Despliega el menú
Baloncesto

baloncesto

El Barça, la trituradora que sonríe

El domingo visita Zaragoza el equipo más en forma del baloncesto FIBA, el Barcelona de Jasikevicius. Todo un reto para el desvaído y desorientado Casademont

Baloncesto
Estos son los rostros del rival del domingo. Un tiempo muerto del Barça de Jasikevicius.
FCBARCELONA

El Barça es el mejor equipo de Europa en este momento. Se puede decir con palabras. También se puede sintetizar con dígitos, habitual traslación numérica de una disciplina aritmética como el baloncesto. Los azulgrana escriben el relato y plasman los datos que gobiernan Europa. Sin duda, se han erigido en el mejor equipo FIBA, esto es, el universo a excepción de la galaxia NBA. Este equipazo visitará Zaragoza el próximo domingo para medirse con el desvaído y desorientado Casademont.

La imagen que soporta gráficamente esta página refleja fielmente al Barça de Jasikevicius de la misma forma que anteriores imágenes semejantes (el entrenador dialogando con sus jugadores en un tiempo muerto) denunciaban el distinto grado de atención de los jugadores del Casademont durante las explicaciones de Ocampo o Hernández. Así está el Barça, así está el Casademont...

Desde luego, el Barça está que se sale. Igual en España que en Europa. En España, en la Liga Endesa ACB, dirán que manda el Real Madrid con un balance inmaculado (10 victorias/0 derrotas). Cierto. El Barça acumula un diferencial peor (8/2). Pero su estado de forma, incluso su concepto de juego, no admite parangón con el Madrid. Los de Laso viven de la anotación, de su talento ofensivo. Sin duda, el Madrid ha estimulado la ACB en los últimos años con un baloncesto bonito y atrevido, aunque la falta de renovación de iconos bien entrados en la treintena (Rudy, Llull, Reyes...) y la inminente marcha a la NBA de Campazzo significan lastres a agregar a un grupo sin actitud (probablemente también aptitud...) defensiva.

El Barça actual no solo juega en el aro rival, también en el propio. Después de pifiarla en la final de la última Liga ACB ante el Baskonia (en ese momento ya estaba gripado el motor del Madrid, eliminado antes), cesó Svetislav Pesic. Llegó Sarunas Jasikevicius para meterle sangre brava al plantillón que ya entonces estaba censado en Barcelona. Los resultados ya están llegando. Qué mejor exponente que el último encuentro en casa, el pasado 14 noviembre ante el Betis (82-53). Más cifras: 103 de valoración. Y un dato demoledor que enmarca el juego de ese equipo que ven sonriente ahí arriba: el Betis solo metió siete canastas de dos puntos (7/35, 20%). Dato brutal: solo siete canastas concedidas debajo del aro, en tiros de menos de 6,75 metros o en contragolpe. Eso se llama defender. Menos mal que Feldeine enchufó algún triple. Si no, el Betis no hubiera llegado a los 40 puntos...

Más incluso que en la ACB, el Barça de Jasikevicius arrasa en Europa. Solo ha perdido en la pista del Zenit de San Petersburgo, para licuar el mejor balance de la Euroliga (9/1). Curiosamente, el Zenit lo entrena Xavi Pascual exentrenador del Barça. Y más curioso todavía, los dos equipos que le han ganado en la ACB también los gestionan dos extécnicos del Barça: Dusko Ivanovic, del Baskonia, y Sito Alonso, del UCAM Murcia. Solo los antiguos inquilinos del banquillo del Palau Blaugrana han sido capaces de penetrar en el hormigón armado edificado por Jasikevicius.

Igor Kokoskov, dicen que uno de los mejores técnicos de Europa y sustituto del genial Zeljko Obradovic en el banquillo de Fenerbahce de Estambul, tampoco logró escapar de las fieras garras del Barça, y pereció en el Palau (97-55) apenas dos días antes al repaso al Betis. Desde luego, los escuálidos 55 puntos facturados por un Fenerbahce con Jan Vesely, Lorenzo Brown, Leo Westermann o Jarrel Eddie en el ruedo no son comparables a los 53 elaborados por el cuadro andaluz. Una apisonadora pasó por encima del Fenerbahce: 125 de valoración global, 16/30 en triples. Una apisonadora constante, permanente: +11 en el primer cuarto (28-17), +11 en el segundo cuarto (23-12), +9 en el tercer cuarto (18-9) y +11 en el cuarto cuarto (28-17), en una comparecencia para recordar. Ojo, fue el pasado 12 de noviembre, esto es, el jueves pasado...

Esa apisonadora llegará el domingo a Zaragoza. Con el cerebral Nick Calathes y el explosivo Thomas Heurtel al timón. Con Álex Abrines, Cory Higgins y Kyle Kuric por fuera. Con Pierre Oriola (exjugador del Peñas de Huesca), Brandon Davies y Artem Pustovyi por dentro. Con Rolands Smits, Adam Hanga y Nikola Mirotic por todos los lados... Un huracán con una pelota de baloncesto encarnado en esos rostros que sonríen mientras escuchan a su entrenador en un tiempo muerto. 

El contraste con la imagen del Casademont es tan radical como los números que destilan uno y otro equipo. Guarismos al margen, se exige un ejercicio de responsabilidad a la plantilla que representa la pasión y el cariño por el baloncesto de tanta gente en Zaragoza y en Aragón. No merece la pena ni exponer los datos que determinan los dramas perpetrados ante el Unicaja o el último cuarto en Fuenlabrada. El balance de dos victorias y ocho derrotas (2/8) del Casademont en la ACB tiene poco de casual. Tanto como los números que pinta el Barça, el mejor equipo de Europa.

Etiquetas
Comentarios