Despliega el menú
Baloncesto

baloncesto

El seleccionador Sergio Scariolo no se imagina un futuro sin Pau Gasol

Renovado hasta 2024, el técnico italiano destacó que, más allá de medallas, "el gran éxito de la selección española ha sido consolidar el respeto del mundo del baloncesto".

Scariolo renueva hasta el 2024
Scariolo renueva hasta el 2024
Juan Carlos Hidalgo

El italiano Sergio Scariolo, que este jueves renovó su contrato como seleccionador español de baloncesto hasta 2024, confesó que estaría «encantado» de volver a tener en el combinado nacional a Pau Gasol en 2021 porque «no» se imagina «un futuro sin él». Más realista, matizó que su rol «lo decidirá un médico o sus sensaciones al volver a competir».

Gasol ha permanecido la última temporada sin competir debido a una fractura en el pie izquierdo de la que se operó el 10 de mayo de 2019 y de la que se recupera desde entonces. «He estado en comunicación constante con él y siempre he percibido su ilusión por la recuperación y su deseo de volver a jugar al baloncesto, que es el deseo de todos», dijo Scariolo.

«Si vuelve a jugar Pau, como todos deseamos, estaríamos encantados de tenerlo y si no es así siempre tendrá un lugar cerca del equipo, dentro de la Federación. No veo un futuro sin Pau. El rol lo decidirá exclusivamente un médico o él mismo cuando vuelva a la competición real con las sensaciones de su cuerpo», apuntó.

Sobre su hermano, Marc Gasol, al que también ha dirigido las dos últimas temporadas como técnico asistente en Toronto Raptors, Scariolo se mostró tajante: «Marc tiene nivel para seguir unos años más en la NBA y en Toronto o en otro sitio tiene posibilidades. Estaré encantado de seguir trabajando con él, pero para su futuro también hay más motivaciones personales o profesionales. Su marcha es un rumor y Marc, si quiere, puede continuar en la NBA bastante rato», enfatizó.

En materia olímpica y debido a la crisis sanitaria global que se vive derivada de la covid-19, la posibilidad de que los Juegos de Tokio se celebren en «una burbuja puede ser una fórmula segura», según Scariolo, que ha vivido recientemente la experiencia de jugar en una burbuja al competir en la fase final de la NBA en Orlando.

«La experiencia ha sido increíble por la capacidad de la NBA de pensarla y de llevarla a cabo con los problemas que podían surgir», dijo Scariolo. Los Juegos son «una dimensión superior y cuánta más gente, más complicación existe», pero Japón tiene una reputación y una capacidad profesional, laboral y ejecutiva de alta calidad«,

«Si los medios económicos lo permiten, la burbuja ofrece garantías. Otra cosa podrá ser el escenario a nivel de espectadores», confesó el técnico de la selección campeona del mundo, que logró la plata y el bronce en las dos últimas citas olímpicas.

Scariolo reconoció que tantos días en una burbuja puede «resultar duro y complicado», pero admitió que para unos Juegos es «asumible para los que están dentro» y le «parece una fórmula segura».

En el plano más personal, Scariolo aseguró que mantiene «la motivación y la ilusión» por seguir con este proyecto en el que, «más allá de las medallas, el gran éxito ha sido consolidar el respeto del mundo del baloncesto».

Scariolo vive su segunda etapa al frente del equipo nacional. En la primera (2009-12), España se proclamó campeona de Europa en dos ocasiones (2009 y 2011) y logró la plata olímpica en Londres 2012. En la segunda, que comenzó en 2015, conquistó los oros del Mundial 2019 y el Europeo 2015 y los bronces en los Juegos de Río 2016 y el Eurobaket 2017.

«Han sido años muy bonitos de grandes éxitos, pero los grandes protagonistas han sido los jugadores, que han demostrado talento y disponibilidad al esfuerzo y el compromiso», dijo Scariolo, tras firmar su renovación con la Federación Española de Baloncesto, para el que «la ilusión es igual y diferente respecto a 2009».

«Siento que el amor por el juego y el baloncesto está igual, aunque los desafíos cambian. Ha habido muchas medallas hasta ahora de las que nos alegramos, pero creo que el gran éxito y el gran titulo de estos años es consolidar el respeto del mundo de baloncesto», señaló.

«La percepción de cuánto se respeta y se valora el trabajo de estos años es importante y es algo de lo que estar orgulloso. En Estados Unidos, Canadá o Asia te das cuenta que se ha hecho algo que quedará», comentó.

Scariolo recordó que cuando llegó en 2009 estaba la generación de los años ochenta que ha marcado «un antes y un después en la historia del deporte español».

«En la última competición no había ninguno e incluso la que ha venido después está en su última etapa profesional. Han puesto su talento en meter canastas, pero también en transmitir los valores, espíritu y compromiso que ha hecho fuerte e imbatible al equipo», apuntó.

Sobre esta renovación cantada, igual que la de Lucas Mondelo al frente de la selección femenina, el presidente de la Federación Española de Baloncesto, Jorge Garbajosa, reconoció que con ella se «consigue un objetivo».

«El éxito es la punta del iceberg cuando llega, que no siempre se puede, pero la capacidad de implicación de trabajo en la Federación y continuar un proyecto que viene de mucho atrás también es importante. La filosofía es que existe la misma ilusión por trabajar. Es un todo y una consecuencia», confesó Garbajosa.

El presidente de la FED agradeció a Scariolo su «voluntad por continuar» y agradeció a Toronto Raptors, equipo del que el italiano es técnico asistente, «las facilidades para que funcione este engranaje».

Etiquetas
Comentarios