Despliega el menú
Baloncesto

baloncesto

El Casademont se ilusiona con Europa

Los aragoneses aterrizaron este lunes en Atenas, donde este jueves disputarán los cuartos de final de la Champions ante el Iberostar Tenerife.

La expedición del Casademont Zaragoza, ayer, en la Estación Delicias, donde inició su viaje rumbo a Atenas.
La expedición del Casademont Zaragoza, ayer, en la Estación Delicias, donde inició su viaje rumbo a Atenas.
Oliver Duch

El Casademont Zaragoza ya está en Atenas, tierra de mitos y grandes pensadores. El equipo aragonés, con su presidente Reynaldo Benito a la cabeza, aterrizó ayer en la capital helena, donde esta semana se dirime la fase final de la Basketball Champions League 2019-2020, un torneo que los aragoneses comenzaron hace prácticamente un año y que la pandemia de la covid-19 ha estirado hasta el mes de octubre. El Casademont Zaragoza, que inició esta competición de la mano de Porfirio Fisac y que la rematará bajo el mando de Diego Ocampo, tiene a tiro de tres victorias capturar un título continental. Si vence sus compromisos del jueves, el viernes y el domingo, será campeón de Europa de baloncesto. Palabras mayores para un club que ha aumentado exponencialmente sus recursos deportivos en las últimas temporadas y que ahora sueña en grande en una competición en la que ha ido superando rondas eliminatorias con máxima autoridad.

Los zaragozanos disputarán los cuartos de final contra un rival conocido: el Iberostar Tenerife de Txus Vidorreta. Los canarios superaron en la ronda de octavos de final hace dos semanas al Oostende (62-54 en el encuentro definitivo) y accedieron así a la antepenúltima ronda del torneo. Si el Casademont vence pasado mañana a los canarios –el partido está programado a las 20.30 y será retransmitido por Aragón TV–, disputará al día siguiente, el viernes, las semifinales ante el ganador de la eliminatoria entre el AEK de Atenas –el anfitrión– y el ERA Basketball Nymburk de la República Checa. La final de la Champions está programada para el domingo y los otros cruces de cuartos de final son el Hapoel Jerusalem-San Pablo Burgos y Turk Telekom-Dijon. Esta otra parte del cuadro se resolverá mañana, mientras que el AEK-Nymburk se disputará justo antes de la eliminatoria del Casademont.

En el momento del parón, el equipo aragonés había sellado de forma brillante su clasificación para cuartos tras haber superado al Lietkabelis lituano en los dos encuentros de los octavos de final. Lo hizo tras acumular su octava victoria consecutiva en el torneo europeo: además de haberse impuesto en dos ocasiones al Lietkabelis, el cuadro que entonces dirigía Porfirio Fisac también había ganados sus seis compromisos anteriores.

De hecho, finalizó la fase de grupos con los triunfos ante el Brindisi (91-93), el PAOK de Salónica (86-76), el JDA Dijon (73-105), el Neptunas Klaipeda (86-70), el Falco Szombathely (70-77) y el Besiktas (80-73). De esta forma, el equipo zaragozano accedió a octavos como líder de su grupo. Y tras imponerse a Lietkabelis en una ronda que se desarrolló al mejor de tres partidos, en los cuartos de final se mide ahora el Tenerife, que superó (2-1) en su cruce de octavos ante el Oostende belga.

El espejo de Gran Canaria

La expedición aragonesa aterrizó en Atenas –todos menos Diego Ocampo, que se incorporará hoy al viajar desde Barcelona por un asunto personal– con la maleta cargada de moral tras el importante triunfo de anteayer en el pabellón Príncipe Felipe ante el Herbalife Gran Canaria de Porfirio Fisac (88-71). El equipo de Ocampo completó una primera parte irregular, por momentos errática, muy lejana del baloncesto que se le presupone a este proyecto. Sin embargo, en la segunda mitad reaccionó a tiempo con un juego eléctrico y certero en ataque, al que agregó la intensidad necesaria en defensa para remontar el partido y sumar su primera victoria en la ACB. Con el club sondeando el mercado en busca de un sustituto –nacional– para cubrir la baja por lesión de Vit Krejci, Diego Ocampo se ha llevado a Atenas al base José Fermí, otro joven canterano que ya debutó en febrero con el primer equipo. El catalán se estrenó, con solo 17 años, en un encuentro del pasado mes de febrero frente al UCAM Murcia.

Etiquetas
Comentarios