Despliega el menú
Baloncesto
Suscríbete

baloncesto

Carlos Iglesias y Laura Nicholls desvelan el proyecto del Casademont femenino

El entrenador de la plantilla y la jugadora internacional se muestran prudentes con un equipo que "es totalmente nuevo", aunque al mismo tiempo hablan de "hambre y ambición".   

El entrenador del Casademont femenino, Carlos Iglesias, junto a la jugadora Laura Nicholls.
El entrenador del Casademont femenino, Carlos Iglesias, junto a la jugadora Laura Nicholls.
Guillermo Mestre

"Somos prudentes, pero ambiciosos”. Carlos Iglesias, entrenador del Casademont femenino, desveló este miércoles los pilares sobre los que se pretende edificar el nuevo proyecto deportivo del club. “Queremos formar un equipo que enganche, que conecte con la gente, al mismo tiempo que tratamos de potenciar el baloncesto femenino en Aragón”, explicó el técnico durante su presentación oficial, en un acto que se desarrolló en el Espacio Ambar de La Zaragozana. La cita sirvió también para la puesta de largo de Laura Nicholls, jugadora de reconocido prestigio mundial, subcampeona olímpica con la selección española absoluta, cuya presencia en la plantilla aragonesa supone un respaldo de envergadura para el discurso inconformista de la entidad.

También asistieron al acto Pep Cargol, director deportivo del Casademont Zaragoza; Fernando Ramiro, consejero de la Fundación del club; y Enrique Torguet, director de comunicación, patrocinio y relaciones institucionales en el Grupo Agora.

“Es un reto ilusionante”, insistió Iglesias, quien dijo estar “muy agradecido” al club aragonés “por la oportunidad” que le ha surgido de poder dirigir “un proyecto tan atractivo” que para él, además, supone “una doble alegría”. “Primero, porque me permite regresar a la Liga Femenina, a mis comienzos como entrenador; y, también, porque vuelvo a mi casa tras dos años de ausencia”, recordó el técnico, quien tuvo un formidable desempeño en el Casademont Zaragoza, tanto en la Liga EBA como en la Liga LEB Plata, en sus seis temporadas en el banquillo de El Olivar -filial del Casademont Zaragoza-. Fue, de hecho, uno de los principales responsables del genial desarrollo de muchos de los componentes de la Generación Z (Alocén, Krejci, Pradilla, Javi García, Raúl Lobaco y Jaime Fernández, entre otros).

“Somos prudentes, pero ambiciosos”, reiteró Iglesias, quien explicó que “la humildad y la prudencia ni mucho menos son incompatibles con la ambición”. Eso sí, hizo hincapié en la bisoñez de un proyecto “que parte de cero”, por lo que necesitará “algo de tiempo” para poder ajustar todas sus piezas. “En cualquier caso -añadió-, contamos con una ventaja: no sólo estamos fichando muy buenas jugadoras, sino también muy buenas personas, lo que sin duda alguna acelerará mucho el proceso de adaptación”, anunció el técnico.

Iglesias, además, consideró que “hay materia prima en Aragón” para que promocionar jugadoras a la élite del baloncesto nacional, aunque recordó que la cantera es una cocción a fuego lento, un trabajo que no da resultados de manera inmediata, sino “a medio y largo plazo”. Por ello, habló de la necesidad de ir “paso a paso”, al margen de citar como “un claro ejemplo” la labor desarrollada por el Casademont Zaragoza “en el baloncesto masculino”, que se inició años atrás y que ahora “está dando sus frutos”. “Si algo ha demostrado este club, es su decidida apuesta por la cantera, su acertado trabajo con sus jóvenes valores”, advirtió el preparador del conjunto aragonés.

Laura Nicholls, por su parte, subrayó que se incorpora al Casademont Zaragoza “como una jugadora más, ni mucho menos como la estrella del equipo”, y señaló que la entidad “está preparando una plantilla muy competitiva, con muchos recursos”, para afrontar una temporada “que será larga”, con 16 conjuntos en la élite y con el Eurobasket y los Juegos Olímpicos programados para el verano, y que ella aguarda “con muchísimas ganas” por el “atractivo proyecto” que está diseñando el club aragonés. “Zaragoza es una ciudad de baloncesto. Cuando la directiva del Casademont se puso en contacto conmigo y me explicó todo lo que estaba montando, lo cierto es que ni me lo pensé. Para mí es un orgullo poder formar parte de este reto”, confesó la jugadora internacional.

“Vengo a ser una más -insistió-. Me gusta jugar en equipo, darlo todo en la pista. Me considero una jugadora intensa, que nunca baja los brazos, que nunca se rinde. No me gusta nada perder”, advirtió Nicholls, considerada una de las mejores defensoras de Europa.

Mientras, el director deportivo del Casademont Zaragoza, Pep Cargol, recordó “lo bien que se han hecho las cosas, durante muchos años”, en el Stadium Casablanca, lo que sin duda “facilita” la puesta en marcha de este nuevo proyecto deportivo. Un reto que el club aragonés asume ahora “con humildad y responsabilidad”, y con la misma filosofía que ha venido exhibiendo la entidad desde su nacimiento. “Una de nuestras máximas es la identidad, contar con gente de la casa. Y Carlos (Iglesias) no sólo había estado con nosotros en el Casademont Zaragoza, sino que, además, conoce perfectamente la Liga Femenina”, destacó Cargol. El director deportivo también se refirió a Laura Nicholls, “una jugadora sobradamente conocida, con una carrera espectacular”, llamada a tener una importante ascendencia “en un equipo que comienza de cero”, pero que “lo hace sin miedo”.

Mientras, Fernando Ramiro consideró a Carlos Iglesias “la persona idónea” para ocupar el banquillo zaragozano, “porque es de la casa y por su experiencia en el baloncesto femenino”, e hizo hincapié en el carácter de Laura Nicholls “que tiene 31 años pero que, sin embargo, viene con una energía como si fuera una principiante”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión