Despliega el menú
Baloncesto

baloncesto

El paso adelante de Jonathan Barreiro

El ala-pívot es el único representante del Casademont en la selección española. Descartado por Scariolo para el partido de este sábado, espera tener su oportunidad el lunes ante Rumanía

Jonathan Barreiro, en un entrenamiento con la selección española.
Jonathan Barreiro, en un entrenamiento con la selección española.
feb

Jonathan Barreiro sigue creciendo con el discurrir de las temporadas. El gallego, de 23 años, ha protagonizado una progresión fulgurante desde su incorporación al Casademont Zaragoza en el verano de 2016, y es un jugador cada vez más cuajado y seguro de sus fuerzas. Se trata, de hecho, de uno de los jugadores más cotizados de la Liga ACB por su condición de cupo y por sus elevadas prestaciones en los dos lados de la pista. Además, su meteórica ascensión le ha reportado grandes réditos: renovó con el club zaragozano el pasado mes de junio –el acuerdo contempla hasta junio de 2023–; y sigue acudiendo a las convocatorias de la selección española absoluta, inmersa ahora en la fase de clasificación para el Europeo de 2022.

La actual campeona del mundo se mide hoy con Israel (19.30/BeMad), en La Fonteta de Valencia, en el duelo correspondiente a la tercera jornada del Grupo A, en una cita en la que no estará Barreiro, quien fue descartado ayer por el seleccionador, Sergio Scariolo. Sin embargo, el gallego sí espera tener su oportunidad el lunes ante Rumanía, en una cita en la que España aspira a sellar matemáticamente su presencia en el próximo torneo continental. Ni siquiera el inesperado tropiezo ante Polonia, el pasado mes de febrero en Zaragoza (69-80), compromete las aspiraciones del combinado nacional, ya que hasta tres de los cuatro equipos del Grupo A#se clasifican para el Europeo.

Israel permanece invicta, con dos victorias en los dos partidos disputados, mientras que España y Polonia están igualados a un triunfo. Por detrás se sitúa Rumanía, colista con dos derrotas, que ya dobló la rodilla en Cluj (71-84) ante los españoles, en la jornada inaugural.

Como en las anteriores ventanas de la FIBA, la selección ha sido despojada de sus piezas más imponentes: volverá a afrontar los partidos de clasificación sin los jugadores que compiten en la Euroliga y en la NBA. En este escenario, Barreiro ha sido nuevamente reclutado para la causa. El gallego es un jugador enérgico, intenso, polivalente, firme en las labores de contención, con una gran facilidad reboteadora y también con amenaza desde el perímetro. Además, con sus 2,05 metros de estatura, ha sabido adaptarse sin problemas a la demarcación de ala-pívot. Y ha sido precisamente ahí, en posiciones interiores, donde Barreiro ha ofrecido su mejor rendimiento.

De hecho, el pasado curso dobló sus guarismos en puntos anotados, rebotes capturados y faltas recibidas con respecto a la temporada anterior, al margen de haber elevado notablemente sus porcentajes de tiro, y haber disparado sobremanera sus registros en valoración: de los 3,2 créditos de nota general que promedió en el ejercicio 2018-19, Barreiro registró 9,8 unidades por partido en los 23 encuentros disputados de la competición regular, antes de que la pandemia del coronavirus paralizara en marzo las competiciones. Cifras muy positivas para un jugador que siempre tiene una notable incidencia en los aspectos intangibles del juego. Porque Barreiro suma en todos los órdenes: es activo, intenso, incisivo y constante, y siempre hace gala de una actitud ejemplar. Eso sí, este curso aún sigue lejos de su mejor versión, en una línea de irregularidad acorde con el resto de sus compañeros.

Barreiro se formó en las categorías inferiores del Real Madrid, con el que debutó en la Liga ACB y la Euroliga en 2014. Sin embargo, su progresión quedó lastrada por dos graves lesiones de rodilla. El gallego perteneció al club blanco hasta el 30 de junio de 2016, aunque jugó esa última temporada en el Ourense, en la Liga LEB Oro, en calidad de cedido. Después quedó libre y el presidente del Casademont, Reynaldo Benito, se adelantó a otros clubes nacionales para firmar al jugador.

Internacional en las categorías inferiores de la selección española, Barreiro debutó en febrero de 2018 con el combinado nacional absoluto, frente a Montenegro, en Zaragoza; y también jugó en Letonia, un año más tarde, y completó su tercer encuentro a las órdenes de Scariolo el pasado mes de febrero, contra Polonia. El lunes tiene la oportunidad de engordar su número de internacionalidades en esta nueva ‘ventana de la FIBA’.

Etiquetas
Comentarios