Despliega el menú
Baloncesto

baloncesto

Otra cuesta prolongada para el Casademont Zaragoza

El equipo aragonés afronta ahora tres exigentes partidos en cinco días. 

Rodrigo San Miguel, en el partido del pasado sábado en Valencia.
Rodrigo San Miguel, en el partido del pasado sábado en Valencia.
ACB PHOTO

No hay tregua para el Casademont Zaragoza. Después de haber completado un exigente inicio de temporada, tanto en la Liga Endesa como en la Champions League, al cuadro aragonés le sobreviene ahora otro escenario especialmente incómodo, de muy mal pronóstico, por la inmediatez de los partidos y la elevada entidad de sus adversarios. El conjunto zaragozano se medirá con el Unicaja de Málaga y el Andorra, en el torneo doméstico; y jugará posteriormente contra el Nizhny Novgorod ruso, en la competición continental. Todo ello, en un margen de sólo cinco días. Sin descanso, sin respiro, sin apenas tiempo de recuperación, y más para una plantilla muy limitada en sus rotaciones tras las lesiones de larga duración de Vit Krejci y Rasheed Sulaimon.

Otra cuesta prolongada, intensa, de muy difícil tránsito, que le presenta al cuadro aragonés tras haber acumulado ya un desgaste formidable en el tramo inicial de la temporada: desde que comenzó el curso en Tenerife el pasado 21 de septiembre, el Casademont contabiliza once partidos oficiales en apenas cinco semanas, la mayoría ante oponentes de altura. Un lastre gigantesco para un conjunto además, se halla todavía en periodo de construcción y necesita sumar horas de entrenamiento para alcanzar su verdadera medida.

Su primer obstacúlo atiende al Unicaja de Málaga, en el partido correspondiente a la octava jornada de la Liga Endesa. El duelo se desarrollará en el pabellón Príncipe Felipe, a puerta cerrada, a partir de las 18.30. Y aunque el conjunto andaluz ha iniciado el curso con algunas dudas, con intermitencias en su juego, dispone de numerosos argumentos en su plantilla para imponerse ante cualquier rival y en cualquier escenario. "Ellos tienen muchas armas", advierte Tryggvi Hlinason, pívot del Casademont Zaragoza, quien aboga por "ser sólidos atrás, muy agresivos en defensa", para poder optar al triunfo ante los malagueños. "Debemos jugar como la primera media hora de Valencia, donde hicimos muchísimas cosas bien", añade el islandés.

También Nico Brussino, alero de los zaragozanos, considera que su equipo "dio un paso adelante" en La Fonteta, el pasado fin de semana, "con una primera media hora muy positiva". Esa sería, según el argentino, la línea a seguir mañana en el duelo ante el Unicaja, "un de mucho talento" en todas las posiciones.

En el campeonato español, el equipo de Luis Casimiro ha facturado tres victorias en siete partidos, todas ellas a domicilio: ganó en Andorra (78-81), en Valencia (66-71) y en Gran Canaria (80-84); mientras que dobló la rodilla en casa ante el Barcelona (70-79), el Manresa (86-90) y el Tenerife (79-86), y también en su desplazamiento a Badalona (81-73).

Tras el duelo ante el Unicaja, el Casademont Zaragoza visitá, en menos de 48 horas, la pista del Morabanc Andorra (domingo, 12.30), otro sólido aspirante a las posiciones de ‘play off’. De momento, el equipo de Ibón Navarro colecciona tres victorias en siete partidos en la Liga Endesa: doblegó en casa al UCAM Murcia (84-66) y al Burgos (87-82), además de imponerse en la pista del Manresa (64-69); y, por el contrario, dobló la rodilla en sus compromisos ante el Valencia (91-76), el Unicaja (78-81), Joventut (87-89) y Barcelona (82-71).

Sólo dos días después de medirse con el Andorra, el Casademont tendrá un careo con el Nizhny Novgorod ruso (martes, 20.30), en el pabellón Príncipe Felipe, en el encuentro de la segunda jornada de la Champions League. El nuevo formato del torneo continental, con sólo cuatro equipos por grupo, castiga con severidad cualquier tropiezo inesperado. Se enfrentará con los tres conjuntos en formato de ida y vuelta –seis partidos en total–, y únicmante los dos primeros clasificados de cada grupo accederán a las eliminatorias directas. Un sistema de competición que reduce drásticamente el margen de error de los equipos, de ahí la necesidad de superar a los rusos, más aún cuando los zaragozanos actúan en su propia pista. El equipo de Diego Ocampo se estrenó en la presente edición del torneo el pasado 21 de octubre, y lo hizo con un triunfo en Polonia, ante el Start Lublin (85-86), gracias a un certero triple de DJ Seeley sobre la bocina.

Etiquetas
Comentarios