Despliega el menú
Baloncesto

baloncesto

Diego Ocampo: "El equipo debe enganchar a la afición"

El entrenador del Casademont Zaragoza propone un juego atractivo para el espectador y recuerdo que los jugadores tienen que dar siempre el máximo en la pista. 

Presentación del nuevo entrenador del Casademont Zaragoza, Diego Ocampo

"El equipo debe enganchar", anunció este martes el nuevo entrenador del Casademont Zaragoza, Diego Ocampo, durante su presentación oficial. El técnico gallego, que sustituye en el cargo a Porfirio Fisac, asume el reto con fuerza y determinación, convencido de sus capacidades, según se desprendió de un acto que se desarrolló en las instalaciones de El Olivar y al que asistieron el presidente del club, Reynaldo Benito, y el director deportivo de la entidad, Pep Cargol. Ocampo, de hecho, habló de "un modelo de baloncesto que divierta a la grada", de una propuesta atractiva y seductora, desmarcada de la mediocridad.

"Este reto me ha enamorado", advirtió el entrenador del conjunto aragonés, quien recordó que "hay una identidad de club y de baloncesto" sostenida sobre "tres pilares fundamentales". En este sentido, el técnico señaló la importancia de "desarrollar el talento aragonés" en un club que dispone de una de las canteras más fértiles del panorama nacional; se refirió, en segundo término, a la obligación de "jugar para el público y por el público", dando continuidad "a la comunión que se ha generado entre el equipo y la grada" tras dos años de repetidos éxitos; y, además, también consideró vital "ser exigentes siempre, dando el máximo en la pista", independientemente del rival y del escenario.

Ocampo se manejó con seguridad y convicción, ofreciendo un discurso ambicioso y optimista. Ni siquiera las recientes actuaciones del Casademont Zaragoza, que viene de completar las dos mejores temporadas de su historia, parecen intimidar al nuevo técnico de los aragoneses: "No vengo a superar a nadie. Yo vengo para sumar, para intentar ayudar al club a mejorar, a seguir creciendo", explicó Ocampo, que insistió en su intención de conseguir su propósito "no de cualquier manera", sino a través de una propuesta "que enganche" a la afición. "Queremos que el público se enorgullezca y se lo pase bien con el juego del equipo", repitió el técnico gallego, quien regresa ahora a la Liga Endesa tras haber dirigido anteriormente al UCAM Murcia, al Estudiantes y al Joventut de Badalona. En total, el preparador acumula 101 partidos en la máxima categoría nacional, distribuidos en cuatro temporadas. En los dos últimos ejercicios, Ocampo había entrenado al filial del Barcelona.

El nuevo entrenador se encontrará con una plantilla prácticamente configurada –diseñada entre Pep Cargol y Porfirio Fisac, a falta únicamente de una pieza para el juego interior. "Yo me adapto a todo. De hecho, un domingo por la noche me encontraba en Gran Canaria y al día siguiente, de repente, estaba dirigiendo al Manresa, que el viernes comenzaba su participación en el ‘play off’ de ascenso a la Liga ACB", recordó Ocampo, que insistió en su capacidad "para adaptarse" a los jugadores.

Además, el técnico confesó su entusiasmo por un grupo de jugadores que antes del parón venía rindiendo muy por encima de las expectivativas generadas. "Me gusta la plantilla, los jugadores. Hay talento. Sin embargo, todo esto hay que trasladarlo luego a la pista. Tenemos que conformar un equipo, jugar todos como un equipo, luchar cada balón... no sólo vale con los nombres, sino que hay que jugar al baloncesto", dijo Ocampo, que no quiso marcarse objetivos clasificatorios: "Sólo hablaré de lo que depende de nosotros. Y lo que depende de nosotros es dar siempre el máximo", advirtió.

Etiquetas
Comentarios