Despliega el menú
Baloncesto

baloncesto

Diego Ocampo, entrenador del Casademont Zaragoza: "Este equipo pide jugar rápido"

El equipo aragonés inició este lunes el trabajo de pretemporada en el pabellón Siglo XXI. 

"Este equipo pide jugar rápido". El entrenador del Casademont Zaragoza, Diego Ocampo, subraya el potencial de la plantilla aragonesa, configurada a priori para desarrollar un baloncesto dinámico y alegre, muy atractivo para el espectador, que dispone además de una gran variedad táctica. "Jugar rápido es muy eficaz", recuerda el preparador del conjunto zaragozano, consciente de que la velocidad "permite contragolpear" y proporciona "canastas fáciles". Todo lo contrario sucede en el juego en estático: "En el cinco contra cinco, el baloncesto demuestra cada día que resulta mucho más difícil anotar, ya que las defensas tienen un grandísimo nivel".

En las dos últimas temporadas, el Casademont ha exhibido un juego ágil, creativo y veloz, donde la fuerza del grupo ha primado sobre cada una de las individualidades. Una propuesta que le reportó importantes réditos, tanto en la Liga Endesa como en la Champions League, antes de que la pandemia del coronavirus paralizara todas las competiciones. "La velocidad es muy efectiva", admite Ocampo, quien insiste en que "jugar rápido será una de las señas de identidad" que mantendrá el equipo aragonés "con respecto a la pasada temporada".

El Casademont Zaragoza inició este lunes la pretemporada, y lo hizo con una elevada representación de sus jugadores de cantera. Las únicas ausencias respondieron a DJ Seeley y Jason Thompson, quienes se incorporarán al trabajo en las próximas horas, y a Javier Justiz, quien sigue recuperándose de la lesión meniscal de la que fue operado en enero.

El pívot, de 27 años y 2,11 metros de estatura, continúa ejercitándose en el gimnasio con el propósito de poder participar en la fase final de la Champions League, que se desarrollará del 30 al 4 de octubre en una única sede todavía por determinar. Sin embargo, desde el club prefieren no fijarse plazos. "Es una gran noticia que Justiz haya renovado. Su motivación es muy alta y está trabajando mucho para recuperarse cuanto antes. Eso es lo más importante para mí. Pero hay que ir poco a poco, porque es una recuperación que depende mucho del día a día y de las sensaciones. Nosotros tenemos una total confianza en los médicos, en los fisioterapeutas y en él. A ver si da un paso más en las próximas semanas y puede ya empezar en la pista. A partir de ahí veremos, pero de momento no hay que presionarle porque tiene una actitud excelente", confiesa Ocampo.

El técnico también tiene palabras para Jaime Fernández, jugador al que dirigido en el filial del Barcelona las dos últimas temporadas. El ala-pívot, formado en las categorías inferiores del Casademont desde infantiles, ha regresado ahora al club aragonés para "intentar hacerse un hueco en la primera plantilla", según desvela el técnico de los zaragozanos. "Para ello, deberá trabajar mucho en el día a día, e ir madurando. Su rol es que vaya mejorando a nivel físico y a nivel mental, que vaya trabajando también su técnica individual, y entonces tendrá sus oportunidades", explica Ocampo."Pero las tendrá si se las gana -advierte el técnico-, tal y como sucederá con todos los componentes de la plantilla. No por ser joven ya tiene un puesto asegurado. Hay que ganarse las oportunidades en la pista".

Un bloque ilusionante

Al Casademont le aguardan ahora seis semanas de trabajo antes de su estreno oficial en la Liga Endesa, cuya primera jornada está programada para el 19 de septiembre. A falta de la contratación de un ala-pívot, el club ha vuelto a diseñar un bloque ilusionante, equilibrado, competitivo y solvente. "Estoy muy contento de mantener a muchos jugadores de la pasada temporada. Jugadores, además, que están muy comprometidos con el club y que son muy competitivos", señala Ocampo, que considera que "la adaptación será rápida", al haber mantenido en nómina hasta 11 piezas de la plantilla anterior: Javi García, Nico Brussino, Rodrigo San Miguel, Vit Krejci, Dylan Ennis, Robin Benzing, Trygvvi Hlinason, Javier Justiz, DJ Seeley, Jason Thompson y Jonathan Barreiro.

Además, la entidad ha reforzado su línea exterior con el fichaje de Rasheed Sulaimon, escolta de 26 años que ha competido el último ejercicio en el JDA Dijon francés. Con su incorporación, el equipo presenta una amplitud de recursos devastadores en el perímetro. "Hoy en día, lo importante es quién lleva el balón, quién dirige al equipo, quién genera ventajas. Nuestro juego exterior se repartirá los roles en función de esos tres aspectos. Con el potencial que tienen los jugadores, con su experiencia, estoy seguro de que vamos a tener facilidades y un buen juego en lo que es esta posición exterior", anuncia Ocampo, quien califica de "admirables" los resultados de los últimos años, aunque recuerda, al mismo tiempo, que "el pasado no juega", ni cuentan tampoco "los puntos de la anterior temporada". "Debemos tener confianza, aunque siendo conscientes de quiénes somos y cuál es nuestro presupuesto", precisa.

El técnico, por último, se refiere a los seguidores del conjunto aragonés, que no podrán presenciar los partidos desde la grada al menos en los primer tramo de la competición. Un hándicap de envergadura para un equipo que el pasado mes de marzo, en el momento del parón, atraía a 9.393 espectadores de media por partido en la Liga Endesa, lo que suponía el segundo mejor registro de la competición. Solamente el Burgos (9.421 seguidores por duelo) presentaba entonces una mayor asistencia de público que los zaragozanos. "Nosotros tenemos que jugar pensando que el pabellón está siempre lleno. No los veremos, pero sabremos que están, y eso es muy importante", desvela el entrenador del Casademont, que habla de "dar siempre el máximo en la pista, independientemente de la situación del partido o del resultado en el marcador", ya que es la manera "de enganchar a los aficionados".

Etiquetas
Comentarios