Despliega el menú
Baloncesto

baloncesto

Rupnik ya suma con el Casademont Zaragoza

El último fichaje del Casademont ya ha evidenciado su potencial en los duelos que ha disputado con los zaragozanos.

Luka Rupnik, en el partido ante el UCam Murcia.
Luka Rupnik, en el partido ante el UCam Murcia.
FRANCISCO JIMENEZ PHOTOGRAPHY

Rupnik ya suma. La última contratación del Casademont Zaragoza, que se incorporó al equipo hace apenas 10 días, ya ha evidenciado su potencial pese a los pocos entrenamientos acumulados. El esloveno, de 25 años y 1,85 metros de estatura, necesita tiempo para asimilar los sistemas de juego, para conocer a sus compañeros, para ejecutar correctamente el ideario del entrenador. Más aún cuando el proceso de adaptación suele resultar mucho más dificultoso para un base, cuya función es dirigir, controlar, organizar; realizar las diferentes lecturas que demanda el equipo en cada momento. Ser, en suma, la voz del técnico sobre la pista.

Sin embargo, Rupnik ya ha emitido señales muy positivas en sus dos actuaciones –frente al Star Lublin polaco, en la Champions League, y contra el Valencia Basket, en la Liga Endesa–, pese a hallarse aún en el lógico periodo de acondicionamiento al equipo. El base se estrenó realmente contra el UCAM Murcia, el pasado 18 de octubre, aunque entonces apenas permaneció 90 segundos en la pista. Fue después, en la jornada inaugural de la Champions League, cuando el base tuvo su verdadera puesta de largo con el equipo zaragozano.

De momento ha mostrado personalidad, velocidad, compromiso, inteligencia, calidad en la dirección, precisión en el pase, clarividencia y criterio en el aspecto ofensivo, además de una constante actividad en las labores de contención. Su principal hándicap atiende a su escasa amenaza en el tiro exterior. En el campeonato continental, Rupnik resultó determinante en el triunfo del Casademont en Polonia. El base alcanzó los 16 créditos de valoración, con 11 puntos anotados, 5 robos de balón y 5 asistencias en 25 minutos de juego. Y fue decisivo, sobre todo, en los últimos compases de la contienda: convirtió tres tiros libres consecutivos, para acercar a los zaragozanos en el marcador; y dio la asistencia final, en la última jugada del partido, para que Seeley diera el triunfo al conjunto aragonés con un certero triple sobre la bocina.

Contra el Valencia, en su actuación más reciente, el esloveno no sólo brilló durante todo el encuentro, contribuyendo a la sobresaliente primera media hora de los zaragozanos; también fue de los pocos jugadores del Casademont que mantuvo el tipo en el tramo final, cuando el rival elevó su intensidad defensiva y el choque se tornó duro, pesado, físico e incómodo. En los momentos de fragor, Rupnik acertó desde el triple, a siete minutos de la conclusión (71-79), para contener a un adversario que ya amenazaba por entonces con protagonizar una espectacular remontada.

Al final, el equipo levantino consumó su propósito y se adjudicó la victoria (93-84), después de sobreponerse a una desventaja de 21 puntos en el marcador.

Pese a todo, Rupnik también fue uno de los jugadores destacados del conjunto aragonés en Valencia. Por su acierto en la dirección y por su notable desempeño defensivo. Una bendición para un equipo que, al margen de la baja del pívot Javier Justiz, ha sufrido dos lesiones de larga duración en su línea exterior, con los percances sufridos por el base Vit Krejci y el escolta Rasheed Sulaimon. Por eso se contrtó a Luka Rupnik, quien se incorporó a la plantilla procedente del Nymburk checo. Ahora no sólo suma ya con los zaragozanos, sino que aumentará su rendimiento conforme avance la competición.   

Etiquetas
Comentarios