotes ofensivos (3) y mates (2,2), y el tercero en tapones realizados (1,6). Promediaba, además, 12,9 puntos por encuentro. Cifras rutilantes para un pívot que, estadísticas al margen, tiene una notable incidencia en las aspectos intangibles del juego por su envergadura, su desempeño defensivo, su poder de intimidación y su capacidad de modificar los tiros de sus oponentes.

Sin el pívot checo, las principales amenazas del Bilbao Basket atienden a Jaylon Brown (12.7 puntos por partido), Jaroslaw Zyskowski (11) y Jonathan Rousselle (10,8) en el perímetro, y a Huskic, Miniotas y Dos Anjos en el juego interior.

También el Casademont Zaragoza ha visto muy mermado su potencial por la fatalidad de las lesiones. Hoy no podrá alinear a Vit Krejci, Javier Justiz ni a Rodrigo San Miguel; y, aunque recientemente ha recuperado para la causa a Rasheed Sulaimon, el escolta necesita adquirir aún el ritmo competitivo necesario para exhibir su verdadera medida. También se estrenará Aleix Font, jugador cedido en el Girona que ha sido recuperado por el Casademont para resolver sus problemas de cupos. Al menos, el cuadro aragonés alimentó su autoestima en el partido del pasado viernes, ante el Andorra, al haber capturado un triunfo de rango mayor. Y el Bilbao, a priori, parece un rival propicio para proseguir la escalada.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión