Despliega el menú
Baloncesto

baloncesto

El Casademont protagoniza el mate del año

San Miguel y Konate protagonizaron en Bilbao un espectacular ‘alley oop’ a tablero, una acción propia de la NBA que se ha viralizado.

Un momento de la espectacular acción de Konate y San Miguel
Un momento de la espectacular acción de Konate y San Miguel
Heraldo

En un partido que nadie salvo los jugadores y los cuerpos técnicos del Casademont Zaragoza y del Bilbao Basket vieron en directo –no fue retransmitido por ninguna televisión– se produjo el mate del año. La jugada de la temporada. Y eso que aún no ha arrancado oficialmente el curso baloncestístico en España. Sin embargo, es muy difícil que nadie en los próximos meses protagonice una acción tan espectacular como la que completaron anteayer Rodrigo San Miguel y Sagaba Konate. Era el arranque del tercer cuarto y el baloncesto del Casademont fluía de forma coral en la pista de Miribilla. Rodrigo San Miguel, un base tan talentoso como generoso, agarró el balón en el centro del campo. Sobre la pista, Ennis, Sulaimon, Benzing y Konate. El aragonés avanzó camino de la línea exterior y recibió, tal y como estaba previsto en la jugada de pizarra, el bloqueo de Konate. San Miguel tenía ya en la cabeza el siguiente paso: asistir a su compañero. Pero lo hizo con una genialidad propia de su talento: con un pase sobre el tablero, con un ‘alley oop’ digno del concurso de mates de la NBA. Sagaba Konate, un ala-pívot que tiene muelles por piernas, recogió la asistencia y machacó a una mano haciendo aún más visual la jugada.

Los compañeros en el banquillo y sobre la pista se llevaron las manos a la cabeza. Habían presenciado a unos metros una de esas acciones que se ven de ciento a viento... en los entrenamientos. Nunca o casi nunca, se ven en un partido. Aunque sea en un amistoso. Este miércoles, la imagen se viralizó en Internet. La ACB o la Champions League replicaron la imagen del vídeo. Compañeros como Pablo Aguilar o Jaime Fernández mostraron su admiración. Se rindieron al combo protagonizado por San Miguel y Konate. El base aragonés explicó ayer cómo vio la acción. Con humildad aseguró que "la jugada no tiene mucha dificultad" al tiempo que admitió que era "una acción pintada en pizarra". "Habíamos tenido un tiempo muerto justo antes. Lanzábamos dos pívots arriba y yo me iba sobre el lado de Sagaba. Cuando me saltara el pívot, si conseguía un buen bloqueo, lanzaba el ‘alley- oop’. Lo que no estaba pensado era tirarlo al tablero. Me salió instintivo. Vi que el defensa se quedaba detrás, su pívot se quedaba en el medio y era la mejor decisión", relataba.

La jugada tenía ya un precedente interno: "En el entrenamiento del lunes por la mañana, en un 3x0 sin defensa, yo hice una penetración, se la tiré a Sagaba al tablero y machacó. En ese momento pensé que podría ser una buena opción para algún entrenamiento. En ningún momento pensé que en un partido podría salir", apunta. "Son esas cosas que en décimas de segundo te salen. Lancé el balón al tablero y él lo leyó fenomenal. En seguida vio dónde le lanzaba el balón e intuyó que tenía que ir detrás. La cogió a una mano, extendiendo muchísimo el brazo. En vídeo es espectacular, ¡pero en directo lo fue aún más!", remata San Miguel. "Fue un pase legendario", completaba su colega Konate.

Etiquetas
Comentarios