Despliega el menú
Baloncesto

baloncesto

Rodrigo San Miguel: "El Casademont Zaragoza tiene hambre"

El base subraya la buena predisposición del equipo, que conserva las señas de identidad de las dos últimas campañas.

Rodrigo San Miguel, base del Casademont, en el entrenamiento de este martes en Benasque.
Rodrigo San Miguel, base del Casademont, en el entrenamiento de este martes en Benasque.
casademont zaragoza

"El equipo tiene hambre". Rodrigo San Miguel, base del Casademont Zaragoza, valora muy positivamente el trabajo desarrollado por la plantilla aragonesa durante la pretemporada, sobre todo por las "grandes sensaciones" que transmite un grupo que, a priori, mantiene intactas las señas de identidad acuñadas durante los dos últimos ejercicios, y que tantos réditos le ha reportado tanto en la Liga Endesa como en la Champions Legue. "Estamos en la línea de lo que quiere transmitir Diego (Ocampo): sobre todo energía, ganas. Luego podrán salir mejor o peor las cosas, en ataque y en defensa; pero el equipo, sobre todo, debe transmitir energía para competir", insiste el base zaragozano.

Esfuerzo, firmeza, determinación y compromiso colectivo que ya se observaron el pasado sábado, ante el Gipuzkoa Basket, en el primer partido amistoso del Casademont Zaragoza. En la primera mitad, la facturación de los vascos se redujo a sólo 20 puntos, un diáfano indicador de la brillante presión ejercida por el conjunto aragonés. El equipo de Diego Ocampo gobernó la contienda de principio a fin, y finalizó su actuación con un marcador amplio y concluyente, irrebatible. "Aunque es sólo un partido, el equipo ya demostró que tiene hambre, que tiene ganas, que quiere trabajar duro. Frente al Gipuzkoa hicimos una gran defensa, especialmente en la primera mitad, siendo muy aguerridos", recuerda el base.

Pese a notable actuación contra los vascos, San Miguel es consciente de que «todavía queda mucho trabajo por hacer» y también "muchos aspectos en los que mejorar", ya que el grupo está dando sus primeros pasos, y además con un nuevo entrenador. "Estamos empezando. Aún no nos conocemos todos, aunque lo cierto es que las sensaciones son muy buenas desde el primer día de trabajo. Ahora se trata de ir asimilando todos los sistemas de juego y de aplicar en la pista lo que quiere Diego (Ocampo) de nosotros", sostiene el jugador zaragozano.

¿Y cuál es el ideario del nuevo técnico? San Miguel, en este sentido, considera que el Casademont practicará un juego "rápido y vistoso", a tenor de la propuesta que quiere implantar Diego Ocampo y a las características de la propia plantilla: "En defensa, sabemos que debemos ser aguerridos, intentar presionar siempre al balón, estar en línea de pase; que todo el equipo trabaje unido para no facilitar los ataques del rival, para que nuestro adversario nunca se sienta cómodo".

"Y en ataque –continúa San Miguel–, nuestra intención es jugar a un ritmo muy alto, siendo muy veloces, aprovechando que tenemos en la plantilla a muy buenos manejadores de balón. Además, contamos con jugadores exteriores capacitados para rebotear e iniciar la jugada, lo que nos permitirá practicar un juego rápido, que es precisamente lo que nos pide el entrenador".

San Miguel también habla de "los numerosos beneficios" que le reportará a la plantilla aragonesa la concentración en Benasque, ya que le permitirá "hacer grupo" e ir integrando "a los nuevos fichajes", así como "seguir asimilando los conceptos del nuevo entrenador", además de "avanzar en la puesta a punto" del equipo en el apartado físico. El Casademont se desplazó a la localidad pirenaica el pasado lunes, y allí permanecerá hasta el viernes.

Etiquetas
Comentarios